Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

21 de septiembre de 2020

La multiculturalidad como obstáculo para hallar una Identidad Nacional Colombiana

Colombia es, en definitiva, un país diverso y multicultural. Esta variedad de tradiciones culturales y étnicas, resultado de la conjugación de un pasado ancestral africano e indígena con las costumbres europeas, constituye un componente significativo a la hora de enmarcar la riqueza del país. Sin embargo, esta misma multiculturalidad es la que impide que se halle y/o establezca una identidad nacional: pues no se tiene algo que identifique a todos los colombianos como un “nosotros”. Más bien, los lazos regionales priman sobre los nacionales, lo que provoca, incluso, que haya choques entre regiones por defender e imponer su cultura frente a la de los demás. Esto quiere decir que hay fuertes identidades regionales, pero, por el contrario, una débil identidad nacional.  

Por: Lorena Fajardo Hernández

Colombia es, en definitiva, un país diverso y multicultural. Esta variedad de tradiciones culturales y étnicas, resultado de la conjugación de un pasado ancestral africano e indígena con las costumbres europeas, constituye un componente significativo a la hora de enmarcar la riqueza del país. Sin embargo, esta misma multiculturalidad es la que impide que se halle y/o establezca una identidad nacional: pues no se tiene algo que identifique a todos los colombianos como un “nosotros”. Más bien, los lazos regionales priman sobre los nacionales, lo que provoca, incluso, que haya choques entre regiones por defender e imponer su cultura frente a la de los demás. Esto quiere decir que hay fuertes identidades regionales, pero, por el contrario, una débil identidad nacional.

Multiculturalidad colombiana

Colombia tiene alrededor de 50 millones de habitantes, donde adicional a ser reconocida por su gran biodiversidad, cuenta con otro factor que a su vez enmarca la riqueza del país: la multiculturalidad. Tras la Constitución de 1991, el Estado colombiano reconoce la enorme diversidad cultural, étnica y regional que caracteriza al país, declarando así, en su artículo 7º, que Colombia es un país multicultural y multiétnico. Se establece también una república pluralista, que reconoce la autonomía de las entidades territoriales y protege esta diversidad (étnica y cultural) como bases de la nación colombiana.

La multiculturalidad, por lo tanto, constituye a su vez una variedad de ricas tradiciones culturales, tales como la música, la gastronomía, el arte, las fiestas… Ante los ojos de viajeros y personas de todo el mundo, la diversidad de razas y culturas es uno de los grandes atributos con los que cuenta el pueblo colombiano. Con la llegada de los españoles y africanos hace más de 500 años, y tras su mestizaje con los pueblos nativos de esos territorios, se dio pie al surgimiento de una interesante diversidad étnica; enmarcada, además, por las diferentes condiciones naturales del territorio nacional. Es por ello que actualmente se pueden diferenciar diversos grupos culturales establecidos de acuerdo a la región donde se desarrollan:

Paisas son quienes viven en los departamentos de Antioquia, Caldas, Risaralda y Quindío, reconocidos a nivel nacional por su brío y ganas de salir adelante. Los llaneros, quienes pertenecen a la región de la Orinoquía colombiana en frontera con Venezuela, cuyo símbolo representativo es la ganadería y las extensas llanuras. Los costeños, quienes habitan las zonas costeras del país, se caracterizan por su alegría, y su ambiente festivo. Los cundiboyacenses: a este grupo pertenece la capital colombiana y las zonas adyacentes a esta y por convivir en un clima frío, sus habitantes son un poco más reservados.

También están otros grupos poblacionales que conforman la gran riqueza cultural de Colombiana: los “vallunos y caucanos” (costa pacífica), los “santandereanos” (departamentos de Santander y Norte de Santander); “pastusos” (departamento de Nariño), “tolimenses” (departamento de Tolima), “amazónicos” (región del Amazonas), “opitas” (departamento Huila).

La cacareada Identidad Nacional Colombiana

Colombia efectivamente está dividida por regiones, que, a su vez, cuentan con características y costumbres propias, estableciendo así identidades regionales. Estas identidades regionales se van a ver fortalecidas por el sentir de los individuos de cada región, lo que provoca que cada una de ellas sea ajena a las demás, y así esto impide que se establezca una identidad nacional.

¿Qué es la identidad nacional? La identidad nacional es aquella que identifica a la población de un país o nación. La identidad nacional reúne el conjunto de elementos comunes tales como: la raza, religión, cultura gastronómica, folclor, idioma, música, danza e historia. Es esa serie de valores o costumbres (morales, religiosos, culturales, gastronómicos, sociales, territoriales) que en definitiva se derivan de un sentir individual que se vuelve colectivo, lo que hace que se establezca un común denominador que constituye la identidad de un país.

Después de identificar qué es una identidad nacional, y a partir de lo planteado a lo largo de este artículo, se presenta el cuestionamiento de si Colombia tiene o no una identidad nacional. Y es aquí donde la gente empieza a enaltecer características que se dice que diferencian a los colombianos de los otros: su optimismo y alegría, su solidaridad, su ingenio y creatividad, la resiliencia, que los colombianos llevan el sabor en la sangre e, incluso, hasta su forma de hablar es única e irrepetible. Pero, para determinar una Identidad Nacional se requiere más que esas actitudes y elementos que puede que en ocasiones describan a un colombiano.

Muchos académicos coinciden en señalar que uno de los problemas históricos que se ha tenido en la construcción del Estado colombiano ha sido la débil identidad nacional, no se ha podido establecer como tal, algo que identifique a todos los colombianos, que los haga sentir como parte de un proyecto común, que los una y los diferencie de los otros. Por el contrario, se afirma que existen unas fuertes identidades regionales; por eso, se dice, acá somos primero costeños que colombianos o paisas que colombianos, o santandereanos que colombianos. El ideal de una identidad nacional se ve desdibujado por las barreras que se han impuesto entre las regiones, y por el afán de las personas de poner la propia sobre las demás.

 Y no es sólo cuestión de poner su región sobre las demás, sino que  al apropiarse tanto de su región, les tiene sin cuidado lo que pase o deje de pasar en las otras. Es el caso de una persona que, por ejemplo, se apropia de su región, la quiere, la cuida, pero que cuando viaja a otros lugares como la capital colombiana (es el caso más común) no le importa botar basura en la calle o realizar cualquier tipo de acción que afecte a la ciudad y a la región, porque finalmente no afecta a la propia. Y este es un ejemplo claro del egoísmo y falta de empatía, a las que se han llegado dentro del territorio colombiano, debido a los choques regionales existentes y la falta de una identidad nacional.

 A pesar de las notorias diferencias existentes entre las regiones y/o grupos poblacionales colombianos, cuando se producen hechos relevantes y positivos, verbigracia, en lo deportivo, se tiende a manifestar momentáneamente cierto elemento de unidad nacional. Esto es un punto importante de coincidencia nacional, pero es de tipo transitorio.

Por lo tanto, y para concluir, hasta que Colombia encuentre y pueda establecer más referentes que constituyan una identidad nacional sólida, van a seguir primando las identidades regionales sobre la nacional.

Recomendados Libre Pensador

Borja, M. – Colombia Regional.

Duque, E. – “Multiculturalidad en Colombia”. Cultura e inclusión.