El teatro en Colombia: una vida de muchos sacrificios

Por Tatiana Rey Daza

27 de julio de 2016
Imagen: http://www.abcdelbebe.com/obra-de-teatro-pinocho-1

El teatro en Colombia no es  considerado  rentable, pues no genera los ingresos necesarios para vivir de la actuación, por tanto,  se ha convertido en una carrera poco atractiva.  Los recaudos de taquilla en teatro generan entre el 30 o 40 por ciento de los recursos necesarios para llevar a cabo una obra y el mantenimiento del escenario. Debido a ello,  es necesaria la cooperación internacional y de otras entidades públicas y privadas. De otro lado,  si vemos en términos culturales la acogida que tiene el teatro es mucha, además de ser  un espacio de esparcimiento, a través del teatro se puede adentrar en la conciencia de una persona y generar la aprehensión de valores y principios morales para vivir en  sana convivencia.

Una forma de expresión que deja pocos ingresos

El teatro es un género artístico, a través del cual se puede representar la realidad en un mundo paralelo: bueno o malo. En alguna época se consideró que esta forma de expresión estaba dirigida a los grupos élites de la sociedad por el costo de  la boleta. Sin embargo, hoy día existen diferentes modalidades para facilitar el acceso a todas las personas, sin importar el grupo social al que pertenezcan.

Las personas no quieren estudiar teatro o si lo desean desertan, puesto que de este no se puede vivir a no ser que se complemente con otras actividades actorales en televisión. El sueldo de un actor de teatro no supera los $3.000.000 cuando la obra es exitosa. A ello habría que restarle las prestaciones sociales, luego el sueldo quedaría diezmado aún más. El teatro es considerado un negocio inestable debido a que el éxito de una obra en taquilla depende de las estrategias utilizadas en la publicidad, por lo tanto, los directores cuidan su presupuesto al momento de invertirlo en un espectáculo para no generar pérdidas en caso de que la obra no tenga la acogida esperada por los espectadores. “La inversión en espectáculos ha disminuido por cuenta de la masificación de las plataformas tecnológicas y la coyuntura económica actual del país” (Dinero, 27 de febrero de 2016). Esto se puede evidenciar en el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, considerado uno de los mejores en el mundo, se ha generado un recorte de presupuesto debido a que este se sustenta en un 50% de los ingresos de boletas y los colombianos no están asistiendo al teatro. Entonces se presentó la iniciativa del Festival de Teatro Calle al Aire Puro, para garantizar, de algún modo, la vida del teatro. Se considera que este tipo de funciones tienen mayor acogida, debido a que el público puede verlo en algunos parques de la ciudad. Tatiana García, una de las organizadoras del Festival de Teatro Calle al Aire Puro, sostiene que además de solucionar el problema de inasistencia al teatro se debe generar en las personas un amor por este arte.

Teatro sin ánimo de lucro

Para García el teatro llama al conocimiento y lo que importa es que las personas cambien su pensamiento hacia este y lo adopten como una forma de vida, porque el teatro más que ser un medio de lucro es un medio por el cual se pueden nutrir las mentes de los ciudadanos y ciudadanas del país. El teatro en términos culturales es más rentable que en términos económicos, se hace teatro porque es como una pasión más que  una fuente de ingreso, es un espacio en el cual las personas pueden conocer la otra cara de la realidad social y, de manera inconsciente cambiarla, tornándola un poco más dócil y convirtiéndola así en un espacio agradable para vivir e interactuar con otros seres humanos. En una sociedad como la  colombiana es importante que las personas tengan espacios de entretenimiento pero, además, espacios por medio de los cuales se puede cambiar o, tal vez, en el caso de los más pequeños formar nuevas mentes, más modernas, pero interesadas por la sociedad en que se encuentran, por transformar el mundo en el que vivimos.

A pesar de que hoy en día las personas están menos interesadas en este, el teatro es un medio para superar el detrimento de la personalidad que algunas personas sufren a causa de la discriminación o el miedo a la burla. De esta manera, no solamente para el espectador el teatro es un método de formación sino que para el actor, el teatro es un medio a través del cual puede expresarse sin ningún temor, aprendiendo a enfrentarse a cualquier público con una alta autoestima y generando un reconocimiento de sí mismo, para construir una personalidad estable y agradable. De esta forma, el teatro garantiza un crecimiento para todos.

Recomendados Libre Pensador:

U. Rosario – El teatro una forma de vida

Dinero – La economía creativa 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario