Juventud y Deportes


La trampa del dopaje

En el pasado mes de julio, se realizaron muchas hazañas en los deportes de resistencia.  Froome y su equipo Sky han arrollado el Tour de Francia desde la primera semana, expulsando a los mejores a mínimo 3 minutos en la clasificación general. En el meeting de atletismo de Mónaco, clasificado en la Diamond League, la etíope Genzebe Dibaba batió el record mundial de los 1500 metros, considerado intocable desde los noventa. Muchas sospechas nacieron alrededor de estas presentaciones fuera de lo común. Ningunas de estas marcas fueron acreditadas por fuera de la Ley Anti Doping. El dopaje busca incrementar las marcas deportivas de un individuo más allá de sus capacidades fisiológicas naturales. Según la Agencia Mondial Anti Dopaje (AMA), es considerado dopado el individuo que utiliza productos o métodos ilícitos para competir. A la luz de análisis fisiológicos y contextualizando estas increíbles marcas preguntémonos ¿en qué medida son creíbles?



El fútbol brasileño: entre la pasión y la corrupción

Es imposible contener la pasión del fútbol y sin lugar a dudas el pueblo Brasileño es considerado el abanderado en este aspecto, donde según encuestas más de un 70% de sus pobladores lo aprecian como parte cultural importante y herramienta de presión gubernamental. El fútbol ha llegado a un nivel de popularidad extremo en este país gaucho; tanto es así que grandes ciudades como: Sao Paulo y Rio de Janeiro, han llegado a establecer una rivalidad hasta de 3 equipos por cada ciudad respectivamente. No obstante el fútbol trae consigo una historia marcada, no nace en Brasil, no es ahí donde origina uno de los grandes fenómenos mundiales ´´ el fútbol´´, pero si hay que agradecerle a este país por desarrollarlo, por hacer tan vistoso un deporte el cual es más que un sentimiento para la mayoría de las personas, pero que esconde corrupción y altos señalamientos a nivel mundial.