El trap: Machismo y sexismo auditivo

Por Valeria Cristina Bermudez Rojas

27 de febrero de 2018
Imagen: CC0 Public Domain

El trap es un género musical nacido en la década de los 90, en el sur de Estados Unidos, y aunque en América Latina varios cantantes urbanos incursionaron en este en la primera década del presente siglo, fue hasta hace dos años que tuvo gran auge en el subcontinente.

Este género proviene de una mezcla del hip hop con la música electrónica y se ha fusionado con otros géneros como el pop y el reggaetón. El término trap es usado en Estados Unidos para referirse a las ollas o expendios de droga. De ahí que estas canciones giren en torno a temas como la adicción, el sexo, violencia y la vida callejera.

Este nuevo género musical ha tenido una gran acogida durante los últimos años en la juventud americana pero también ha despertado oposición e inconformidad, dado que muchas veces el lenguaje utilizado es explícito y soez y los temas que tratan son considerados poco dignos e inmorales.

No más trap

La lírica del trap, desde sus inicios, se inspira en la realidad de la vida callejera y en la cotidianidad. La mayoría de veces, alude al género femenino con expresiones denigrantes y humillantes; en muchas canciones se refieren a la mujer como un objeto sexual, así como también las refleja como objetos sin valor, reemplazables, intercambiables, que los hombres usan y desechan a su antojo. Es por esto que, a pesar de haber tenido gran aceptación en la sociedad, muchas personas tienden a tildar el genero de machista y vulgar.

Este género ha recibido muchas críticas, así como los cantantes que han decidido incursionar en él, como es el caso de Maluma, quien escandalizó con su sencillo Cuatro Babys, canción que llevó a que los periodistas que lo llamaran machista y hasta misógino. Además, personajes políticos han pedido el veto de estas canciones en radio por su alusión a la violencia de género, por lo que, emisoras de algunos países ya no lo reproducen. Aunado a esto, Change.org recaudó firmas para eliminar este contenido de Youtube, alegando que tratan a las mujeres como si fueran “meros cuerpos sin valor, intercambiables y absolutamente disponibles al servicio del deseo sexual ilimitado de los autores”.

Incluso artistas de otros géneros parecidos, como el reggaetón, critican el trap. Es el caso de Don Omar, quien afirma que nunca se atrevería a incursionar en este nuevo género porque se le dificulta pensar que alguien se dirija a su hija de 10 años con ese tipo de canciones y afirma que el lenguaje y contenido que usa deberían modificarse.

No soy solo yo

Hay quienes afirman que la intención de los cantantes de trap no es transmitir un mensaje sucio o indeseable sino mostrar a las personas su cotidianidad; una realidad dura que algunos que critican esta música no conocen, pero que las personas que si lo hacen, entienden y se sienten identificados, es  por esto no ven a este género como algo vulgar sino como una forma de mostrarle al mundo lo que son y de donde vienen. El lenguaje fuerte y sin censura que caracteriza el género, al fin y al cabo, es el que se escucha comúnmente en las calles.

Además, personas dedicadas a estudios culturales, como Alejandro Pino, afirman que no se puede culpar al género por transmitir este contenido machista y sexual. Existen varios géneros, diferentes al trap, que tratan a la mujer como un objeto y las humilla, como el vallenato, el reggaetón, la pornosalsa, entre otros. Tal contenido viene de la sociedad en la que se vive, la música, como cualquier otra expresión artística, refleja la realidad y si la sociedad actual vive en una realidad machista, violenta y con brotes de ilegalidad, esto es lo que las canciones van a reflejar.

Por otro lado, el concepto de trap como un género vulgar y machista es una generalización pues existen canciones de este género que se limitan a ser románticas y/o eróticas.

El trap es un género que, aunque puede tratar temas fuertes y usar un lenguaje soez para muchos, muestra la realidad de la sociedad actual que muchos otros géneros muestran aunque no siempre utilizando un lenguaje estilizado.

Recomendados Libre Pensador:

Semana – Trap, el género que lleva la mala fama del machismo

El Colombiano – Qué es el trap y por qué los reguetoneros lo detestan

Palabras clave: noticias música; noticias trap; noticias reggaetón, cultura en Colombia; Maluma; música machista


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario