¿Narco-socialismo en Venezuela?

Por Mariana Camila Durán Piñeros

5 de mayo de 2017
Imagen: Diariocritico de Venezuela

A partir del señalamiento que hace Estados Unidos sobre los vínculos del vicepresidente venezolano, Tarek El Aissami, con el Narcotráfico, las reacciones del gobierno chavista no se hicieron esperar.

Recientemente, el Departamento del Tesoro estadounidense incluyó al vicepresidente venezolano, Tarek El Aissami, en la lista Clinton por su presunta colaboración con el narcotráfico; hecho que según John Smith, director interino de la oficina para el control de bienes extranjeros (OFAC), “marca la culminación de una investigación de varios años”.

Puntualmente se le acusa de facilitar el envío de grandes cargamentos de droga, controlar rutas usadas en este negocio ilícito y proporcionar protección a delincuentes. Es señalado, además, de coordinar envíos de estupefacientes al cartel mexicano de Los Zetas y de brindar protección al capo colombiano Daniel Barrera Barrera. El comunicado agrega que el narcotraficante Walid Makled García era uno sus  socios. Los activos de El Aissami en Estados Unidos fueron congelados y, según funcionarios de este país, están avaluados en decenas de millones de dólares.

 Un vistazo al pasado

Las acusaciones de complicidad entre miembros del gobierno venezolano y narcotraficantes no son nuevas; ya de tiempo atrás se ha venido denunciando a los funcionarios chavistas de extender sus tentáculos en este negocio; se ha hablado, por ejemplo, del cartel de los soles, conformado por miembros de la guardia venezolana, se suman a la lista de señalados los nombres de Diosdado Cabello, miembro de la Asamblea Nacional; los generales Hugo Carvajal y Henry Rangel Silva, muy cercanos al  oficialismo de Venezuela y, según algunos señalamientos, relacionados con las Farc, como cartel del narcotráfico, pues sus nombres se encontraron en el computador de Raúl Reyes cuando fue dado de baja en territorio ecuatoriano el 1 de marzo de 2008.

De hecho, el actual ministro del Interior y Justica, Nestor Reverol, enfrenta una acusación federal en Brooklyn por colaborar con narcotraficantes de Venezuela en los cargos que ocupó anteriormente. Dos sobrinos de la primera dama venezolana, Cilia Flórez, fueron hallados culpables por el Tribunal Federal del Distrito de Manhattan por conspirar para transportar más de 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.  Cada uno enfrenta 10 años de prisión.

Este nuevo capítulo, que tensa aún más las relaciones de Venezuela con Estados Unidos, generó inmediatamente una ola de reacciones de periodistas, personalidades y políticos a nivel internacional y, dentro de la burocracia chavista, se propició un contraataque virulento que no se hizo esperar desde diferentes escenarios públicos y redes sociales.

El contragolpe chavista

El gobierno venezolano, en cabeza de su presidente, Nicolás Maduro, dijo: “Venezuela activará todos los mecanismos legales, diplomáticos, políticos e internacionales para desmontar esta infamia”; por su parte, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, aseguró: “las agresiones de Estados Unidos quieren vulnerar la nación”; en concordancia con ellos, el acusado se defendió diciendo: “recibo esta miserable e infame agresión como un reconocimiento a mi condición de revolucionario antiimperialista”.

Era de esperar esta reacción, al cabo no se está acusando a cualquier chavista sino al vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, y al mejor estilo de los tres mosqueteros: “todos para uno y uno para todos”, sus voces se unieron para ripostar a los acusadores.

Al respecto, altos funcionarios del gobierno norteamericano insistieron en que no se trata de una reacción a su nombramiento como vicepresidente en enero pasado, y reafirmaron que El Aissami “juega un papel importante en el tráfico internacional de narcóticos”. Los funcionarios de las agencias de inteligencia norteamericana encargados del caso afirmaron que, según sus investigaciones, los miembros de la burocracia chavista han utilizado el aparato estatal para beneficiarse de este negocio y permear las diferentes ramas del poder en Venezuela.

Así se cierra un capítulo más de los constantes enfrentamientos entre el gobierno de Estados Unidos y los líderes cúpula chavista que enarbolan las banderas del socialismo del siglo XXI, una pelea que parece de nunca acabar. El primero señala y los otros soslayan con vehemencia.

Recomendados Libre Pensador

  1. NY Times –  ¿Quién es el vicepresidente de Venezuela acusado de narcotráfico, Tareck el Aissami?
  2. BBC Mundo –  “Recibo esta miserable e infame agresión como un reconocimiento a mi condición de revolucionario antiimperialista”: la respuesta de Tareck el Aissami a la acusación de narcotráfico.
  3. BBC Mundo, “Narcotráfico”: ¿de qué acusa en concreto Estados Unidos al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami?.

Palabras clave: Noticias Venezuela, Noticias narcotráfico, Noticias internacionales, Noticias justicia internacional, crisis en Venezuela, carteles del narcotráfico, vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, relaciones Venezuela Estados Unidos


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario