Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

5 de diciembre de 2014

Psicología y deporte: la receta del éxito!

Por: Adriana Rodriguez S.

La psicología deportiva se ha convertido en la herramienta más eficaz para empoderar a los equipos en los diferentes campeonatos nacionales e internacionales. Los especialistas, en este tema, aconsejan diversas estrategias para alcanzar el éxito. Teorías como la de F. Herzberg, Stacy Adams y E.A. Locke son las más empleadas en el mundo deportivo. Según Guardiola, el afamado técnico de fútbol, no hay nada mejor que el trabajo en equipo orientado hacia los resultados.

Teorías psicológicas: en busca del éxito deportivo

La psicología deportiva tiene como finalidad recurrir a los individuos y al equipo deportivo a la vez, con el propósito de buscar los mejores resultados en los torneos que se disputan. Se habla desde apelar a la voluntad que se concentra en trasladar la energía en los puntos positivos para eliminar los errores. Ello conduce, en definitiva, a obtener un cambio de actitud en el equipo. ¿Cómo se logra?, se trata de hallar soluciones definitivas, cambios profundos y planteamientos de objetivos a corto, mediano y largo plazo. Según la psicóloga deportiva argentina Gabriela Casarreo aquí la motivación juega un papel fundamental: “la motivación puede definirse simplemente como la dirección e intensidad del esfuerzo: qué busco y hasta dónde me siento atraído por el logro. Es importante, también, considerar la historia personal del jugador y del equipo”.      

Ahora bien, la teoría de F. Herzberg, denominada bifactorial, apunta a dos aspectos, en particular, para optimizar el rendimiento de los equipos: la estima y la autorrealización. La primera, recurre al reconocimiento, al respeto, que se puede ver representado en aumentos salariales y títulos. La segunda, vela por el logro, la toma de decisiones, el control de tareas y el crecimiento, tanto del jugador como del equipo. En síntesis, retoma los principios de Maslow.

Stacy Adams, por su parte, propone el principio de la equidad. Es decir, se establece una comparación de aportes del jugador hacia el equipo: experiencia, antigüedad y la energía que imprime hacia los resultados. Desde aquí es evaluado el desempeño del deportista para alcanzar reconocimiento, elogios y ascensos que mejorarían su estatus.

De otro lado, está la mirada de E.A. Locke con la teoría de establecimientos de objetivos, que consiste en fijar metas sensatas, alcanzables a corto, mediano y largo plazo. “Estas deben representar desafíos que seduzcan al equipo, deben ser específicas, se deben escribir para visualizarlas y se tienen que evaluar constantemente”, según Gabriela Casarreo.

Guardiola: liderazgo, trabajo en equipo y humor  

Este afamado director técnico Guardiola logró para su equipo el Barça de España 14 títulos en 4 años. Hoy es reconocido como uno de los mejores entrenadores y estrategas deportivos europeos, ¿por qué? La programadora neurolingüística, Beatriz Vilas, de la Asociación Española de Coachig Deportivo, (AECODE), afirma que: “el liderazgo de Guardiola es elegante porque traslada todo el potencial a sus jugadores. Les hace ser partícipes y decisivos, colocándose en un segundo plano, sin perder la autoridad”. Agrega, además, que es reconocida la importancia que le imprime al trabajo en equipo, pues estar unidos los hace eficaces, se comunican fácilmente y con humor hasta crear un ambiente relajado.

Para nadie es un secreto que este director técnico mandó a realizar un video con imágenes combinadas de la película “Gladiador” y de su equipo en diferentes justas, en donde se le dio realce tanto al trabajo individual como al grupal. De este modo, antes de la final de la Champion en Roma, su equipo salió a ganar, salió a vencer… El mensaje final fue el siguiente, retomando un aparte de la película citada que se desarrolló justamente en Roma: “No sabemos a qué nos enfrentamos, pero es más fácil que sobrevivamos si peleamos juntos”.

Frases de empoderamiento deportivo hay muchas, pero para El Libre Pensador hay dos que acompañan principalmente este artículo. La primera, es de Albert Einstein: “Hay una fuerza matriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad del ser humano”.

Y la segunda, está dedicada en particular a Falcao: “Un tigre no pierde el sueño por la opinión de las ovejas”, refrán asiático.