Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

2 de mayo de 2020

Supergirl: en busca de la equidad de género

"Supergirl" ha sido un personaje mal utilizado y su historial en la televisión no ha sido el mejor, ya que toda película o serie donde Kara Zor-El fuera la protagonista no atraía la suficiente audiencia para que los productores siguieran con la historia. Sin embargo, en 2015, Warner Bros decidió lanzar una nueva versión de la superheroína. Esta serie estadounidense ha llamado la atención de muchos fanáticos de la ciencia ficción, analistas y activistas feministas, puesto que, esta surge como un reflejo de lo que está sucediendo en la sociedad, así como los comics estaban en su auge —sobre todo después de la gran depresión y la Segunda Guerra Mundial— y dado que es poco común ver heroínas que son protagonistas en el mundo de la ciencia ficción. Si bien la serie “Supergirl” es símbolo de empoderamiento de la mujer y es una crítica al contexto actual en Estados Unidos, esta serie de televisión aún cae en estereotipos por los cuales, desde varios años atrás, se ha luchado por dejar de lado.

Por: Valentina Santos

“Supergirl” ha sido un personaje mal utilizado y su historial en la televisión no ha sido el mejor, ya que toda película o serie donde Kara Zor-El fuera la protagonista no atraía la suficiente audiencia para que los productores siguieran con la historia. Sin embargo, en 2015, Warner Bros decidió lanzar una nueva versión de la superheroína.

Esta serie estadounidense ha llamado la atención de muchos fanáticos de la ciencia ficción, analistas y activistas feministas, puesto que, esta surge como un reflejo de lo que está sucediendo en la sociedad, así como los comics estaban en su auge —sobre todo después de la gran depresión y la Segunda Guerra Mundial— y dado que es poco común ver heroínas que son protagonistas en el mundo de la ciencia ficción. Si bien la serie “Supergirl” es símbolo de empoderamiento de la mujer y es una crítica al contexto actual en Estados Unidos, esta serie de televisión aún cae en estereotipos por los cuales, desde varios años atrás, se ha luchado por dejar de lado.

Un reflejo de la sociedad

“Supergirl” es una serie que se ha caracterizado por jugar un papel importante en la crítica que muchos han tenido sobre el actual gobierno de Estados Unidos, puesto que este mediante un discurso republicano y excluyente ha incentivado el odio a los migrantes. Esto se debe a que “la sociedad engendra sus héroes a su imagen y semejanza o, para ser más exactos, conforme a la imagen idealizada que tiene de sí misma” (Aguirre, 1996). De esta manera, la superheroína inicia cada capítulo de la cuarta temporada con la frase “Mi nombre es Kara Zor-El (…) y soy una refugiada en este planeta”, haciendo alusión a que es irónico que se le admire y se le respete, aun sabiendo que no es estadounidense y, pese a ello, se discrimine y rechace al resto de los refugiados, que provienen de otros planetas y galaxias.  Aunado a esto, en esta temporada se ve cómo la presidenta de los Estados Unidos es destituida por el hecho de ser una extraterrestre camuflada. De este modo, los alienígenas son los emigrantes que tanto ha rechazado el gobierno actual de Donald Trump.

Por otro lado, al ser la protagonista una mujer ha despertado el interés por activistas feministas, ya que de esta forma se demuestra que la guerra de los sexos ha tenido frutos en el contexto de la ciencia ficción. Es común tener como primer pensamiento la imagen de Superman al ver el logo que utiliza Supergirl, ya que por décadas se ha desmeritado el papel de la mujer y, sobre todo de la superheroína, en el mundo de los cómics. La protagonista se encuentra rodeada de mujeres líderes y emprendedoras, ninguna de ellas se encuentra bajo la sombra de un hombre, por el contrario, el papel del hombre es escaso en el rodaje de la serie.

Además, en la saga de las series de televisión que muestran las historias de Dc Comics (The Flash, Arrow y Dc Legends of Tomorrow) se realiza una vez por temporada una múltiple colaboración donde los personajes de estas cuatro series se reúnen para salvar al mundo, en el cual Kara es el personaje que tiene los poderes más relevantes para poder obtener el desenlace que tanto se espera. No obstante, esta serie todavía adopta estereotipos respecto a la mujer que siempre se han querido abolir, sobre todo en el mundo de los cómics.

Los estereotipos que permanecen

Desde los orígenes, el cómic estaba adaptado a solo el público masculino, por lo que si aparecía un personaje femenino estaba diseñada para complacer al lector, por esto “las superheroínas (…) debían ser guapas, sensuales y con unos cánones de belleza extremadamente altos, sin olvidar su lado sumiso y enamoradizo hacia el hombre” (García, 2017 ). Por lo anterior, si se analiza la imagen de la protagonista, Melissa Benoist, es una actriz y cantante estadounidense, quien cumple con los cánones de belleza adoptados por la sociedad: alta, rubia, ojos claros, tez blanca, y curvas definidas, en otras palabras, físicamente es bastante atractiva. Además, no hay que olvidar el vestuario que ella tiene a lo largo de la serie, este es licrado al cuerpo, dejando ver los atributos de la actriz y en la parte inferior una corta falda roja.

Por lo anterior, se puede observar cómo la imagen de la protagonista es cosificada y es atractiva visualmente, sobre todo para el género masculino. Asimismo, es objeto de análisis el hecho de que con el vestuario que utiliza esta superheroína no es útil para cumplir su misión como guardiana del planeta tierra, ya que no le brinda ningún tipo de protección ni comodidad para realizar todo movimiento y acción requerida.

Por otro lado, Kara Zor-El tiene como objetivo principal cuidar a su primo recién nacido, puesto que  su planeta de origen estaba a punto de desaparecer de la galaxia, es decir, tenía que ejercer todo lo que abarca el papel de madre a una corta edad. Sin embargo, esto no se cumple, debido a que el primo, quien más adelante es Superman, llega a su destino primero que ella. Sin embargo, al llegar Kara al planeta tierra, esta es restringida de usar sus poderes, cosa que no sucedió con su primo. También, cuando Supergirl sale a la luz pública, esta es comparada constantemente con Superman, es decir, su profesión y reconocimiento como superhéroe crece bajo la sombra de un hombre, que en este caso es de su mismo linaje familiar. A pesar de que ella lucha por ganar reconocimiento por sí misma, dejando de lado el legado que ya dejó Superman en la sociedad.

De este modo, la serie es un fiel ejemplo de cómo los cómics o en este caso sus adaptaciones audiovisuales son un reflejo de la sociedad en la que se vive. Así como este género literario sirve como una fuerte crítica y denuncia social, política y/o económica, este también representa las constantes luchas que tiene el sexo femenino para abolir esos ideales sociales.

Recomendados Librepensador: 

Aguirre, J. – ­Héroe y Sociedad: El tema del individuo superior en la literatura decimonónica. Espéculo (3)

García, M. – Los estereotipos de género a través de los protagonistas del cómic. (Tesis). Universidad de Alicante, Alicante, España.