¿El mundo en manos de un oftalmólogo? Perfil crítico de Bashar Al-Assad.

Imagen: Un afiche del presidente Al Assad en las calles de París. Tomado de: http://www.vocativ.com/288314/this-is-how-critics-will-remember-bashar-al-assad/

Desde el inicio de la guerra en Siria en el 2011, los cuestionamientos sobre la forma en que gobierna el jefe de Estado Bashar Al Assad han permitido al mundo conocer su verdadero rostro. Con una formación como gobernante mínima, puesto que sus estudios superiores fueron en oftalmología, este hombre se ha convertido en el principal obstáculo para la paz mundial.

Hafez Al-Assad se proclamó como presidente en 1970 con el apoyo de los militares y de la minoría étnica alauí, una secta chiíta minoritaria en un país predominantemente sunita, denominados como el Partido Baath Árabe Socialista. Duró en el cargo hasta su muerte en el año 2000; y siempre tuvo predestinado a su primogénito, Bassel, para que ejerciera el poder una vez él desapareciera. Sin embargo, Bassel falleció en 1994 en un accidente automovilístico ya que no llevaba el cinturón de seguridad: ¿acaso muestra de la misma testarudez familiar de la cual hoy hace prueba Bashar al rehúsarse a deponer el poder? Llamado a regresar de Londres, dónde aprende a vestirse como un dandy, recibe una formación militar express, encaminada a ejercer el máximo liderazgo del país. Dieciséis años más tarde, Siria se encuentra en el ojo del huracán geopolítico mundial.

La polarización política internacional que produce su mandato

En la plataforma internacional, cuenta con el apoyo tradicional – forjado por su padre – de la Rusia de Vladímir Putin, y del líder supremo iraní, el Ayatolá Jamenei. Estos le brindan actualmente soporte económico, militar, táctico y estratégico. Ellos buscan la estabilidad del régimen iraní. Los intereses cruzados son múltiples y complejos, de tal manera que Al Assad ha perdido el control de la guerra, ya que no solo fracasó en contener la ofensiva del Estado Islámico (EI), sino que tampoco frenó la crisis de refugiados sirios, y el nivel de destrucción y de vidas humanas va en aumento, alcanzando actualmente alrededor de 3.300.000 víctimas, entre decesos, víctimas civiles y desplazados, según el Informe Mundial de 2015 sobre la situación de Derechos Humanos en Siria de Human Rights Watch. 

Por otro lado, los líderes mundiales reunidos en el Grupo Internacional de Apoyo a Siria (GIAS)  – conformado por Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Canadá y China; así como países con liderazgo regional como Arabia Saudí, Turquía, Irán, Irak, Jordania, Egipto, Líbano, Catar y Omán, y organizaciones internacionales como la ONU, la Unión Europea y la Liga Árabe – omitieron pronunciarse sobre el futuro del dictador. Como lo observamos, Rusia e Irán juegan en los dos escenarios distintos: con Siria y con el GIAS, por lo que moldean los procesos de toma de decisión respecto al títere internacional que se ha vuelto Al-Assad. En últimas, nadie sabe qué hacer, ni qué pasará con él. Comenzando por el hecho de que en este escenario multilateral ha demostrado no solo su déficit de legitimidad política internacional, sino la polarización política que produce su nombre. Sobre todo, cuando es bien sabido que mientras que los niños sirios se ahogan en el mar, su esposa Asma – la llamada “Rosa del Desierto” – sale de compras por la lujosa Avenida Montaigne de París. Más aún, con la reciente implicación del clan Al-Assad en el escándalo de los Panamá Papers. El documento final del GIAS del 17 de mayo pasado, elude – intencionalmente – el tema del futuro del presidente sirio, ya que primero se está resolviendo el tema de la transición política, porque esa es la capacidad transformadora de la guerra: después de ella, ya las cosas nunca serán igual que antes; pero esto, Al-Assad, parece no saberlo. Claramente, la oposición siria demanda su cabeza.

En una entrevista con RT, Al Assad dice textualmente: “Occidente llora por los refugiados con un ojo y con el otro les apunta la pistola”. Con esto, y de forma bastante cínica, sostiene que su gobierno se ha visto impedido en acabar con la guerra por culpa del intervencionismo occidental, especialmente de los Estados Unidos, el cual apoya económicamente a los grupos rebeldes de este país. Putin ha defendido, con éxito, a Al-Assad sobre este punto al amenazar con su veto una posible resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que legitimara la intervención de la OTAN en Siria; y al sacar adelante el proyecto del desarme químico, que fue liderado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)Premio Nobel de Paz en 2013 por esta labor. En la prolongación de su cinismo, que es la base de su aislamiento político, afirma que se encuentra dispuesto a hacer lo que sea necesario para un cese al fuego, siempre y cuando nadie se atreva a cuestionar su supuestamente legítima forma de gobierno. Estas declaraciones levantaron la polvareda de la prensa internacional, al hacerse evidente no solo su desconexión del pensamiento político, sino su desfachatez al pretender que después de esta guerra va a continuar su régimen de terror.

El enriquecimiento personal del clan Al-Assad

La controversia alrededor del personaje se ha venido consolidando gracias al trabajo de periódicos como The Guardian, RT, Informed Comment, The Independent e International Business Time. En efecto, la prensa internacional ha revelado cómo Al-Assad ha desarrollado un fuerte proselitismo político, estableciendo a todo su clan en los puestos de control del gobierno. Entre estos, destaca su primo Hafez Makhlouf, quien sobrevivió al mismo accidente automovilístico que mató a Bassel, y quien es el director interno de la Dirección Nacional de Seguridad. Este personaje es bien conocido por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, así como por los servicios diplomáticos de la Unión Europea: acusado de apoyar el terrorismo en el Líbano, y principalmente de decidir la masacre de los estudiantes manifestantes que desató la guerra en Siria gracias a su fuerte influencia sobre el presidente, sus cuentas fueron congeladas tanto en los Estados Unidos como en Suiza, dónde pretendió esconder el dinero de su retiro una vez se resuelva la coyuntura. En 2012, logró desbloquear unos 3,3 millones de dólares de su cuenta en Suiza, después de un proceso judicial.

Su otro primo no se queda atrás. Se trata del hermano de Hafez, Rami Makhlouf, quien ostenta el triste título de ser el hombre más rico de Siria, con una fortuna estimada en unos 5 billones de dólares. Es el dueño de Syriatel, la empresa de comunicaciones más grande del país. Pero no solamente, se ha sabido diversificar en el petróleo, la banca privada, el turismo, el sector de lujo, el tabaco y hasta la educación. El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos también congeló sus fondos y propiedades en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, así como restringió todas sus transacciones financieras. Es tal el poder político y financiero de los hermanos Makhlouf, que algunos analistas mencionan una verdadera “mafia Assad-Makhlouf”, la cual controlaría el 50% de la economía del país. En consecuencia, acabar con Al-Assad no es solo acabar con el hombre, sino con todo su clan, en términos de poder político. Algunos artículos mencionan que los hermanos Makhlouf se estarían distanciando de Al-Assad, debido a que es casi seguro que este saldrá del poder en algún momento dado.

El escándalo no termina ahí. Se sospecha que el amigo personal del presidente sirio, Soulieman Marouf, lavó el dinero de los Al-Assad a través de la compra de seis apartamentos de lujo en Londres, gracias a compañías de Mossack Fonseca en Panamá y en las Islas Vírgenes, que cumplen con la ley fiscal británica. Desde que compró miles y miles de libras esterlinas en joyería y productos para el hogar para Asma en la lujosa tienda Harrods de Londres – en plena guerra civil – los medios lo apodaron el “London fixer” de los Assad. Sus cuentas fueron congeladas y se le prohibió viajar por la UE, decisión a la cual apeló mostrando que solo era dueño de un restaurante y de una empresa de catering en Londres. Luego los Assad, estarían tratando de asegurar su fortuna una vez caiga el régimen, la cual asciende a unos 1,5 billones de dólares. El pasado 3 de febrero, cuando se denunciaba la muerte de unos 200 rebeldes en Homs, la fría Asma le consultó por correo electrónico a una amiga si debía reservar unos zapatos Louboutin de 7.000 dólares.

Al-Assad y su clan están fuera de control a nivel político y económico, esta es una élite en declive. Su desconexión de la realidad política mundial es evidente. Como lo explica El País de España, con el inicio de la guerra, la economía del país se ha ido al piso, y la población no recibe ni siquiera los alimentos básicos. Mientras Al-Assad hace lo suyo en los medios, acusando a las potencias extranjeras de la guerra, por detrás asegura sus activos gracias a los paraísos fiscales. Su falso discurso recae una y otra vez en la hipocresía, al autodenominarse “un buen gobernante”, justamente todo lo que no es. Dilapidó el capital político de su padre y las probabilidades que sea juzgado por crímenes de guerra es muy alta. ¿Quién sino él deberá responder frente al mundo por los ahogados sirios?

Las características de un autócrata en declive

Al Assad recalca que países como Estados Unidos, Francia y Turquía, han desacreditado su gobierno, denominándolo “régimen” ya que, según él, no ha querido democratizar Siria al estilo occidental. El calificativo insiste en el aspecto autocrático del mismo, ya que lleva 16 años en el poder sin aportar reformas a favor de mayor libertad política, cosa que no estuvo dispuesto a hacer queriendo mantener, incluso hoy, el status quo. Esta característica, que va de la mano con su obsesión por aferrarse al poder, es propia de los dictadores. Se observa en el actuar del hombre el vestigio de la misión que le encomendó su padre, esto lo obsesiona y lo despierta en las noches. Aislado, deslegitimado, desenmascarado, Bashar Al-Assad marca la historia de la transición siria.

Respecto a las negociaciones de paz en Ginebra y el acuerdo ruso-estadounidense, los medios explican que el poco éxito de esta reside en la escasa capacidad de Al-Assad para gobernar. En la mesa, el embajador sirio frente a la ONU Bashar Al-Jaafari, insiste en el argumento de la intervención extranjera como mayor causal de la duración del conflicto, y en que la prioridad actual es la lucha contra el EI. Esta estrategia busca desligar al presidente del mal, y re-orientar el diálogo hacia la lucha contra el terrorismo mundial, creando condiciones para que Al-Assad permanezca en el poder. Sin embargo, la oposición siria ha optado por una política de “silla vacía”, al ver que Al-Assad adhiere al poder. En otras palabras, Al-Assad y su enviado bloquean las negociaciones de paz en Siria. Tampoco aceptan que se aplique el derecho internacional humanitario, que consideran una herramienta de presión de cara a la próxima ronda de diálogos, aunque consideran que no son bloqueo tampoco a la ayuda humanitaria que llega a ese país. En otras palabras, ni hacen, ni dejan hacer. Sacrificar la paz, a favor del poder: segunda característica mayor de los dictadores. El mundo se encuentra actualmente en manos de un oftalmólogo, y no puede haber, por el momento, una solución radical a esta coyuntura mundial.

Referencias El Libre Pensador:

Infobae América – A días de retomar el diálogo de paz, el régimen sirio se negó a discutir del futuro de Al Assad.

Informed Comment – Syria: Al-Assad Family Massive Stolen Wealth in Panama Papers helps explain Revolution.

International Business Times – Panama Papers: Mossack Fonseca had dealings with close aides of Kim Jong-un, Bashar al- Assad and Robert Mugabe.

The Guardian – Assad London fixer uses offshore firms to hold luxury London flats.

The Guardian – Mossack Fonseca serviced Assad cousins firms despite Syria corruption fears.

Telesur – Diálogos de paz sirios continúan hoy en Ginebra.

RT – Assad: varios países desean la derrota del ejército sirio para imponer sus condiciones.

RT- Los que abandonan el diálogo sobre Siria en Ginebra obstaculizan el logro de la paz.

El Comercio Mundo – Oposición siria amenaza con abandonar negociaciones de paz.

BBC – Quién pelea contra quién en la guerra Siria.

BBC – Syrian President Bashar al –Assad: Facing down rebellion.

New Republic – Bashar Al Assad: An intimate Profile of a Mass Murderer.

The fiscal times – 13 Things you didn´t know about Bashar al Assad.

CNN – Por qué Bashar al Assad es el gran ganador en la crisis de Turquía y Rusia.

CNN – “Reinician convercaciones de paz en Siria, ¿Podrían ser diferentes esta vez?

CNN – Suspenden diálogos de paz en Siria hasta el 25 de febrero.

The Independent – Panama Papers: 12 world leaders linked to offshore dealings and the full allegations against them.

El País – La guerra hunde la economía siria.

El Mundo – El clan de los Al Assad.

RT – Occidente llora por los refugiados con un ojo, y con el otro les apunta la pistola.

Human Rights Watch – Informe Mundial 2015: Siria.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario