Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

26 de noviembre de 2019

La corrupción en Colombia

La corrupción es uno de los fenómenos más fuertes en la vida diaria de la sociedad colombiana, ésta afecta todos los niveles de la institucionalidad y a todas las regiones sin excepción. Es uno de los temas más recurrentes en los medios de comunicación, que todas las semanas,  dan a conocer  hechos de corrupción en diferentes entidades del Estado a nivel nacional, regional y local. 

Por: Karen Daniela Sandoval Díaz

Son variadas las definiciones que se encuentran sobre la corrupción, por ejemplo, para Maldonado Copello, la corrupción es el “abuso de posiciones de poder o de confianza, para beneficio particular en detrimento del interés colectivo, realizado a través de ofrecer o solicitar, entregar o recibir, bienes en dinero o en especie, en servicios o beneficios, a cambio de acciones, decisiones u omisiones”.

Otra forma de ver la corrupción es la que se relaciona con con la forma como funciona el poder en la sociedad, vinculado a prácticas que cada vez son más comunes y que de alguna forma se han naturalizado a través del tiempo, pero con más impacto en la actualidad.

Un mal endémico

La corrupción es un tema trasversalen Colombia en la medida en que los medios de comunicación la abarcan diariamente, las investigaciones referentes a esta crecen incesantemente en el país, e incluso, aquellas que recaen sobre los órganos anticorrupción. El problema es de tal magnitud, que, al revisar los datos de transparencia internacional, de la última medición realizada el 21 de febrero de 2018, se puede ver que Colombia tiene una calificación de 37 sobre 100, lo que indica que, entre 180 países, ocupa el puesto 96. Son muchos los eventos en la historia de Colombia que permiten dar fe de la vitalidad de la corrupción, incluso muchos de estos actos, cometidos frente a frente: élites políticas y la sociedad. Recordemos aquel 19 de abril de 1970, donde se especula que hubo corrupción en las elecciones presidenciales de aquel entonces, cuando Pastrana Borrero y Rojas Pinilla se disputaban la primera magistratura del país.

La corrupción ha sido, posiblemente, la adversidad más seria del Estado colombiano; cuando la administración pública está en manos de corruptos, es inevitable que estos no trasmitan esta forma de vida así que toda la sociedad colombiana se encuentra inmersa en la corrupción.

Los efectos de la corrupción

Éste fenómeno tiene impactos profundamente negativos en ámbitos como la economía y la política en el país. Por un lado, crece cada vez más la desconfianza en las instituciones, en el mismo sistema político del país y en la democracia. Ésta es una de las razones por las cuales la sociedad ha dejado de creer en la justicia. Algunos analistas coinciden en afirmar que la corrupción es una de las causas que más provocan muerte en la sociedad, esto debido en primera instancia al mal manejo de los recursos públicos, la implementación de servicios de baja calidad que son proporcionados por Estados corruptos, la ausencia de garantías en la salud, etc., así pues, líderes externos a la gestión pública, como el Papa Francisco, se han pronunciado al respecto: “Es un proceso de muerte que nutre la cultura de la muerte. Y no puede ser de otra manera, la corrupción desintegra la vida, la esperanza, la ilusión, sumerge al hombre en la ambición, la codicia desenfrenada, el pecado, la oscuridad.”

Fiscales anticorrupción, candidatos presidenciales, contratistas del sector privado, entre otros, han potencializado el fenómeno de la corrupción a tal punto de detener el desarrollo del Estado Colombiano.

A pesar de que hay propuestas que se han presentado en el Congreso para tratar de detener el problema, como las 17 propuestas para mejorar la lucha contra la corrupciónde 2014, es allí, en la política, donde nacen las leyes, y a la vez, donde  su mal ejercicio ha hundido las iniciativas que buscaban poner límites a la corrupción.

Sin embargo, desde hace varios meses, dos dirigentes políticas del Partido Verde, Claudia López y Angélica Lozano, recogieron firmas para realizar una consulta anticorrupción y el Senado realizó un debate en el que se acordó votar el 5 de junio la Consulta Popular Anticorrupción con la que se pretende que el pueblo colombiano apruebe un mandato de siete puntos entre los que están: reducir el salario de los congresistas y altos funcionarios del Estado, eliminar el beneficio de la casa por cárcel para los corruptos, que haya contratación transparente, que los congresistas rindan cuentas, etc.

La gran expectativa de la sociedad colombiana es, que por fin,  un compromiso real en el pueblo sea asumido por los líderes políticos de casi la totalidad de los partidos, dé vía libre a este mecanismo de participación ciudadana en la toma de tan importante decisión para el futuro del país, que por fin haya mecanismos que contribuyan a eliminar este mal endémico que está causando una cólera propagada en todo el país y, finalmente, que los colombianos como sociedad sean  conscientes de esta oportunidad y salgan a votar a favor de Colombia y contra la corrupción.

Recomendados Libre Pensador

Caracol Radio. Colombia se rajó en el Índice de Percepción de Corrupción mundial.Caracol Radio.

Alberto Maldonado Copello. (2011). La lucha contra la corrupción en Colombia: La carencia de una política integral. 

Colprensa. En Colombia hay cada vez más corrupción, dice ranking de Transparencia Internacional.

ITEP. Resultados 2015 – 2016. Índice de transparencia de las entidades públicas.

Vivian Newman Pont. Sobre la corrupción en Colombia: Marco conceptual, diagnóstico y propuestas de política.

Transparency International. Corruption perceptions index 2017. 

El País. 17 propuestas para mejorar la lucha contra la corrupción. El País