Belleza en Colombia: percepciones imperfectas

Por Angie Paola Manjarres

12 de diciembre de 2015
Imagen: thinkpanama

Los estereotipos impuestos generalmente por las masivas industrias de la moda y los medios de comunicación, han influenciado la perspectiva de belleza en la sociedad contemporánea.

Actualmente, miles de mujeres se someten a diferentes métodos que les ofrecen alcanzar su ideal de belleza o crear una imagen física deseada, sin embargo, esta preocupación en muchas ocasiones se transforma en obsesión.

Según estadísticas de diferentes fuentes, las cifras de mujeres que se someten a procedimientos quirúrgicos estéticos es cada vez mayor; y sin ser este el único método utilizado, algunos trastornos como la anorexia y la bulimia son cada vez más frecuentes.

Bajo el poder del bisturí

Con el fin de adaptarse prototipo existente de mujer bella en Colombia, según la sociedad internacional de cirugía plástica estética, la cifra de pacientes sometidas a procedimientos estéticos crece anualmente y de acuerdo con esta misma entidad, en 2013 Colombia fue el país con mayor demanda de estas cirugías. Las operaciones estéticas, como toda cirugía ya sea invasiva o no, tienen riesgos, y el problema empeora cuando la demanda de dichas cirugías crece aún más en establecimientos ilegales donde son realizadas por personas no calificadas.

Los deficientes estándares médicos y de salubridad hacen que las pacientes se sometan al riesgo de contraer embolia pulmonar y fallas cardiorrespiratorias por ejemplo, que se encuentran entre las principales causas de muerte por complicaciones causadas por procedimientos mal realizados y en el caso de las clínicas clandestinas el riesgo es aún mayor y puede conllevar incluso a la muerte.

Solo en el Departamento del Valle del Cauca y según cifras de la secretaria de Salud, de las 64 clínicas estéticas en el departamento, 49 son ilegales.

Aunque lo más recomendable es tener conciencia y precaución al realizar estos procedimientos estéticos, ya sean invasivos o no, hay certeza de que las cirugías sean completamente seguras.

En múltiples casos se ha demandado la ausencia de vigilancia en diferentes centros estéticos mientras las clínicas con personal no apto para realizar las intervenciones quirúrgicas también van en aumento y los periódicos reportan frecuentemente tragedias producidas por implantes realizados con materiales inadecuados

Muchos huesos pocas risas.

Las víctimas suman a su conducta patrones que afectan su salud mental y física. Diferentes trastornos de la conducta alimenticia, como la anorexia y la bulimia, son cada vez más frecuentes en nuestro país, aunque la imagen deseada por las personas que padecen estas enfermedades mentales no se adapta propiamente al prototipo de belleza generalizado en Colombia. La cifra de pacientes con trastornos alimenticios aumenta, y aunque frecuentemente este trastorno se presenta en adolescentes, en su mayoría mujeres, los hombres también son vulnerables.

Pilar Arroyave, (psiquiatra) asegura que aunque la bulimia es mucho más común que la anorexia, los síntomas de esta última son mucho más notorios, así que resulta difícil identificar a los pacientes con bulimia.

Se ha demostrado que blogs en múltiples redes sociales, brindan apoyo a quienes sufren estos trastornos, pero otros tantos sirven de influencia a aquellos que buscan una rápida pérdida de peso, brindando entre otras cosas, consejos, dietas, estándares de peso y talla ideal y en muchos casos nombres de medicinas para adelgazar.

Es necesario entender la belleza como algo más allá de la forma del cuerpo o la simetría en el rostro complementa esta idea.

Artículos recomendados Librepensador

El país. El ‘boom’ de las cirugías plásticas continúa en aumento en Colombia. 

El tiempo. Alerta por aumento de procedimientos estéticos mortales en Bogotá 

El tiempo. Anorexia, gran flagelo para jóvenes de Antioquia 

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario