Opinión


Cacíques políticos, un mal que no termina

Sara Balaguera

miércoles 18 de abril de 2018

Colombia es un país en el que, al llegar la época de elecciones, votar por quienes conformarán la rama ejecutiva y legislativa del poder público, se puede ver afectado por influencias de ciertos grupos de personas que, por lo general, pertenecen a la élite del país. Aunque se sabe de la existencia de familias poderosas, que generación tras generación su legado ha consistido en mantener el poder para que sea ejercido por los de la misma sangre, algo así como una dinastía, a veces, aparecen nuevos poderes, personas y núcleos que aprovechan su oportunidad de enriquecimiento económico para entrar a formar parte de las élites que hoy manejan el país.

Es común que en cada departamento exista al menos una de estas familias, aunque otras, debido no solo a su poder económico sino al tiempo que llevan ejerciéndolo, abarcan hasta tres o más departamentos, incluso, todo el país. El que las votaciones electorales dependan del grupo o familia influyente en la región, se ha conocido como un fenómeno socio político que según expertos politólogos va en contra de la democracia y la legitimidad de la misma. Es entonces cuando el sistema aparentemente democrático que tiene Colombia, empieza a verse afectado a causa de que las decisiones verdaderamente importantes en el país, se sigan tomando por parte de unos pocos.


Estados Unidos: ¿armamento para docentes?

Laura Monroy

miércoles 18 de abril de 2018

El atentado en la escuela de Marjory Stoneman Douglas el 14 de febrero en Parkland Florida, fue la gota que derramo el vaso. El presidente de Estados Unidos, el miércoles 21 de febrero, manifestó su apoyo sobre la posibilidad de darles armas y entrenamiento militar a los docentes por tres días en un curso llamado FASTER. Los que están a favor, como el vicepresidente de la Asociación Nacional del Rifle (NRA siglas en inglés), afirman que la única forma de detener a los malos con una pistola, es un tipo bueno con una pistola. El argumento se centra en que la gente necesita armas en las escuelas para hacerlas seguras. La Idea que Trump apoyó diciendo que con unos profesores bien entrenados los ataques se acabarán. De otro lado, están los que la desaprueban: el 72% de los docentes, según una encuesta de la Asociación Nacional de Educación. De igual modo que el alumnado de las escuelas estadounidenses, que expresan que esta medida lo único que va a hacer es fomentar más la inseguridad y la violencia. Entonces, ¿es esta la mejor solución para dicha problemática?


¿Lentejismo o transfuguismo?

Valeria Restrepo

martes 16 de enero de 2018

Crecieron dos hermanos, Esaú y Jacob. El primero fuerte y mujeriego, el menor calmado y noble. Esaú, luego de un largo día de caza y en medio de un hambre incomparable, acepta la oferta de Jacob de renunciar a su primogenitura ante un banquete de lentejas. Jacob, a su corta edad, había aprendido a ser obediente y honrar su palabra, pero en el lecho de la muerte de su padre Isaac, la madre de los hermanos, Rebecca, pide al menor que se haga pasar por su hermano mayor para recibir la bendición.


La ineficiente entrega de menores de las FARC

Natalia Chinchilla

martes 16 de enero de 2018

Se dice que para que puede haber un acuerdo independientemente de cuál sea, ambas partes deben comprometerse y cumplir lo que se pacta, para que se pueda llegar a un estado de armonía y satisfacción. Este es el principal problema que se presenta en el proceso de paz por el cual se ha luchado tanto en Colombia a lo largo de los últimos años. Lamentablemente, el grupo guerrillero de las FARC exige que se les dé un reconocimiento político a nivel nacional, pero estos no cumplen con la parte que les corresponde: siendo más precisos, han incumplido con la entrega de los menores que fueron secuestrados, situación que se había acordado en este proceso. Entonces, cómo se puede llegar a una solución y lo más importante, cómo pueden venir a exigir si ellos no dan de su parte.