Indígenas comprometidos con la paz

Por Luis Fernando Quinchoa

26 de noviembre de 2016
Imagen: http://radioscomunitariasdelputumayo.blogspot.com.co/2015_12_01_archive.html

Las comunidades indígenas de Colombia han estado atentas a los acuerdos que se están adelantando en La Habana entre el estado colombiano y las FARC. Principalmente los puntos de la reforma agraria integral, en los que se trata una de las principales problemáticas que han sufrido las comunidades indígenas como, también, los campesinos: la reintegración de los territorios que desde sus ancestros les han pertenecido y que a causa del conflicto armado,  se les han arrebatado, lo que ha puesto en riesgo su cultura y también su supervivencia. Ahora bien, las comunidades indígenas, interesadas en el tema de la reconciliación, trabajan en la divulgación y explicación de los acuerdos de La Habana, a través de los medios de comunicación propios, como es el caso de la emisora “Radio Waira” de Mocoa-Putumayo.  Ellos han estructurado programas informativos como “llegan ondas de paz, ondas indígenas que transforman” un programa de inclusión de las distintas comunidades del Putumayo, que cuenta con jóvenes y adultos capacitados en comunicación comunitaria, capaces de apoderarse de los medios de comunicación, para expresar su sentir y socializar temas de gran importancia, como lo es la Paz.

Indígenas y su ilusión de recuperar su “Madre Tierra”

Para las comunidades indígenas de Colombia, el principal problema que les ha causado el conflicto armado es el territorio, lo que ha obligado a sus poblaciones a buscar estrategias de resistencia y adaptación para sobrevivir como culturas. Sin importar la época, el proceso ha sido violento y ha dejado como resultado una disminución en su número de pobladores y un debilitamiento como pueblos indígenas. Sin embargo, pese a todo lo que han tenido que resistir, los indígenas han logrado cambios institucionales para proteger sus tierras, aunque a causa del conflicto armado no se han logrado materializar en su totalidad. Con la llegada de las multinacionales petroleras y mineras se ha empeorado la situación, ya que estas solo han dejado pobreza y la contaminación de los ecosistemas; poniendo en riesgo la flora y la fauna, y en peligro de extinción a muchas especies de animales; contaminando los ríos en donde los peces mueren y el agua ya no es apta para el consumo humano. A esto también se suma que, en muchos casos, las actividades mineras se realizan de manera ilegal, entre muchos otros factores.

La comunidad internacional, por su parte, también está atenta a la relación entre el Estado colombiano y los pueblos indígenas. En un informe de Amnistía Internacional del 2013, advierte que más de una tercera parte de los pueblos indígenas en Colombia están amenazados con “exterminio” y enfrentan una situación difícil como resultado del desplazamiento forzoso, las incursiones violentas y la imposición de megaproyectos, todo esto se ha empeorado por las firmas de tratados de libre comercio. Por otra parte, el Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon, les recomendó a todos los gobiernos “honrar los tratados que sostienen con los pueblos indígenas, sin importar cuándo se hayan firmado”

Luego, entonces, la población indígena de Colombia busca es que se les devuelvan sus tierras, y no solo eso, sino que haya por parte del Estado una mayor inversión en infraestructura para permitir un mejor desarrollo y que tanto las comunidades indígenas como también los campesinos tengan garantías para poder llevar sus productos al mercado a unos precios que les permitan seguir produciendo. Esto ayudará al fortalecimiento no solo del agro sino, también, de las prácticas ancestrales de la población indígena.

Pueblos Indígenas y participación en los acuerdos de paz

Las comunidades indígenas quienes han sido unas de las principales víctimas del conflicto armado en Colombia, solicitan al gobierno garantías para la participación en los diálogos en La Habana y en la implementación del proceso de paz en Colombia. Muchos líderes indígenas se han organizado para solicitar al gobierno que se puedan dar soluciones a las problemáticas y necesidades que han venido sufriendo sus comunidades. Es por eso que organizaciones indígenas como la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana OPIAC, en ejercicio pleno de los derechos humanos reconocidos en los tratados y convenios internacionales ratificados por el Estado Colombiano, hizo serios requerimientos para las negociaciones que se adelantan en La Habana, en lo que respecta al sector Minero Energético y exigiendo garantías en la aplicación de lo acordado, además de que se realice una consulta previa en los territorios indígenas.

Algunos de los puntos que la OPIAC solicita son: se exige a las FARC-EP y al Gobierno Colombiano una explicación a fondo, para los pueblos que han sufrido el desplazamiento y han sido afectadas en lo social, económico, político y cultural, y que les ha tocado vivir en condiciones deplorables, en departamentos de Putumayo, Caquetá, Vaupés, Guainía y Amazonas; se hace un llamado de atención, ya que se lamenta que en la agenda de la paz no se discuta el tema minero energético que actualmente asecha y afecta los territorios ancestrales de los pueblos indígenas de la Amazonia  colombiana y que además no se haya garantizado la participación democrática de los Pueblos  Indígenas. También se pide a las FARC-EP y al Gobierno colombiano que se reconozcan y se respeten las formas de gobierno propias, la jurisdicción especial indígena, la autonomía territorial, la identidad cultural, como derechos fundamentales, si se está buscando una paz duradera, estos no pueden seguir siendo vulnerados.

 

Indígenas se toman la radio para hablar de paz

Finalmente, las comunidades indígenas demostrando su interés en la terminación del conflicto armado en Colombia, para que no haya más víctimas y con el fin de que se les brinde la posibilidad de volver a sus territorios, respaldan los acuerdos de paz y realizan actividades de pedagogía en sus comunidades.

Una herramienta que utilizan para este fin, son las emisoras radiales propias, en Mocoa-Putumayo la emisora “Radio Waira” ha abierto un espacio, con un programa radial llamado “Llegan Ondas de Paz” que tiene como objetivo general, crear procesos de comunicación democrática que cuestiona, moviliza y lleva un cambio en la práctica social de las comunidades y organizaciones de Colombia. Es un ejercicio comunicativo, comprometido con la reflexión, el debate y la difusión de los acuerdos de paz de La Habana para los pueblos indígenas del Putumayo. Este es un programa con una dinámica de integración e inclusión de las distintas comunidades del departamento, conformado por niños, jóvenes y adultos formados en comunicación comunitaria, capacitados para socializar temas de gran importancia como lo que se está acordando en La Habana para la paz.

Recomendados Libre Pensador:

El Libre Pensador- Guerrilla e indígenas

El Libre Pensador- Los secretos de la Sierra Nevada http://librepensador.uexternado.edu.co/los-secretos-de-la-sierra-nevada/


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario