Impuestos… ¿saludables?

Por Manuela Rada

31 de octubre de 2016
Imagen: pixabay.com

¿Impuesto al tabaco? Pues bien, Alejandro Gaviria, actual ministro de salud, envía esta iniciativa al Ministerio de Hacienda. En su propuesta, asegura que los impuestos al cigarrillo en Colombia se clasifican dentro de los más bajos de América Latina, incluso, en el mundo. Ante esto, Gaviria, sustenta que una tributación al tabaco ayudaría a financiar la Ley Estatutaria de Salud y mitigaría problemas de salubridad que se presentan actualmente en la población. No obstante; esta es aún, una propuesta en vía de aprobación, en la que se han presentado disidencias y una de estas la protagoniza Humberto Mora, vicepresidente de Coltabaco, quien se manifestó con un: “Sorprendente. El ministro lo que busca es que aumente el precio del cigarrillo y disminuya el consumo. Con un aumento tan abrupto de 400%, el contrabando sustituye al producto legal”.

Tributación al tabaco, medida clave para el país

La idea es clara para Alejandro Gaviria: aumentar los impuestos del tabaco en un 400 o 500%, es decir, un valor promedio, de cinco veces mayor al presente. El ministro, argumenta su proyecto explicando que Colombia tiene los impuestos más bajos de América Latina después de Paraguay. Cabe acotar que según estimaciones de la (OMS), Organización Mundial de la Salud, el precio de una cajetilla en Colombia es de 1,82 dólares (5.307 pesos) mientras que el valor promedio en América Latina es de 4,9 dólares (14.288 pesos).  Alejandro Gaviria, sustenta su opinión en que el sistema sanitario en Colombia requiere un aumento en sus ingresos fiscales, teniendo en cuenta que actualmente el país tiene un hueco fiscal de 30,5 billones de pesos. Con la anterior medida, en cuatro o cinco años aproximadamente, se recaudaría un monto cercano al medio billón de pesos, incluso más, pues el ministro expone otras dos alternativas que se pueden aplicar junto a la tributación del tabaco para generar beneficios fiscales. Entre estas dos se encuentran: un aporte al sistema de salud por parte de los rentistas del capital y un aumento en las bebidas azucaradas. En consideración con lo anterior, con esta propuesta no sólo se intenta un aumento en los recursos para el sistema, sino también una disminución en el consumo de tabaco, de 12,9% a 11,4% aproximadamente. Lo anterior generaría a su vez, la reducción de muertes asociadas al tabaquismo.

Dualidad de opiniones en el sector económico

Por otro lado, un ambiente de contrariedad se apoderó de la iniciativa de Alejandro Gaviria, pues varios sectores, los perjudicados especialmente, manifestaron sus argumentos en contra de tal medida. Sin embargo, fue Humberto Mora quien protagonizó la polémica que generó y genera este proyecto. El vicepresidente de Coltabaco menciona que por el contrario de lo que pretende el ministro de salud, Alejandro Gaviria, esa medida ocasionará un incremento en las ventas ilegales del producto, es decir, se presentará un aumento de contrabando. Para esto, trae a colación que en el año 2010 Colombia aumentó en un 50% en el impuesto al cigarrillo y fue causa de dificultades económicas, pues el contrabando había aumentado 19% en todo el país. Ahora bien, con todo y lo anterior, Coltabaco rechaza un aumento a los impuestos y pide al Congreso Nacional la aprobación del Proyecto de Ley 280 para convalidar la reforma del impuesto al consumo, ya que la empresa necesita estabilidad a nivel fiscal, económico y jurídico para avanzar en planes futuros, inversiones y dar cumplimiento con las obligaciones laborales.

Ahora bien, cabe acotar que a pesar de que la política fiscal de un país debe ser usada para fines de recaudación y salud pública, es necesario crear un equilibrio en la tasa de aumento de los impuestos y adoptar una estructura fiscal correcta. Además, el gobierno debe estar en la capacidad para hacer uso de su fuerza legítima, hacer cumplir las leyes, controlar sus fronteras y establecer políticas de administración convincentes; por lo que el argumento del contrabando esbozado por diferentes tabacaleras a nivel mundial no daría lugar en la discusión. Claro está, las personas siguen en su libertad para consumir tabaco, pero la medida planteada por el ministro de salud es razonable si se trata de evitar un acrecentamiento por muertes atribuidas al tabaquismo, al igual que si se toma esta medida para generar ingresos fiscales.

Recomendados Libre Pensador:

El Tiempo – Precio de los cigarrillos aumentaría en 400 %

El Espectador – Espaldarazo a los impuestos al cigarrillo

El Tiempo – Impuesto a cigarrillos aumentaría entre 400 y 500 por ciento: Minsalud

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario