Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

16 de enero de 2018

La ineficiente entrega de menores de las FARC

Por: Natalia Chinchilla

Se dice que para que puede haber un acuerdo independientemente de cuál sea, ambas partes deben comprometerse y cumplir lo que se pacta, para que se pueda llegar a un estado de armonía y satisfacción. Este es el principal problema que se presenta en el proceso de paz por el cual se ha luchado tanto en Colombia a lo largo de los últimos años. Lamentablemente, el grupo guerrillero de las FARC exige que se les dé un reconocimiento político a nivel nacional, pero estos no cumplen con la parte que les corresponde: siendo más precisos, han incumplido con la entrega de los menores que fueron secuestrados, situación que se había acordado en este proceso. Entonces, cómo se puede llegar a una solución y lo más importante, cómo pueden venir a exigir si ellos no dan de su parte.

El 15 de mayo del 2016 en La Habana el gobierno realizó con las FARC una serie de acuerdos los cuales ayudarían a resolver el conflicto. Uno de estos fue sacar a los menores de las filas de las FARC. Principalmente menores de 15 y 17 años, aunque les dan mayor prioridad a los primeros. Estos una vez sean entregados recibirán una serie de atenciones, las cuales están a cargo de el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Unidad de Víctimas y la Agencia Colombiana para la Reintegración.

Hoy por hoy es incierto el número de menores que serían favorecidos. Las FARC han manifestado que en sus filas solo hay 21 menores de 15 años; la Fiscalía General afirma que desde 1975 hasta el 2014 un total de 11.556 niños fueron reclutados por esa guerrilla; mientras cifras del ICBF apuntan a que unos 3.600 niños de las Farc se han desvinculado en los últimos 17 años (Suárez, 2016, párr.3).

Las atenciones ofrecidas a los menores son las siguientes: en primer lugar, serán evaluados por profesionales del Comité Internacional de la Cruz roja. Luego, los defensores de familia les brindarán un diagnostico psicosocial y se definirá los hogares transitorios en donde serán reubicados.

Sin embargo, los defensores de familia deben determinar cuánto tiempo deberían pasar en estos lugares. En principio, la idea es que esto no demore más de dos meses si los adolescentes tienen una familia conocida e identificada. A quienes, por alguna circunstancia no quieran regresar a sus hogares, se les ofrecerán otras alternativas. comentó El Tiempo

En diferentes ocasiones las FARC han acordado la desvinculación de los menores de edad. Para ser más exactos 5 veces, según el alto comisionado de Paz. Pero hasta el momento han sido muy lentos los pasos que han dado. Tanto así, que el gobierno, los partidos políticos y la comunidad en general, cerraron filas para reclamar el regreso de los menores, los cuales han tenido que vivir en constantes situaciones de guerra.

Lo anterior hizo que las FARC se empezaran a movilizar con respecto a la situación, lo que confirma que la única manera de que este grupo actúe es teniendo la presión de todo un país sobre ellos. A su vez, surge la duda de si en realidad este proceso de paz puede llegar a funcionar, si algún día se podrá llegar a una solución verdadera y al principal objetivo que se busca: “LA PAZ”.

Distintos políticos importantes se manifestaron, algunos de ellos fueron: Humberto de la Calle “La guerrilla tiene que entender que entró en una fase distinta y que eso implica responsabilidad”, El Tiempo. En este mismo medio, el expresidente Álvaro Uribe dijo:“Propondremos aplazar votación en plenarias de Justicia para FARC hasta que entreguen los niños secuestrados”. Opor su parte,  el presidente del Congreso Mauricio Lizcano se proniunció diciendo: “Si es necesario ir hasta las zonas de ubicación, lo haremos”. También  Claudia López  anunció que: “Todos” los jefes de las FARC pasaron de criminales a anunciadores”. Pidió, además : “no más anuncios” y que “entreguen” a los niños ya”.

Aunado a lo anterior, “ Gobierno y guerrilla anunciaron la activación de una serie de protocolos para que los menores (…) regresen por fin a sus hogares”.  Se establecieron 10 rutas, en donde los miembros del grupo se desarmarán para realizar la entrega de ellos.

Es tanta la irresponsabilidad de este grupo, que aún no existe un consolidado acerca de cuántos menores saldrán. Lista que debió ser entregada hace mucho tiempo en este proceso de Paz. Según lo planeado se espera que el 31 de enero se podrá empezar a dar la salida de los menores, y se anhela que esto no se vuelva a aplazar, ya que esto será un gran conflicto para este proceso.

Sergio Jaramillo, comisionado de la Paz afirma que: “No descarto que la tardanza en la liberación de los menores podría obedecer a temores jurídicos de las FARC, que pagarían muy duro como organización el reclutamiento de los menores para la guerra”, pero enfatizó en que lo primero es “lo humanitario”. En  conclusión, esto ha sido un proceso bastante largo y si ambas partes siguen trabajando de esta manera; es decir, alargando en el tiempo cada uno de los acuerdos que se pactan, es poco probable que este proceso pueda llegar al cumplimiento del objetivo anteriormente dicho.