¡Estamos viviendo en este planeta como si tuvieramos otro en donde vivir!

Por Karen Juliana Cruz

25 de enero de 2016
Imagen: Richard Smith

“La tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la codicia de cada hombre”-Gandhi.

A diario se escuchan los alarmantes índices de desastres ecológicos causados por el hombre al planeta y sus incidencias catastróficas para la humanidad.

Hemos convertido nuestro planeta en el basurero del mal llamado progreso donde pequeñas ciudades de plástico flotan a la deriva destruyendo la vida marina. Convertimos los bosques en autopistas de cemento y a los árboles en papel y muebles para satisfacer nuestros apetitos banales. Somos tan miopes que ignoramos el inmenso proceso de depredación que acompaña la tala de árboles mientras se acaba con la flora y fauna. La cifra de deforestación de bosques al año en el mundo es de 16.000.000 de hectáreas, y en los últimos 10 años hemos perdido tantos bosques como el tamaño de Costa Rica. Un estudio actualizado de mamíferos marinos, aves, reptiles y peces, realizado por Living Blue Planet, revela que estas especies se han reducido a la mitad (como promedio) en los últimos 40 años. ¿Cuantos años de vida le quedan al planeta?

Las cifras lo dicen todo

Algunos de los animales que algún día dejarán de ser vistos a causa de acciones humanas son de las especies más llamativas como: El tiburón martillo, el búfalo, el rinoceronte de Sumatra, el lobo de crin, la ardilla europea, la libélula azul, el oso perezoso, entre otros, son animales que hemos perdido con el pasar de los años debido a razones como: la falta de cuidado que se da en la mayoría de los casos de incendios forestales, el crecimiento desmesurado de la población humana, el desarrollo económico y la utilización de los recursos naturales para promoverlo, la tala de árboles que deja a montones de animales sin hogar y la pobreza, que nos hace recurrir inmediatamente a la naturaleza para sacar provecho de ella. Continuemos con los mares, que, según artículos de WWF (World Wildlife Fund), la población de aves, reptiles, peces, y mamíferos ha disminuido en un 75%. Día a día mueren cientos de animales ya sea por inhalar residuos de petróleo, por quedar atrapados en las mallas de pesca, o porque alguno de los inventos humanos se incrusta en su cuerpo sin dejarles salida y morir. Por otra parte, los fuertes cambios en el clima causan 150,000 muertes al año y es la razón principal del 60% de las migraciones. Utilizamos el agua como si tuviésemos reservas de sobra, pero la verdad es que una tercera parte de la población del mundo carece de ella.

¿Justifica el desarrollo la irresponsabilidad con la vida?

Las acciones emprendidas por el hombre para satisfacer sus necesidades atentan contra la vida del planeta en forma directa, en el afán de progresar a nivel socio-económico el hombre ignora las consecuencias de sus acciones frente a la responsabilidad con el medio ambiente. Acciones irresponsables como botar basura en el mar, parece no tener gran consecuencia, pero en realidad un pitillo en el océano puede causar problemas respiratorios a una tortuga en Guanacaste, Costa Rica. O actividades como los curtiembres alrededor del río Bogotá, generan desastres ecológicos de desperdicios orgánicos y químicos, generando peligrosos problemas de contaminación en el único río de la capital. Un ejemplo más, en el 2014, en los llanos del Casanare murieron alrededor de 20,000 chigüiros y 3,000 reses, venados y tortugas debido a la gran sequía. Todos los animales murieron deshidratados debido a que el verano se extendió a cinco meses y los ambientalistas afirmaron que “el olor a muerte era tan fuerte que no se podía andar sin tapabocas”, las imágenes son realmente impactantes, numerosas cantidades de chigüiros y reses muriendo alrededor de la poca agua sucia que quedaba en los lagos. Casos como estos, demuestran las consecuencias a corto y largo plazo del descuido, la deforestación, la contaminación de las fuentes hídricas, y todas las demás acciones del ser humano que, ansioso por tener una mejor calidad de vida cada día, lastima árboles, animales, agua, oxígeno, y todos los demás componentes de la naturaleza que algún día no existirán en las cantidades en las que se encuentran hoy en día.

¿Y si no hacemos nada al respecto?

Tal vez no nos importe ahora, al fin y al cabo vamos a morir antes de ver como se nos acaba todo lo que nos dio algún día nuestro planeta. Serán nuestros hijos y nietos quienes vivirán las consecuencias de nuestra falta de conciencia, así como vamos, hasta el oxígeno, así como el agua, será parte del mercado económico. ¿Qué pasará en un futuro? habrá sequías; habrá hambre debido a que los cultivos no serán igual de efectivos como lo son ahora, habrá que descontaminar cada sorbo de agua que tomemos, habrá cada vez menos especies, tal vez el cielo no sea tan azul como lo vemos ahora, ni las nubes tan blancas. Tal vez después de haber matado el planeta por tantos años, sea el ahora el planeta quien acabe con nosotros, pero ya no habrá vuelta atrás.

Artículos Recomendados Librepensador:

WWF-El colapso de las pesquerías y la mala salud del océano amenazan el suministro de alimentos

Tecnum.es-Situación de los bosques en el mundo

CNN México-Los bosques perdidos en 10 años equivalen a la superficie de Costa Rica

El Tiempo- La lista roja de los animales en extinción

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

1 comentario

Deja un comentario