ELN: un camino difícil hacia la paz

Por David Arias y Pablo Barrera

28 de mayo de 2018

Imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Flag_of_ELN.svg

Sin olvidar que los diálogos de paz con el ELN se retomaron el pasado 15 de marzo, se tuvo en cuenta el siguiente análisis partiendo de los atentados en Barranquilla. Bien vale la pena entender por qué se suspendieron y cómo la prensa presentó estos hechos.  El pasado 27 de enero del 2018 se registró una fuerte explosión en la ciudad de Barranquilla, suceso que fue la gota que rebosó la copa. Tal acto llevó a la autoridad a especular sobre el crimen. Se indagó sobre los posibles actores del atentado: dos motociclistas que habían lanzado una granada a la estación de policía. Tiempo de después de investigar el caso a profundidad, se encontró el verdadero culpable de la explosión: Cristian Bellón, quien instaló dentro de la estación de policía, de san José de Barranquilla, 4 kilos de explosivos y los detonó por radiofrecuencia. Pero días antes de encontrar el culpable de la explosión el Ejército de Liberación Nacional (ELN) emitió un comunicado en el que se atribuyó el ataque terrorista.

Teniendo en cuenta lo anterior se identifican dos ejes temáticos, a los cuales la prensa nacional les da más prelación: primero, el debate entre seguir con los diálogos o dejarlos de lado y atacar al grupo guerrillero. Segundo, el intento del ELN para retomar los diálogos de paz con el gobierno mediante ataques y atentados hacia el país, para hacer que el gobierno se siente otra vez a dialogar.

Lo que dicen los medios nacionales

Mediante la violencia el grupo guerrillero ELN pretende retomar los diálogos de paz con el gobierno, acto que ha sido cuestionado por la población y se ha visto como una conducta incoherente para buscar la paz. En medio de la incertidumbre ocasionada por el congelamiento de los diálogos de paz entre el gobierno y la guerrilla del ELN, esa organización dio un portazo a las tensas relaciones entre las partes.

Y lo hizo de la manera más insólita: mediante volantes y usando las redes sociales, ese grupo armado notificó a los colombianos que ordenaba un paro armado por cuatro días (10 al 13 de febrero), argumentando que la decisión la toma, entre otras cosas, “(…) por la negativa del Gobierno para darle continuidad al Quinto Ciclo de conversaciones en Quito”. Publicó el pasado 7 de febrero la revista Semana.

Por otro lado, el diario El Meridiano dijo que el Frente de Guerra Oriental que comanda el jefe Manuel Velásquez Castaño emitió un comunicado en el que explica lo siguiente: “Avisamos de forma anticipada para que todos sepan: A las empresas de transporte les hacemos el llamado a que acaten esta orden de paro para que no tengamos inconvenientes con sus vehículos. Al pueblo, que estos 3 días puedan ser utilizados para la reflexión y pasarla en la unidad familiar ya que el rigor asfixiante de la vida que nos ha impuesto el capitalismo nos lo impiden”.

En este comunicado el ELN dejó claro la carencia de coherencia que tienen para buscar la paz, pues ellos pretendían mostrar su poder a través de amenazas y violencia, además de que pasan por encima de la autoridad argumentando que es lo conveniente para la comunidad y la paz.

Por su parte, el Canal 1 publicó que el pasado 11 de febrero se reportó un atentado en dos peajes de la vía nacional ruta del Sol, ubicados en el departamento del Cesar, en el hecho no se presentaron personas heridas, no obstante, el presidente Juan Manuel Santos se pronunció desde su cuenta de twitter diciendo: “Eln no tiene capacidad de dar golpes militares solo terroristas y eso afecta a la población civil y al medio ambiente. Dicen que quieren la paz pero se contradicen con los hechos y mientras no exista una mínima coherencia va a ser muy difícil reanudar los diálogos”.

Ante los hechos de violencia que el ELN  protagonizó en la última semana, la Fiscalía General logró que jueces emitieran, el lunes 12 de febrero, 21 nuevas órdenes de captura contra jefes de esa guerrilla, entre ellos, cinco miembros del  Comando Central (COCE), informó El Tiempo.

A pesar de que al gobierno se le criticó por no tener una posición fuerte ante el ELN, las instituciones pertinentes de la justicia lograron ejercer presión ante el grupo subversivo, dejando claro que, por encima de todo, los derechos y la justicia van primero.

Frente a ello, El Espectador agregó que los departamentos donde hubo acciones violentas fueron Arauca, Cesar, Antioquia, Norte de Santander, Cauca y Nariño; es decir, zonas donde la guerrilla ya tenía presencia. Según reportó el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC), hubo 16 acciones violentas, 3 enfrentamientos con la fuerza y ningún civil muerto o herido. Además, afirmó que la guerrilla   no contó con la capacidad para hacer un paro que, en verdad, fuera nacional, pues los hechos solo se presentaron en las zonas donde tenía presencia con anterioridad.

Algo que hay que rescatar de este paro armado es que no hubo víctimas de por medio. El ELN tenía claro hasta qué punto el paro iba a ser de ayuda para lograr sus objetivos, es decir, si el paro las hubiera dejado,  el ELN no tendría oportunidad de volver a dialogar con el gobierno. Además, el ELN fue consciente de que hay zonas a las cuales no puede acceder y debido a esto se abstuvo de atentar en todos los departamentos del país.

Por su parte el diario El Mundo publicó con las siguientes palabras que: “se asoman nuevas concesiones, incoherentes con los hechos, a esa guerrilla por un gobierno carente de tiempo y legitimidad para brindarlas”. Asimismo, también publicó que el ministro del Interior les reclamó coherencia, al grupo subversivo, para poder reabrir la negociación en Quito.

Es muy cierto que al gobierno de Santos no le queda mucho tiempo, lo que hace complicado llegar a un acuerdo con el grupo guerrillero, pues bien, se sabe que las negociaciones con las FARC duraron alrededor de 4 años, lo que puso en duda si la paz con el ELN se puedía lograr.

Ahora bien, teniendo en cuenta lo anterior se puede concluir que hay medios que tienen diferentes perspectivas que le brindan al lector distintos puntos de vista. Por un lado, la revista Semana se entiende como un medio neutral y objetivo ante esta noticia, ya que se limita a dar información que no vaya en contra de alguna de las dos partes, debido a que su intención es informar lo que está pasando y lo que probablemente pueda pasar.

Por su parte el diario El Meridiano publicó un comunicado emitido por el ELN lo que hace al lector preguntarse ¿hasta qué punto el gobierno permitió que el ELN hiciera de las suyas y cometiera tales actos? Asimismo, el Canal 1 dio a conocer los lugares afectados por los atentados y, adicionalmente, publicó un tuit del presidente Juan Manuel Santos, en el que decía que el ELN no tenía la capacidad de generar golpes militares y que dichos actos eran incoherentes para buscar la paz, esta publicación generó un debate entre los lectores, pues hubo unos que apoyaron lo que dijo el presidente y, otros, que estuvieron en contra de él.

Por otro lado, el periódico El Tiempo deja claro que el gobierno sí está tomando decisiones en contra del atentado del ELN, debido a que algunos medios critican al gobierno, un ejemplo es el diario El Mundo, de Antioquia, que dice que el gobierno colombiano carece de legitimidad. Agrega que es un gobierno carente de tiempo de lo que se puede concluir que los diálogos de paz con el ELN no podrían llegar a algún acuerdo, ya que los diálogos de paz con las FARC duraron más de 3 años y no se veía posible que los diálogos con el ELN se pudieran lograr en menos de un año. Entonces, si se sigue con los diálogos de paz con en el ELN se espera que el siguiente gobierno les dé continuidad y he ahí el debate, pues hay una alta posibilidad de que el siguiente gobierno sea uno de derecha.

Frete a los atentados del ELN El Espectador toma una postura positiva pues hace entender que el paro armado no fue tan grave, pues no hubo víctimas y además aclaró que el ELN no tenía la suficiente capacidad para arrodillar al gobierno, ya que según un estudio de CERAC que publicó El Espectador el ELN solo puede ejercer su poder en algunas partes del país y que los atentados se presentaron en zonas en las que el ELN ya tenía presencia.

Lo que dicen los medios internacionales

La suspensión de los diálogos de paz con el ELN en Colombia captó la atención en la esfera internacional. Los medios de comunicación se enfocaron en recalcar  en que a pesar de que la paz avanzaba con el grupo guerrillero (FARC) la violencia perdura. Después de que se finalizó la tregua bilateral con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) el 9 de enero, se desencadenaron una serie de actos terroristas en el país contra la infraestructura petrolera, bases militares y estaciones de policía. El ataque con una bomba a la estación de policía San José en Barranquilla, donde murieron 5 oficiales de policía y alrededor de 40 heridos, fue lo que provocó que esa decisión fuera tomada.

Los medios han estado pendientes del comportamiento del ELN que por una parte pretenden un mayor poder de negociación presionando con acciones terroristas y que, por otra, ante la suspensión de los diálogos de paz, respondió de manera desafiante imponiendo un paro armado con consecuencias negativas para la economía. Los medios internacionales estuvieron además a la expectativa de lo que va a suceder después de que el presidente Juan Manuel Santos entregue el poder en estas condiciones, ya que lo que se buscaba era una paz total.

El diario El Mundo enfatizó que la intención del presidente Juan Manuel Santos era prorrogar el cese al fuego y firmar los diálogos de paz antes de que terminara su mandato presidencial en agosto.   Según la cadena FOX NEWS, la posición del ELN era continuar los diálogos en medio del conflicto. Sin embargo, a pesar de la actitud de la guerrilla, el presidente se vio obligado a tomar la decisión de suspenderlos  porque como lo destaca el País, la guerrilla rompió el cese al fuego mediante una escalada terrorista contra el medio ambiente, las infraestructuras y militares del país.

De acuerdo con BBC MUNDO, ante los atentados perpetrados por el ELN contra la fuerza policial, el gobierno afirmó que va a seguir combatiendo al terrorismo con la máxima determinación, pero al mismo tiempo seguirá en una tónica de diálogo.

Este medio de comunicación también señaló la posición del ELN: las acciones militares seguirán ocurriendo de lado y lado mientras no se logre acordar un nuevo cese al fuego

La reacción que tuvo el ELN frente a la interrupción de los diálogos de paz según el diario EL MUNDO consistió en convocar un paro armado para desafiar al Estado y a los que están en contra de los diálogos para que cambien a una posición más favorable hacia la conveniencia de los diálogos.

Por otra parte, este medio de comunicación se preguntó si este paro tuvo el impacto que esperaba la guerrilla no solamente en las zonas donde tiene mayor presencia, sino también en el resto del país.

En el diario el País se registra que el presidente Santos intentó calmar a las poblaciones de las regiones controladas por el ELN asegurando que por un lado las fuerzas de seguridad tienen toda la capacidad para controlar una situación de esa naturaleza, y por otro, que si la población actúa normalmente, esos paros armados fracasan.

Por su parte, el diario The Washington Post se enfocó en las consecuencias políticas de la suspensión de los diálogos de paz con el ELN, porque esta interrupción en temporada preelectoral respaldaría la postura de los partidos de oposición que no han estado de acuerdo en negociar mientras el ELN continúe con el despliegue de sus ataques terroristas. El presidente tiene el ánimo de que se reanuden cuanto antes las negociaciones porque se está en una época electoral en la cual la imagen del candidato perteneciente a su partido se vería afectada según la evolución de las negociaciones. También Le Monde mostró que los atentados perpetrados por el ELN contra la policía colombiana opacaron el hecho histórico de la participación electoral de las FARC como partido político y la posición de las FARC contra este atentado. Este medio indujo al lector a pensar en el efecto negativo que ejercieron estas acciones terroristas en el partido político de las FARC.

EL PAÍS contrastó la posición del gobierno de querer prorrogar el cese al fuego contra la posición de la guerrilla que era presionar al Estado infundiendo miedo a la población civil. Se explicó cómo estas posiciones opuestas han hecho que el proceso de paz sea más lento de lo que se tenía presupuestado. Asimismo, el Nuevo Herald recalcó el poco avance de las negociaciones en un año de conversaciones porque se está en época electoral y el presidente tiene una baja popularidad, además, porque hay una división de la opinión pública frente a los tratados de paz con los guerrilleros y porque el ELN tiene una división interna. De Currea-Lugo opinó “Creo que se impone una línea dura dentro del ELN, ahí hay diferentes tendencias”.

En general, se puede evidenciar que los medios de comunicación consultados relataron los hechos ocurridos y las acciones terroristas desde un punto de vista diferente. Medios de comunicación como El Mundo y The Washington Post se mostraron  expectantes frente a cómo se manejarán los diálogos de paz después de que el presidente Juan Manuel Santos termine su mandato como presidente de Colombia, ya que el ELN no tiene la misma disciplina ni la misma estructura que las FARC tuvo para sobrellevar los diálogos de paz. Desde otro punto de vista, Le Monde explicó las afectaciones directas que tuvieron los ataques del ELN en la campaña política de las FARC y criticó los comentarios realizados por miembros de esta exguerrilla frente a los atentados perpetrados por el ELN. Sin embargo, también hay muchos medios como la cadena FOX NEWS que se limita a narrar los hechos. No obstante, el diario El Mundo también se muestra más analíticos frente a la problemática exhibiendo las razones del ELN para perpetrar esos ataques terroristas.

Recomendados Librepensador:

BBC MUNDO. El gobierno de Colombia suspende las negociaciones de paz con el ELN después de una serie de atentados”

El Mundo. Colombia suspende los diálogos de paz con el ELN por los atentados contra policías”. 

El Mundo. “El ELN reta al Estado convocando un paro armado en toda Colombia”. 

El Nuevo Herald, “Estalla crisis en diálogos con el ELN, tras fin de tregua en Colombia”. 

El PAÍS.El paro armado del ELN aleja la esperanza de una paz completa en Colombia”. 

El PAÍS. “Los nuevos atentados del ELN contra la policía en Colombia alejan la paz con la guerrilla” 

FOX NEWS. “Colombia suspends peace talks with ELN rebels over bombings”.

The Washington Post. “Colombia is trying to end 50 years of war, but one rebel group won’t stop its attacks”.

Canal 1. Así va el paro armado del ELN ¿será posible reanudar los diálogos? 

El Espectador. El paro armado del ELN no tuvo alcance nacional: Cerac. 

El Meridiano. Paro armado. 

El Mundo. En riesgo de reeditar la incoherencia con Eln. 

El Tiempo. (12 de febrero del 2018). Por “paro” emiten orden de captura contra el comando central del ELN. 

Semana. (7 de febrero del 2018). ELN nunca un paro armado en todo el país. 

El Tiempo. Reacciones a la suspensión de diálogos de paz con el Eln. 

El País. ¿Qué opciones le quedan al Gobierno tras suspender los diálogos con el ELN? 

Noticias RCN. Pese a suspensión de diálogos, ELN llama al Gobierno a la mesa de negociaciones. 

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario