Radiaciones WIFI provocan enfermedad invisible

Por Leidy Katherine Betancur

18 de octubre de 2017
Imagen: https://www.google.com/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&ved=0ahUKEwiw5aHMj7TWAhVL4iYKHVXBDTgQjxwIAw&url=https%3A%2F%2Fcommons.wikimedia.org%2Fwiki%2FFile%3AIc_signal_wifi_statusbar_not_connected_26x24px.svg&psig=AFQjCNHsgGgxCW2UWClnS1w3WTq4cYkgrw&ust=1506009170430688

A medida que el hombre ha ido evolucionando, ha creado herramientas las cuales reúnen una serie de conocimientos para adquirir la información rápida y fácil; es aquí cuando la tecnología interviene en nuestras vidas por medio de los elementos electrónicos como celulares, computadores… Estos artefactos necesitan apps para funcionar, los cuales requieren de internet. Pero ¿sabía usted que hay personas alérgicas al WIFI?, ¿Cómo hacen estas personas para vivir y cómo se presenta esta enfermedad?

¿Existe la enfermedad invisible?

En pleno siglo XXI se está presentando una dolencia la cual no se le ha podido dar solución. A esta  se le ha dominado enfermedad invisible o electro sensibilidad por la exposición continua de radiaciones del WIFI,  y a la fecha no se ha podido descubrir su origen ni su tratamiento. Para los médicos es difícil definir los síntomas  de mareo, vómito, cansancio, dolor de estómago, dolor de cabeza, falta de sueño, nerviosismo, pérdida de la memoria a corto plazo, incluso reduce la serotonina en el cerebro lo que genera depresión y otras sintomatologías. Los médicos al ver esta situación formulan pastillas que hacen reducir un poco el dolor, pero no en su totalidad, puesto que no tienen mucha información sobre esta enfermedad lo cual hace que ellos supongan que es una simple gripe.

¿Cómo convivir con esta enfermedad?

Es aquí donde cabe la pregunta: ¿cómo es la vida de estas personas y cómo sobreviven ante esta grave problemática? estas personas no les ha tocado la vida fácil, no pueden trabajar y los  que dan la posibilidad de realizar la actividad en casa son muy pocos. De igual forma, para que ellos puedan permanecer en su lugar de residencia,  se deben  colocar mayas aislantes para  maximizar las radiaciones de la ciudad, se debe tener una vestimenta especial, la cual consiste en atuendos especiales parecidos a una manta, que en este caso, cubre  la  cabeza,  además de una sábana en el cuerpo cuyo material es hilo de plata. Pese a las medidas, estos atuendos no quitan el total de las radiaciones que se encuentren en determinado lugar, sino que las aísla medianamente. A parte de tener que llevar otro tipo de ropa también  deben  traer consigo un aparato que detecta los niveles de radiación dependiendo del lugar que se encuentre el paciente. Para  evitarlos,  el aparato indica altos grados de ondas electromagnéticas. Ahora bien, ¿qué lugares  no tienen WIFI?  Todas las ciudades tienen un alto nivel de radiación, esto es difícil de restringir y la única forma de que estas personas no encuentren estas radiaciones y  se puedan descongestionar es aislándose de estos lugares y trasladándose a las montañas o pueblos poco habitados. Sin embargo, no se ha encontrado uno  habitable que tenga todas las condiciones de supervivencia para estas personas.

¿Qué han hecho los gobiernos frente a esta problemática?

Frente a esta problemática nos preguntamos ¿Qué ha hecho la Organización Mundial de Salud quien se supone  debe respaldarlos? En la mayoría de los países la Organización Mundial de Salud no ha establecido el electro sensibilidad como una enfermedad oficial, situación complicada para aquellos que la padecen, puesto que les toca poner en la balanza el hecho de trabajar o aguantar todos los síntomas para poder obtener un sueldo y sobrevivir o dejar trabajar y quedar en la deriva. Solo se ha logrado que un caso de electro sensibilidad se haya validado y de esta forma se obtiene una incapacidad para toda la vida: en términos colombianos, una pensión por invalidez. Esta situación  se presentó en España con la paciente Minerva Palomar que es electro sensible desde hace 15 años; quien demandó y ganó el proceso. De esta forma,  obtuvo un subsidio por parte del gobierno para el resto de su vida. Este ha sido el único caso que ha logrado obtener estos beneficios.  El abanderado en el estudio de este tipo de enfermedad es Joaquim Fernández Solá de España,  el médico quien diagnosticó la electro sensibilidad y el único que  se conoce que logra identificarla.

 Suecia ha sido el único país que se ha sumado a la causa del  reconocimiento de esta enfermedad, sin embargo se suma a la investigación otros países como Alemania e Inglaterra,  quienes se han interesado por el tema y han generado más estudios que otros estados. No obstante, estos  no han sido  suficientes, pues cada vez se  van sumando más personas con esta enfermedad y no se tienen soluciones inmediatas,  ni tratamientos para la electro sensibilidad.  Por tanto,  tenga presente la sintomatología… no deje al azar su salud.

Recomendados Libre pensador:

Iñigo Domínguez  – La supuesta “alergia” al wifi, en el banquillo

Inma Zamora – Alérgicos al wifi: la generación de la enfermedad invisible.

l


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario