Juegos de app: ¿nueva alternativa de aprendizaje?

Por Laura Daniela Cortés

6 de marzo de 2015
Imagen: Wesley Fryer

Actualmente, la mayoría de personas tienen un teléfono inteligente que les facilita la vida gracias al sinfín de aplicaciones que contiene para todo tipo de oficios. Sin embargo, el pensamiento general es que las aplicaciones o apps de entretenimiento como los juegos no aportan nada al conocimiento y que, por el contrario, son motivo de distracción. Dado el impacto positivo que han tenido ciertos juegos de aplicación en cuanto agilidad y concentración, es pertinente preguntar si realmente estos aportan o afectan, ya que generalmente en el tiempo libre se les dedica un gran espacio a este tipo de ocio.

Diversión y aprendizaje

En contradicción con la opinión de los padres y de algunos expertos, muchos  jóvenes hoy en día consideran que estos juegos de aplicación son nuevas alternativas que permiten desarrollar habilidades como la concentración, precisión y agilidad mental, alegando que son herramientas más efectivas para el aprendizaje, pues no son métodos comunes ni monótonos que generen aburrimiento.

Flappy Bird fue una app creada por  Nguyen Hà Đông en 2013 que causó  diversas opiniones, las cuales le dieron gran parte de su fama y éxito. El juego parece sencillo cuando se abre la aplicación por primera vez, ya que consiste en ayudar a un pájaro a atravesar unos obstáculos presionando la pantalla para que este pueda saltar. Otro juego es 2048, creado en marzo del año pasado por un desarrollador italiano, Gabriele Cirulli. Es una cuadrícula de 4×4, que se desplaza para  llegar a un resultado de 2048. Esto permite que el jugador desarrolle agilidad mental para planear una estrategia de juego con la cual pueda llegar al resultado.

A la lista se suma Trivia Crack, más conocido como Preguntados, publicado por la empresa argentina Etermax. Consiste en girar una ruleta donde dos jugadores compiten en distintas categorías: historia, arte, ciencia, geografía, deportes y entretenimiento. Para ganar el juego, es necesario responder correctamente tres preguntas de cualquiera de las categorías mencionadas. Este, al igual que los dos anteriores, tuvo un gran impacto en la sociedad latinoamericana, llegó a 180.000 nuevos usuarios por día, convirtiéndola en una de las apps más descargadas y aumentando su popularidad  en la red social Facebook. Su fama se debe, principalmente, al hecho de poder recordar cosas aprendidas en el colegio o  información nueva sobre cultura general. Es un juego estimulante, pues incentiva la memoria para poder ganar.

¿Adicción?

Sin embargo, estos juegos también tienen su lado negativo. Los altos índices de adicción que tienen los jóvenes en países asiáticos y Estados Unidos son causados por la dificultad que poseen o  por el sentimiento de competitividad que generan. La adicción va ligada al descuido de las labores diarias como el estudio o el trabajo. Del mismo modo, trae consigo problemas en la salud física, puesto que el jugar en aparatos electrónicos como smartphones o consolas de video juegos ocasiona una disminución en la actividad física de niños y jóvenes, lo que incrementa la obesidad y el sedentarismo.

Lo curioso es que la adicción de las personas llevó a que el creador de Flappy Bird cerrara el juego en febrero de 2014. Nguyen Hà Đông expresó en una entrevista a la revista  Forbes: “Flappy Bird estaba diseñado para jugarse en solo unos minutos cuando estabas descansando. Pero se convirtió en un producto adictivo. Para solucionarlo, era mejor eliminarlo. Se ha ido para siempre”. Asimismo, expresó que quería volver a su vida normal después de ganar aproximadamente US$50.000 diarios y agregó que la adicción al juego causó que varias personas le mandaran amenazas de muerte. Pero, a pesar de eliminar el juego, otros creadores y empresas lanzaron al mercado juegos parecidos a Flappy Bird y 2048, que si bien son fáciles de jugar, es difícil conseguir el resultado.

En cuanto a  Trivia Crack, a pesar de que no haya muchas desventajas, las personas tienen la libertad de formular las preguntas que salen en el juego y, muchas veces, por la adicción de los jugadores a ganar, estos crean preguntas evidentes y tontas, lo cual hace que el juego pierda su esencia.

Los avances tecnológicos han permitido optimizar nuestro modo de vida, brindando nuevas formas de interactuar, entretenerse y aprender. El estar en el siglo XXI no implica tener los mejores aparatos electrónicos o estar a la vanguardia de la última moda, de hecho, es aprovechar y tener un buen uso de las herramientas que se adquieren. En síntesis, no se trata de dejar estas prácticas, sino de encontrar alternativas que realmente nos aporten  a mejorar nuestra calidad de vida, objetivo principal del desarrollo tecnológico de los últimos años.

 Recomendados Libre Pensador

Rolling Stone – El vuelo del hombre pájaro 

Washington Post – Kid apps explode on smartphones and tablets. But are they good for your children?


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario