A 25 años de la Constitución Colombiana: Las mujeres deciden, tú no te metas

Por Andrés Fabian Orozco

7 de julio de 2016
Imagen: http://ladobe.com.mx/2011/09/sofia-tenia-6-semanas-de-embarazo-cuando-decidio-interrumpirlo/dsc03566/

El ex fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, dejó su cargo después de promover un proyecto de ley ante el Congreso de la República que tiene como fin despenalizar el aborto en Colombia. El aborto solo es legal en tres casos específicos actualmente: violación, malformación del feto y si la madre corre un gran riesgo de muerte.

 Y… ¿por qué?…

La sentencia C-355 de 2006 de la Corte Constitucional despenalizó el aborto en los tres casos mencionados, pero ahora el ex fiscal busca promover una ley que permita su legalización antes de los seis meses de gestación.

Para el fiscal, legalizando el aborto se evitará que 400.000 de las mujeres que interrumpen sus embarazos en Colombia lo hagan de forma ilegal, poniendo en riesgo su vida. Según el Instituto Guttmacher (con sede en Nueva York) y la fundación Oriéntame, en este país solo se practica legalmente el 1% de los abortos que tienen lugar cada año. Otro de los argumentos de Montealegre es Constitucional: “en el sentido de protección de la libertad sexual de la mujer, del derecho a la autodeterminación reproductiva, motivos de salubridad pública, protección a la mujer y ampliación de la protección del derecho a la autonomía que tiene la mujer”.  Tal como lo dice de forma clara Natividad Podavano escritora y medica: “Es una pena y una desgracia pero todavía, hoy día, nos vemos obligadas a recordar algo de lo más obvio, una y otra vez repetimos lo que hasta el más tonto podría entender: el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo”, ese es el derecho al que hace referencia el fiscal: las mujeres tienen derecho a la libertad y ese derecho debe entenderse a la luz de la capacidad de elegir si tener o no un hijo, si quedar o no embarazada, si abortar o no. El Fiscal también arguye motivos de salud pública, en tanto una mujer de bajos recursos que desee abortar asistirá a un sitio con muy pocas garantías de salubridad, donde pondrá en riesgo su vida, todo porque el Estado no permite el aborto de forma legal, ya que de ser así, se podría realizar en instituciones especializadas, y no en clínicas clandestinas como lo hacen la mayoría de las mujeres en Colombia.

La hipocresía chibchombiana 

Ahora, los niños que nacen sin ser deseados y que no pueden ser abortados por que el procedimiento es ilegal o por falta de presupuesto de la familia, son abandonados y engrosan las filas de niños abandonados en busca de atención por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –ICBF.  Según cifras de la Defensoría del Pueblo, para el año 2015 fueron abandonados 1300 niños aproximadamente.

De otra parte los hijos no deseados o de familias de muy bajos recursos, sufren un proceso de crecimiento aún más complicado: la desnutrición en Colombia alcanza una cifra aproximada de 3.000 niños de los cuales el 15% muere y es común encontrar casos de maltrato infantil, flagelo que a diario afecta a más de 343 niños. De todas estas cifras nace una duda: qué tan éticos somos los colombianos o qué tan hipócritas ante la realidad ¿no sería mejor permitir el aborto a que esas cifras de maltrato, abandono, desnutrición y muerte aumenten? No admitimos el aborto pero permitimos que los niños mueran de hambre.

Ahora bien, la Constitución colombiana en su Artículo 11, promulga: “El derecho a la vida es inviolable…” y los opositores al aborto, se apoyan en el para defender sus intereses mientras demuestran las contradicciones de la ley ya que, por un lado, el derecho a la vida es inviolable, pero por el otro, el derecho de la mujer de decidir por si misma es también un derecho fundamental.

La Constitución de 1991 establece que Colombia es un país laico, pero al cumplirse 25 años de su promulgación, la iglesia sigue influenciando la toma de decisiones políticas, especialmente en temas tan polémicos como el aborto y el gobierno sigue pidiendo la opinión de esa institución, aunque conoce de antemano su posición ¿Por qué consultar a la iglesia si Colombia es un Estado laico e independiente?.

Como afirmaba un eslogan de una campaña del gobierno chileno en 2014: “Aborto legar y seguro, las mujeres deciden, la sociedad respeta, el Estado garantiza y la iglesia no interviene”

Recomendados Libre Pensador:

El Tiempo – Cada día se denuncian 343 maltratos a niños en Colombia

Semana – Abortos legales en Colombia no alcanzan

El país – Alarmantes cifras de abandono y abuso contra niños colombianos.

RCN – Fiscal radicó en el congreso iniciativa que busca despenalizar el aborto hasta los seis meses

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario