La Perla del Pacífico canta (Parte I)

Por Maria José Monroy Tinjacá

7 de junio de 2017
Imagen: Policía Nacional de los Colombianos

“Por culpa de la violencia, del conflicto armado, tuve que dejar mi tierra y ahora soy desplazado. Somos hombres y mujeres, adultos, jóvenes y ancianos que extrañamos nuestras vidas, allá en el campo que amamos”. Así empieza uno de los currulaos (ritmo musical) de Tumaco, un municipio que se encuentra al suroeste colombiano, en la costa pacífica de Nariño y que ha sido blanco del conflicto armado y de otros hechos que han limitado su desarrollo. Un municipio que a pesar del terror que sus pobladores han tenido que vivir, le da un significado trascendental a la música como herramienta de construcción de paz, de perdón y de olvido; por medio de la cual narran la historia de su municipio, cuentan lo que sienten ante distintas situaciones y reclaman a una sola voz por un país en paz.

Los golpes del conflicto armado

Tumaco es un punto estratégico para grupos guerrilleros, narcotraficantes y bandas criminales, por su cercanía con Ecuador, sus ríos que tienen salida al océano pacifico, e incluso el abandono estatal en el que ha estado sumido desde siempre, lo que hace más fácil el reclutamiento y la sumisión de los tumaqueños en general. De esta manera, se ha convertido en el municipio con más coca en el país, al punto de ser conocido como la capital cocalera; además, es uno de los más azotados por la violencia y de mayor atraso, pues según la alcaldía del municipio, 85 de cada 100 personas viven en condiciones de pobreza.

Tumaco tiene tanto una historia, como un presente lleno de violencia que ha disminuido, en cierta medida, gracias a los acuerdos de paz. Hablando de su historia, a este municipio le ha tocado pasar por una serie de atentados, para ser más exactos, según el Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto fueron 133 por parte de las FARC entre el 2001 y mediados del 2016. Adicionalmente ha sido escenario del accionar del ELN, las AUC, los Urabeños, el Clan Úsuga, el grupo “La gente del orden”, entre otros grupos ilegales o BACRIM que hicieron y hacen presencia en este territorio.

Cada uno de estos ha tenido tácticas diferenciadoras, por lo que en Tumaco ha habido más de una forma de violencia. Así las cosas, los tumaqueños han sufrido violencia sexual; reclutamiento; accidentes y muertes por campos minados; ataques de distintas maneras, como explosiones, que han cobrado la vida de miles de civiles; atentados u hostigamientos al sector económico, especialmente a la industria minero-energética, como fue el caso del oleoducto trasandino, que tuvo como consecuencia la contaminación fluvial más grande de la historia del país; además, han tenido que aguantar amenazas, extorsiones, masacres, homicidios de civiles y líderes sociales, e incluso corrupción y fraude electoral, ya sea por los mismos grupos o por las elites del municipio. Lo anterior ha tenido como consecuencia el desplazamiento forzado, lo que hace a Tumaco el municipio con mayor cantidad de víctimas y desplazados del país.

Si por una parte llueve, por la otra, no escampa

Además de los problemas del conflicto armado, en Tumaco no han funcionado los proyectos creados para producir cacao o palma, ni los puertos pesqueros, tal como Puerto Hondo, un puerto pesquero y camaronero destinado a generar al menos 800 empleos y una industria local, sin embargo, es dominado por empresarios ecuatorianos; se dice que estos últimos llegan en sus barcos y se llevan los productos colombianos sin dejar ganancia alguna. Es así como el segundo puerto más importante del pacifico está olvidado, abandonado, y dominado por la violencia y el abandono de la clase dirigente.

En los últimos meses, han aumentado los bloqueos en distintos puntos del municipio considerados industriales por el gran número de hectáreas de coca que albergan, los cuales son dominados por importantes narcotraficantes. Estos actos ilegales buscan sabotear la erradicación de coca que adelanta la policía antinarcóticos desde el 25 de marzo pasado, y para ello, se valen de las quemas de buses y disturbios que causan heridos e incluso muertos. Y aunque la situación se había apaciguado, campesinos y cocaleros volvieron a bloquear la vía al mar, pues quieren llamar la atención del gobierno y pedir que no se les nieguen sus derechos.

Recomendados Libre Pensador

YouTube, Restitución de Tierras -Volver Allá

El Tiempo, -Cocaleros realiza nuevo bloqueo y quemas en via a TumacoEl Tiempo,

Redacción El Tiempo -Tumaco, el puerto de la música

Centro de memoria histórica, Pacifico Sur -Y yo levanto mi voz! Memorias de resistencia y paz en Tumaco

Centro de memoria histórica, Diócesis de Tumaco -Comunicado público de la Diócesis de Tumaco

Palabras Clave: Noticias Tumaco; Nariño; Noticias Pacífico; Resiliensia; Proceso de Paz; Música para construir paz; conflicto armado en Colombia.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario