Europa vista desde adentro

Por Daniel del Castillo

23 de noviembre de 2014
Imagen: bob on Flickr

De un restaurante en una esquina de París, a un bar chic en Barcelona, en Europa se siente el desencanto. En efecto, el desgano y el pesimismo son el producto de una tasa de desempleo promedio de 10 %, que en Grecia alcanzó el 27% en julio de este año, según la Eurostat. El presente artículo analiza la situación socio-económica de la Unión Europea y busca dar respuesta a la siguiente pregunta fundamental: ¿Por dónde hay que empezar para salir de la crisis que aqueja Europa?

El espinoso problema del desempleo

Analicemos algunos de los datos más relevantes de las tasas de desempleo que presenta el viejo continente en la actualidad. Si bien Francia se mantiene dentro del promedio general del desempleo con una tasa de 10.5 %, observamos que muchos países sobrepasan este porcentaje. En primer lugar, después de Grecia, dónde la situación es verdaderamente catastrófica, se presenta en España una peligrosísima tasa del 24,4%. Enseguida, le siguen una serie de países dónde la tasa de desempleo se encuentra alrededor del 14%: Croacia (16,5%), Chipre (15,4%), Portugal (14%), República Eslovaca (13,3%), Italia (12,3%). Por otro lado, Irlanda, Lituania y Bulgaria presentan una tasa de alrededor 11%. Podemos observar una concentración del desempleo, en primer lugar en los países mediterráneos, lo cual no es sorprendente puesto que precisamente ahí se desató la crisis económica europea de 2010. En segundo lugar, en los países de Europa del Este, cuyas economías son débiles y basadas en las industrias pesadas, las primeras afectadas por la crisis.

Pero, más allá de estas cifras, lo que resulta interesante observar son las reacciones de la gente. Si excluimos los casos extremos de Grecia y España, dónde se desarrollaron verdaderos movimientos sociales de indignados (el 15M de Barcelona), las formas de poner a los empleados en la calle expone a la gente de clase media a una serie de incertidumbres, propias del nuevo orden mundial: ¿Qué hacer? ¿Me tomo unas vacaciones, mientras consigo un nuevo empleo? ¿Cuánto tiempo me alcanzarán los ahorros para vivir? En efecto, la crisis se ha acompañado de una drástica reducción de las ayudas públicas para los desempleados. En el fondo, son los proyectos de vida de las clases medias los que se encuentran truncados, es la imposibilidad de realizarlos la que se impone en el panorama. El telón de fondo, la explicación y el rumor que se escucha por todas partes: la crisis, la crisis, la crisis.

¿Y el crecimiento, qué?

Cualquier país europeo envidiaría la tasa de crecimiento económico colombiano, la cual se prevé será del 5% el próximo año. Ahora bien, ¿dónde buscar el dinamismo económico? Seguramente no en los jóvenes, puesto que es precisamente a ellos a quienes más los afecta el desempleo: en este caso, España lidera con una tasa de desempleo juvenil de 53,8%, lo cual representa 842.000 jóvenes; mientras que en Europa el promedio es de 23,2%. Tampoco en las poblaciones de inmigrantes o refugiados políticos, que aún se encuentran mal integradas. Las prostitutas afrodescendientes en las Ramblas en Barcelona, y aquellas de origen chino en la plaza Jean Rostand de París, se muestran no solo como el símbolo de la decadencia del viejo continente, sino de esas comunidades de inmigrantes que siguen al margen de la sociedad euro centrada. Además, en París, resulta increíble observar la gran cantidad de inmigrantes desempleados en las calles. En España, algunos inmigrantes se han beneficiado del reembolso de impuestos, ordenados por las políticas de reajuste macroeconómico. En contraste, tener un auto cuesta en ese país alrededor de 200 euros mensuales. Las condiciones de vida de las personas son en muchos casos dejadas a la suerte.

Otro dato interesante sobre el crecimiento: los nuevos ricos rusos invierten miles de euros en el sector inmobiliario de la costa mediterránea. A los rusos, en efecto, no les ha ido nada mal: se trata de unas de las naciones con mayor incremento de la riqueza durante la última década[1]. Paradójicamente, mientras el enriquecimiento ruso irradia en Europa, las burbujas especulativas en el sector inmobiliario siguen inflándose. Por otro lado, políticamente hablando, el comunismo y la izquierda siguen muy deslegitimados, particularmente en Francia donde el sentimiento de rechazo al gobierno de Hollande se ha generalizado.

Pero, ¡hay esperanza!

Ya en otras coyunturas difíciles de la Historia, Europa ha logrado salir adelante. No hay que pensar que esta situación actual, este no sería el caso. En primer lugar, parece ser que las políticas macroeconómicas de Rajoy en España ya están dando algunos resultados. Además que, en ése país, se puede ver que los inmigrantes están mejor integrados que en Francia, lo cual favorece el dinamismo económico. Ahora bien, en situaciones de crisis, la solidaridad se activa: lo observamos en el trabajo de las fundaciones, organizaciones privadas y diásporas nacionales, que ayudan a los desempleados e inmigrantes de todo el mundo a sobrevivir en el día a día.

Por otra parte, mientras que los recortes a la cultura se han vuelto usuales a todo lo largo de la Unión, la cultura local sigue trabajando: en este sentido, las bibliotecas de barrio en París están realizando un trabajo excepcional. Finalmente, cuando se visita una ciudad como Lyon, se materializa la esperanza: no solo es una ciudad amablemente limpia, sino que las inversiones se ven: más bicicletas para la gente, más preservación arquitectónica, más obras nuevas. Entonces, ¡sí se puede! Lyon es el modelo de lo posible.

Empero, el fracaso del modelo de integración de las poblaciones árabes de segunda generación y afro descendientes de primera generación, obreros mal pagados, siguen siendo desafíos primordiales que las sociedades y los Estados europeos deben sobrepasar en primera instancia, para vislumbrar una salida a este período negro de la posmodernidad europea.

Recomendados:

Eurostat – Tasas de desempleo estimado. Países Unión Europea. Agosto 2014   (Consultado el: 23 de octubre de 2014).

El diario.es –  “España vuelve a ser líder del paro juvenil en Europa”  (Consultado el: 23 de octubre de 2014).

Portafolio.co – “La distribución de la riqueza en el mundo”  (Consultado el: 23 de octubre de 2014).

El inconformista digital – “La Rusia del zar Putin”.   (Consultado el: 23 de octubre de 2014).

[1] Las 36 principales fortunas de Rusia concentran el 24% del PIB.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario