Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

2 de mayo de 2020

Revista de prensa: En medio de la Pandemia del Coronavirus

Diferentes maneras de leer la misma noticia

Por: Ricardo Montaño. Con asistencia de Sofia Jaimes

En el Tiempo aparece en la mañana del domingo 29 de marzo una columna firmada por mauricio Vargas en la que se menciona la fórmula del bacteriólogo senegalés Didier Raoult para curar el covid-19, esta medicina ya habría sido probada con éxito en China y Francia y otros países como Italia y España, han empezado a probarla. Andrew Cuomo, gobernador del Estado de Nueva York autorizó este tratamiento y en Colombia se está experimentando con ella en la Clínica Valle de Lili.

En Página 12 diario argentino, en el que señalan apenas comenzando el artículo que Raoult “surgió de la nada”, -aunque más adelante le devuelve su prestigio-, se lo muestra como el centro de un tremendo conflicto en el que se enfrentan actores del peso de la comunidad científica internacional, el poder político que no autoriza un tratamiento masivo, la Organización Mundial de la Salud que cuestiona la validez de sus afirmaciones y la opinión pública que está dividida en su opinión. Por supuesto han intervenido también los opinadores de profesión, los conspiracionistas, la extrema derecha cuya sombra tenebrosa cubre hoy el mundo y la comisión Europea.

La mayor parte de las críticas se dirigen hacia la forma en que se llevaron a cabo las pruebas, al parecer no cumplen con los requisitos para garantizar una interpretación válida de los resultados, aunque ahora se inicia una etapa de ensayo clínico de mayor envergadura llamado Discovery, varios grupos de investigación franceses, que podría arrojar luces sobre la “fórmula mágica.” No parecen ayudar para nada las comunicaciones en redes del investigador quien llamó inmoral a la conducta de las autoridades.

INFOBAE igualmente de Argentina informa que el Ministerio de Salud de Francia autorizó el tratamiento promovido por el doctor Raoult para pacientes afectados con covid-19, a lo que el infectólogo habría respondido con un coloquial “Gracias Olivier” dirigido al ministro de salud francés. Reconoce las críticas hechas por la OMS y menciona los efectos secundarios de la fórmula que tampoco son despreciables.

En Radio Francia Internacional, Raphael Moran anuncia la reciente publicación del libro del científico francés de origen senegalés titulado “Epidemias, peligros reales y alertas falsas” en el que señala que la reacción de los medios de comunicación frente a la pandemia del coronavirus es excesiva, como ha sido con otras similares a lo largo de treinta años. El periodista reconoce que la editorial que lo publicó señala que no pretende ganar dinero con el libro, sin embargo más adelante señala que no tiene más de 90 páginas y que “está destinado al gran público”, no queda claro entonces cuál es el fin.

Pero si cuál es el mensaje: los laboratorios farmacéuticos se lucran del miedo que generan en las multitudes las enfermedades nuevas o desconocidas y las autoridades académicas se han caracterizado a lo largo de la historia por ser renuentes al cambio, a lo nuevo, como están haciendo ahora mismo frente a proyectos como el suyo.

LADEPECHE, en una de sus columnas titulada dice que tiene la voz de un Druida galo, es decir el sacerdote y el sabio de la tribu, y que aunque sus hallazgos son motivos de discusión en la academia francesa hasta el día de hoy, ha conseguido que Trump le haya dado un espaldarazo definitivo, no se trata de el apoyo de un científico, claro, pero es el presidente de Estados Unidos y el mayor fenómeno de la comunicación masiva en el mundo y eso según este diario eso de algo tiene que servir. En este mismo diario, Raoult se declara a sí mismo estrella, de la comunidad y de los medios.