Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

26 de noviembre de 2019

¿Qué pasó con los Emo?

Los Emo son una tribu de jóvenes que cubren la mitad de su rostro con un mechón de cabello, se visten de negro con prendas ajustadas, maquillan sus ojos, y representan una figura melancólica y triste. Estuvieron colonizando los colegios, las calles, los centros comerciales y lugares de rumba en el país entre los años  2007 y 2012 aproximadamente.

Por: Camila Nazary Arcos Dominguez

Un estudio psicológico y sociológico sobre este grupo social, publicado en la web de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, destaca que estos se caracterizan por la exaltación de sus emociones, en especial las de sufrimiento y tristeza, representados en las depresivas letras de su música y su particular forma de vestir.

Hoy en día parece que se hubieran esfumado. Lo cierto es que, esta tribu urbana de adolescentes incomprendidos fue por mucho tiempo un tema de conversación en la sociedad que abría los ojos al nuevo milenio; no obstante, a más de 10 años de su apogeo, ya es raro ver un Emo por la calle, El Heraldo manifiesta que: “es como si una plaga exclusiva para emos los haya esfumado a todos, los Emo al parecer desaparecieron”.

¿Quiénes se llaman “emo”?

Esta subcultura se origina en los Estados Unidos, más precisamente en la ciudad de Washington DC, como un género musical que, debido al contenido emocional y expresivo de sus letras fue definido como emo-core. Esta comenzó con el lanzamiento del disco Rites of Spring de la banda homónima en el año 1985. Los seguidores de la cultura Emo rápidamente comenzaron a masificarse y a buscar su propia identidad. En la música encontraban una forma de ser, un guía que los ayudaría a seguir un camino tortuoso, donde eran observados por los transeúntes como extrañas anomalías.

Son una generación vestida por la infelicidad, por música y letras depresivas y por la profunda necesidad de sentir emociones, de saltar del plano racional a las sensaciones. Expertos en psicología infantil manifiestan que los emos representan una tendencia que contrasta con la monotonía de la vida moderna que anula las emociones, y que, en casos extremos, conduce a los jóvenes inclusive a cortarse, llegando accidentalmente a quitarse la vida.

David, un ex representante de la cultura Emo, comentó ante Caracol que la tendencia Emo comenzó en las escuelas de Estados Unidos con los adolescentes que no eran los más populares, ni los deportistas, ni los intelectuales, que se iniciaban oyendo música con letras muy tristes y depresivas. Finalizó manifestando que los emos fueron una tendencia musical, “nos ubicábamos como un grupo de manes y de viejas que les gustaba la música emo, pero no estábamos en contra de nada, ni del gobierno o del presidente, o sea, era mero gusto por el emo”.

¿Desaparecieron?

Si bien se cree que desaparecieron de la nada, una explicación para este factor es que, la mayoría creció, maduró y siguió con su vida.

María Eugenia Reátiga, psicóloga, haciendo referencia a la desaparición de esta tribu, explica que esto sucedió por las parciales, transitorias y circunstanciales identidades de los adolescentes, pues estos siempre están en la búsqueda de su identidad en esa etapa de rupturas. Son bidimensionales porque se basan en características físicas, por ello, son susceptibles a la moda y las apariencias. Esto fue lo que pasó con los emos, los adolescentes identificados por la tristeza, cuando pasaron esta etapa, descubrieron una nueva identidad, por ende, se alejaron de la moda Emo.

No obstante, para la psiquiatra Claudia Velásquez, estos grupos no han desaparecido del todo, pues a medida que la sociedad se complejiza ellos también evolucionan y se pueden encontrar con características similares, pero con otros nombres y particularidades, incluso de edades más maduras. Los emos de hoy en día son menos en cantidad y a lo mejor ya cambiaron un poco en cuanto a vestimenta y peinados, pero sigue y seguirá habiendo gente Emo que se identifique con esa subcultura. Incluso, los emos que hoy tienen más de 30 años son una leyenda, pues estos realmente se identificaron con las características de la subcultura y no lo tomaron como una etapa transitoria influenciada por la moda.

Aunque ya no se los mire en las calles y se piense que los emos se extinguieron, la mayoría de estos jóvenes identificados por la melancolía crecieron y dejaron atrás una identidad que hizo parte de su etapa de adolescente incomprendido, no obstante, aún existen adolescentes y adultos que se identifican con el culto a la tristeza, característico de esta subcultura, sin embargo, por cuestiones de moda, ya no se los ve de negro entero, pálidos, y con el peculiar flequillo. La característica vestimenta Emo es historia, por ende, aunque haya muchos sintiéndose más Emo que nunca, ya no expresarán, por medio de la oscura apariencia, su profundo dolor. Los piercings, el extravagante delineado de ojos, las prendas negras y bandas como My Chemical Romance, se han quedado en el 2012.

Recomendados Libre Pensador

Auojon México. Qué les pasó a los emos.  

Caracol. Los Emos: una generación de jóvenes tristes que buscan sentimientos. 

El Heraldo. Donde se fueron los emo. 

Los Andes. Conoce la historia y el significado de los emos.  

RPP. Cómo han cambiado lo emos en 10 años.