¿El desempleo induce al radicalismo en la juventud europea?

Imagen: WikipediaCommons.

La crisis económica europea que explota en 2011 se ha caracterizado por acarrear una explosión de las tasas de desempleo, y en particular el desempleo juvenil, que en España por ejemplo supera el 50% de la población activa entre los 25 y 35 años. En consecuencia, han venido surgiendo y multiplicándose los movimientos sociales y las manifestaciones en contra del modelo económico neoliberal, que son producto de la deslegitimación de los gobiernos. En el presente artículo se explora la hipótesis que tales condiciones favorecen inexorablemente la radicalización política

El radicalismo que se llegaba a pensar muerto vuelve a renacer para influenciar fuertemente las decisiones e influencias políticas europeas, al punto de llegar a captar la atención y participación juvenil en el viejo continente. A raíz de esto, los nuevos partidos radicales europeos, tales como el Frente nacional (Francia), UKIP (Reino Unido), Amanecer Dorado (Grecia), Alternativa (Alemania), entre otros, han llegado a establecerse como una nueva tendencia política poderosa que despierta sentimientos políticos olvidados. Hoy en día impulsada por la juventud europea que ha tenido que vivir las consecuencias de la crisis económica mundial, retoma un nuevo aliento.

Crisis económicas

La crisis económica europea que se vivió en el año 2011, fue un detonante en la juventud que cuestionó el manejo político y financiero de la Unión Europea durante este período. Estas crisis de financieras han llegado a tocar temas sensibles para la sociedad europea como son el desarrollo económico, la participación política, especialmente el desempleo, cuyo impacto se reflejó en la férrea oposición a las políticas de austeridad de Grecia, Bélgica y España. Además, la deuda soberana de los Estados y la forma de gobernanza que actualmente impera en el conglomerado de Estados pertenecientes a la UE, también fueron objeto de fuertes críticas por parte de los jóvenes. En efecto, estos problemas económicos han llevado a la creación de movimientos políticos juveniles tales como los indignados, JEF (Jóvenes europeos federalistas), Amanecer dorado, entre otros. Por otro lado, los sistemas bancarios han capturado los recursos públicos, llevando a establecer una deuda pública insostenible. Al tal punto que, la sociedad se está empezado a cuestionar sobre la gestión financiera y los altos intereses que sin duda alguna han aumentado la presión sobre la deuda soberana.

Esta crisis se encuentra fuertemente relacionada con el desempleo que se está viviendo actualmente en la coyuntura europea, causado por intereses reales negativos, la desaceleración económica y la falta de inserción laboral por parte de la juventud graduada. A pesar del plan de acción general contra el desempleo juvenil que se ha venido implementando para los trabajadores que entran por primera vez al mercado laboral, no ha sido suficiente para contrarrestar las fuertes tasas de desempleo, especialmente en España, la cual presenta según el banco mundial un 21,6% para el 2015.

Legitimidad en Europa

Una consecuencia de la crisis económica y del desempleo, es la desconfianza que vive la sociedad civil, es la pérdida de legitimidad ante los gobiernos de turno que actualmente han tenido que afrontar las consecuencias de dichas crisis económicas. Esta pérdida de legitimidad que ha tenido que afrontar el viejo continente se ha dado principalmente por el incumplimiento por parte de las instituciones políticas y económicas, lo cual se refleja en un aumento de la desconfianza en la UE que pasa de un 32 % en 2007, a un 60% en 2012. Especialmente en los países del sur de Europa. Esto nos revela que actualmente hay una crisis de confianza tanto económica como social, especialmente en las instituciones financieras europeas.

Radicalismo europeo

El radicalismo también se puede entender como una posición extrema de cualquier ideología que es conjugada con un objetivo, o discurso, y que pretende un cambio drástico en el manejo político-social. Es por esto, tras los fracasos financieros y sociales, que estas ideas extremas se hacen atractivas en las juventudes, pues la nueva sociedad siente que la respuesta a sus problemas debe ser mas drástica, buscando la simplificación radical de la soluciones, sin observar los matices de los asuntos. Esto fue revelador durante la crisis de refugiados sirios. A tal punto que, los partidos radicales como la unión democrática de centro (UCD) de Suiza, lograron establecer políticas migratorias de extrema derecha, que restringen la migración de personas en su país, así como establecieron rígidas cuotas para el ingreso de extranjeros. Austria es un país que también obró de la misma manera.

El factor económico generado por el desempleo en las juventudes es un detonante en el radicalismo juvenil creado por la búsqueda mejores oportunidades económicas y sociales: el acceso al mercado laboral, a la sociedad de consumo y a la propiedad. Tanto así, que este se ha logrado despertar un pensamiento social capaz de posicionarse rápidamente, impulsado por la indignación juvenil, combustible suficiente para desestabilizar a la clase europea conservadora y obsoleta.

 

Referencias El Libre Pensador:

ABC Internacional – El radicalismo político se hace fuerte en Europa.

Universidad Abierta de Cataluña – La crisis económica europea: una crisis política”.

Centre for European Economic Research – Desempleo juvenil en Europa.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario