Colombia es más que Bogotá, Cartagena y Medellín

Imagen: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/84/Ca%C3%B1o_Cristales%2C_Meta_2.jpg

Para ningún colombiano es secreto que tanto Bogotá, Medellín y Cartagena son quizás unas de las ciudades turísticas más visitadas anualmente; no solo por los ciudadanos sino también por extranjeros. Es cierto que estas ciudades son de gran atractivo turístico debido a los increíbles paisajes, su importante historia y gran comercio. Sin embargo, debemos tener en cuenta que hay otra Colombia por descubrir.

Colombia es…

Uno de los países con mayor diversidad, que ocupa el segundo lugar en biodiversidad en el mundo. Según el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt Colombia con una extensión del 0,7% de la superficie del planeta, alberga alrededor del 10% de la fauna y flora a nivel mundial. Todo lo anterior no solo a nivel natural, sino también social y cultural con más de 86 tribus indígenas que le proporcionan al país diversidad étnica y léxica.

Esto lleva a que el volumen de turismo sea alto y cada día crezca más. Pero ¿realmente los turistas se dan a la tarea de conocer otros lugares  Colombia? Tanto colombianos como extranjeros se pierden la oportunidad de conocer el panorama diverso que Colombia tiene para ofrecer.

Bogotá, como la capital del país es el lugar central al que se le conoce por su diversa oferta gastronómica y su diversidad cultural. Por otra parte, se encuentra Cartagena, la heroica, la ciudad más icónica a nivel internacional en representación de Colombia. Y por último Medellín, la ciudad de la eterna primavera, es reconocida por su gran desarrollo y por supuesto, por Botero. Pero ¿son estos los únicos lugares que existen en Colombia? La respuesta es NO, Colombia es todos y cada uno de los departamentos, ciudades, municipios e incluso los más recónditos lugares existentes en el país. Cabe resaltar que las ciudades anteriormente mencionadas sí, son importantes pero que además de ellas existen lugares que una mínima población colombiana conoce. Estos lugares son maravillosos e increíbles, con hermosos paisajes, climas espectaculares, lugares emblemáticos y llenos de magia.

La otra Colombia por conocer

Para hacer referencia a solo algunos de los tantos increíbles componentes del territorio colombiano. Por un lado, esta Arboletes, un lugar único ubicado en la región de Urabá en el departamento de Antioquia, limita con el mar Atlántico y posee uno de los patrimonios naturales en como lo es el volcán de lodo en el cual los turistas pueden deleitarse de las propiedades medicinales que posee. Por otra parte, se encuentra Nuqui, un exótico municipio del Chocó, que se encuentra a orillas del océano pacífico donde se pueden realizar actividades náuticas, así como también, posee paisajes únicos y gran presencia de animales exóticos. Sí nos trasladamos al sector Caribe, en cercanías al río Magdalena en donde se encuentra una bella población: Mompox. Siendo esta una de las principales ciudades del período colonial, es considerado un pueblo mágico, que permanece como detenido en el tiempo gracias a sus construcciones históricas, su riqueza cultural, social y natural le permitieron que en 1995 la UNESCO lo declarara patrimonio de la humanidad.

La lista crece y crece, pues por lo anterior se puede evidenciar que Colombia está llena de belleza y magnificencia en todo su esplendor. Lastimosamente no todo es belleza, existen algunos territorios del país que al igual que los demás poseen gran encanto, pero a los que desafortunadamente por las acciones del hombre se han dañado o a los que no se puede accederle de forma fácil. Gran ejemplo de ello es el Valle del Cocora, el principal hogar del árbol nacional de Colombia, la palma de cera del Quindío. Este lugar fue declarado como Paisaje Cultural Cafetero por la UNESCO en 2011. En el 2016 se vio amenazado por parte de la Agencia Nacional Minera los cuales pretendían afectar esta parte de la reserva natural a causa de la explotación minera. Adicional se encuentra Caño Cristales, un paraíso virgen y multicolor en la Serranía de la Macarena, este como uno de los más importantes paraísos del país,-fue centro de discusión el año pasado, debido a la necesidad de explotación tanto de petróleo como oro y cobre- este lugar fue puesto en riesgo y allí también fue necesaria la manifestación por parte de la comunidad.

Como podemos evidenciar, aunque el país cuente con recursos y lugares únicos e increíbles, estos son despreciados, bien sea por el desconocimiento o por la necesidad del hombre de destruir todo lo que se encuentra a su paso. En Colombia se necesitan muchos cambios y quizás este sea el momento de hacerlos. Se necesita empezar a apreciar y valorar realmente lo que poseemos como país para así lograr de verdad destacarnos por méritos dignos de orgullo, que den a conocer a Colombia ante el resto del mundo como un paraíso tropical y diverso. Debemos a empezar a conocernos como el país diverso que somos y no como el país de narcotraficantes que es como nos conocen.

Recomendados Libre Pensador:

Guajira: la población olvidada

¿Todos los caleños tienen el “tumbao” salsero?

Chocó de fiesta con San Pacho (primera parte)

Chocó de fiesta con San Pacho (segunda parte)

Los secretos de la Sierra Nevada

Festival de la Leyenda Vallenata: una mezcla de folclor y alegría

 

#Cultura, #Sociedad, #Nacional


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario