Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

18 de marzo de 2019

La iglesia: en deuda con los niños (Análisis de prensa)

Por: María Luna, Karla Núñez, Daniel Páez y Santiago Angulo

Los medios colombianos retratan día tras día el escándalo que ha agobiado a la iglesia católica durante años con respecto a la pederastia. Lo más relevante que ha dado pie a los medios para cubrir una parte sustancial de la polémica, en la que se encuentra sumergida la iglesia, es la coincidencia de tres hechos que han puesto en tela de juicio la fe y la credibilidad de esta institución. Por una parte, el juicio en el que se le revocó la condena al sacerdote William Lynn que había recibido por acusaciones relacionadas con abusos sexuales hacia menores; en segundo lugar, la visita del pontífice a Irlanda, lugar que tenía décadas sin ir un papa, debido a que allí se presentaron los primeros escándalos relacionados con la pederastia, y por último la acusación de Carlo Maria Vigano, exembajador del Vaticano en Washington, al santo padre mediante una carta, en la que criticaba abiertamente que el pontífice encubriera al recién acusado Theodore McCarrick por abusos sexuales. En ella, también desestimó al pontífice por sus sanciones, y por haber ignorado las advertencias internas sobre el cardenal.

Ahora bien, los medios nacionales manejan el contenido de este acontecimiento desde distintos puntos de vista, no obstante, siempre manteniendo dos puntos centrales: la discordia que se ha levantado en el interior de la iglesia católica y la manera en que el santo padre ha reaccionado frente a la situación que, aunque no es algo nuevo desde sus cinco años de cargo, se le ha venido encima con un ímpetu parecido al que se le presentó al anterior pontífice alemán Ratzinger (o Benedicto XVI).

“El manual de jugadas”

En agosto el Canal 1 informó que la Corte Suprema de Pensilvania y el FBI revelaron “El manual de jugadas”, un documento de más de mil páginas que documenta más de 300 casos de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes. También subraya que la iglesia había gestionado un encubrimiento sistemático que comprendía “(…) usar eufemismos, guardar las denuncias en un archivo secreto, hacer traslados de sacerdotes sin aclarar el motivo, evitar el contacto con la policía…”

Por otro lado, el diario EL TIEMPO hace énfasis en las declaraciones hechas por el Fiscal General de Pensilvania, Josh Shapiro, en las que condena y expone las acciones llevadas a cabo por los sacerdotes: abuso sexual infantil, violación, etc.; acciones cometidas por hombres mayores en contra de la voluntad de los niños. El medio recalca una declaración específica del fiscal en la que dice: “A los niños se les enseñó que este abuso no solo era normal, sino que era sagrado”. En esta cita se hace énfasis en las terribles declaraciones hechas por el fiscal quien narraba lo ocurrido mientras los acusadores lloraban a sus espaldas, dejando ver los actos atroces perpetrados por los sacerdotes y sus consecuencias tanto en los menores como en sus familias.

El Espectador agregó que los hechos de pederastia descubiertos y publicados por el Fiscal General Josh Shapiro crean en las víctimas un sentimiento de justicia. Además, destaca que la magnitud de la investigación está dentro de las más importantes a lo largo de la historia de Estados Unidos y añade que: “es una de las investigaciones más exhaustivas en lo que se refiere a delitos sexuales dentro de la iglesia en Estados Unidos, junto con el escándalo de Boston”. Por último, hace hincapié en que es una de las investigaciones más profundas en la Iglesia católica con nombres y detalles sin precedentes,

Frente a ello,  El Colombiano expuso otros casos narrados por el Fiscal Shapiro en los que se evidencian actos de abuso sexual contra menores y contrasta la cantidad de casos de los que se tiene conocimiento y los pocos que han sido tratados o judicializados. Expone, además,  diferentes medidas que quieren tomar las autoridades estadounidenses para la investigación y pesquisa de quienes cometieron estas agresiones. De esta manera, se busca prolongar el plazo de prescripción de los delitos de abuso sexual contra menores, para presentar más demandas y tener más tiempo para la búsqueda de los culpables de estos actos.

Se destaca sobre lo expuesto por El Colombiano, que publicó datos de la ONG Bishop Accountability, la cual expresa que “Entre 5.700 y 10.000 sacerdotes católicos han sido denunciados por acoso sexual en Estados Unidos, pero solo un par de cientos han sido juzgados, condenados y sentenciados por sus crímenes”.

Sacerdotes en la impunidad

Ahora bien, la revista Semana  presenta una serie de casos que aparecen en el informe presentado por el Fiscal General Shapiro y el FBI. Aquellos informes muestran información detallada de diversos casos como el abuso de una menor de 17 años y la posterior obligación a abortar. Sacerdotes abusadores reintegrados a la iglesia luego de haber confesado sus delitos y, sin embargo, aquellos fueron ocultados por esta institución.

Por su parte, Caracol Radio expone información detallada acerca de las ocho diócesis involucradas en el escándalo de pederastia. Además, señala que las autoridades eclesiásticas convencieron a las víctimas de no acudir a la justicia y, junto a ello, presionaron a instancias judiciales para evitar las investigaciones al respecto.

En añadidura, el cardenal Donald Wuerl, quien se desempeñó durante 18 años como obispo de Pittsburg es acusado, en el informe, de haber ocultado a los religiosos involucrados en los delitos. Aunado a ello, se hace mención de algunas declaraciones del fiscal general, Josh Shapiro donde dice que: “”El encubrimiento fue sofisticado. Todo el tiempo el liderazgo de la iglesia mantuvo el historial de los abusos y los encubrió. Estos documentos de los archivos secretos de las diócesis forman la columna vertebral de esta investigación”, como lo presentó Blu Radio.

Por otro lado, El Heraldo se limita a presentar la información de manera neutral. Esta manifiesta que la investigación tuvo una duración de 18 meses y añade que hubo un encubrimiento sistemático por parte de los religiosos en Pensilvania. Además, subraya que eclesiásticos del Vaticano también estuvieron involucrados en los actos de pederastia. Finalmente expone que cada instancia de abuso que fue hallada, es demasiado antigua como para investigar y presentar cargos.

Publímetro recalca que más de mil menores fueron víctimas de supuestos abusos sexuales por parte de más de 300 sacerdotes. Aquellos menores fueron manipulados tanto con pornografía como con alcohol y fueron abusados de distintas formas. Se hace hincapié en las acciones realizadas por el cardenal Donald Wuerl, quien días después de la publicación del informe de más de mil páginas, emitió un comunicado en su defensa. En él expuso que actuó de manera que no hubiera actos futuros de abuso y que, además, lo hizo con preocupación por las víctimas de estos actos. Finalmente, hubo una sucesión de obispos católicos que trataron de defender a la iglesia de una mala imagen y de demandas financieras al encubrir estos casos.

Por su parte, El Nuevo Día menciona diferentes intervenciones del fiscal Shapiro y expone las acusaciones que se le hacen al cardenal Wuerl. Además, presenta las acciones tomadas por este último para defenderse ante tales señalamientos.

Resalta que el jurado investigador examinó las acusaciones de abusos en diócesis que abarcan más de la mitad de los 3.2 millones de católicos en el estado de Pensilvania. Por último, añade que este escándalo se desarrolla en un momento de renovado escrutinio en la iglesia católica y que el papa tomó represalias: despidió del ministerio al cardenal Theodore McCarrick.

Ahora bien, teniendo en cuenta lo anterior se puede concluir que estos medios dan distintos puntos de vista y enfoque al lector, ya que medios como El Tiempo y El Espectador se enfocan en presentar una posición inclinada hacia las palabras dichas por el Fiscal y sus impactos en las personas cercanas a las víctimas o se enfocan en subrayar la importancia y los precedentes del hecho tratado, además de exponer la necesidad de hacer justicia, para que estos casos no queden impunes.

Por otro lado, medios como la revista Semana, El Heraldo y Canal 1, se limitan a presentar la información de manera neutral, sin mostrar inclinaciones hacia una característica específica del tema tratado. Por tanto, medios como El Colombiano buscan ampliar la información presentada, dando un punto de vista más general y tomando datos externos del documento tratado principalmente, como lo fue el de más de mil páginas, presentado por el Fiscal Shapiro. Además, presenta las intenciones de la justicia estadounidense para ampliar el tiempo y tener una mayor cobertura de los casos de pederastia y sus víctimas.

Prensa internacional: silencio sepulcral  

En el contexto internacional, varios medios reconocidos como El País de España, Sputnik Mundo, BBC News, The New York Times, Univision, A, se han pronunciado con respecto al caso de curas pederastas en Pensilvania. Caso que no es nuevo, pues estos abusos vienen presentándose hace 70 años, en los que se han visto involucrados 301 sacerdotes, que fueron encubiertos por la iglesia durante mucho tiempo, incluso se acusa al actual pontífice y se le exige su renuncia. Además, muchos de los casos ya no pueden ser juzgados, ya que fueron cometidos antes del año 2000 y en el estado de Pennsylvania hay una limitación en la cual prohíbe presentar demandas contra la iglesia, luego de haber cumplido 30 años. Los anteriores, son los ejes centrales a los cuales la prensa internacional hacen mayor énfasis.

 En La República de Perú se hace mención de la publicación de un informe de 1300 páginas sobre los abusos sexuales cometidos por seis diócesis del estado de Pennsylvania, tal informe se logró con la ayuda del FBI, entidad que identificó a 301 Sacerdotes abusadores de menores por más de 6 décadas.

 El 20 de agosto el papa publicó una carta rechazando los actos abusadores y subrayando que no hay forma de reparar las consecuencias de estos actos y que la iglesia reafirma su compromiso para garantizar la protección de menores.

Los medios internacionales como CNN, Infovaticano y El País, han estado atentos a esta noticia, haciendo un seguimiento exhaustivo, no solo en Pensilvania, sino también en otros países en los cuales este suceso también causó gran impacto, ya que el informe hecho por el gran jurado ha revelado que más de 300 sacerdotes abusaron de niñas y niños durante las últimas siete décadas.

A partir de esta investigación,  se logró que se identificaran a más de 1.000 víctimas infantiles, es la investigación más profunda que se ha llevado a cabo sobre el abuso sexual de la iglesia Católica en Estados Unidos.  El fiscal general del Estado, Josh Shapiro, entregó los detalles del documento, donde se concluye un “encubrimiento sistemático por parte de altos funcionarios de la iglesia en Pensilvania y en el Vaticano” dice BBC mundo.

Los sacerdotes que estaban al tanto de la situación decidieron proteger a la iglesia y a los abusadores, antes que a las víctimas: “Lo principal no era ayudar a los niños, sino evitar el escándalo”, agregó Shapiro en una rueda de prensa. Como consecuencia del encubrimiento, “casi todos los casos de abuso que encontramos son demasiado viejos para ser enjuiciados”, aclaran los investigadores en el informe. Y aunque consiguieron identificar a más de mil víctimas infantiles, fueron muchos los casos que se perdieron, y muchos más los niños que no se atrevieron a denunciar.

El diario El País centra su información en la publicación de un documento con casi 1400 páginas por parte de la Corte Suprema de Pensilvania, donde se describe el comportamiento de los sacerdotes pederastas en seis de las ocho arquidiócesis del Estado. Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía. A algunos les hicieron masturbar a sus agresores, o fueron manoseados por ellos. Algunos fueron violados oralmente, otros vaginal, y analmente, denuncia el texto.

Por su lado, el medio SPUTNIK Mundo profundizó en el tema del cardenal McCarrick. El arzobispo Carlo Maria Vigano, difundió una carta, con testimonios de víctimas, en la que afirma haberle dicho al papa en junio de 2013, a tan solo tres meses después de haberse posicionado, que el cardenal Theodor McCarrick había “corrompido a generaciones de seminaristas y sacerdotes”. Según el arzobispo, el papa Benedicto “impuso sanciones contra McCarrick”. Sin embargo, en el verano de 2013, su sucesor, el papa Francisco levantó todas las restricciones a McCarrick. Aunque, como escribe Vigano, sabía perfectamente por qué se habían introducido y tenía que haberse alejado de él cuando se enteró de los crímenes cometidos.

El diario Univisión enfatizó en el informe del Gran Jurado, en el que, además de los testimonios de víctimas, también se describe la estrategia utilizada por la jerarquía para encubrir los abusos, contaba con seis pasos estratégicamente planeados: primero, asegurarse de utilizar eufemismos en lugar de las palabras verdaderas que describen los ataques sexuales; segundo, no hacer una verdadera investigación con personal profesional adecuado; tercero, enviar al sacerdote a una “evaluación” a un centro de tratamiento psiquiátrico administrado por la iglesia; cuatro, cuando un sacerdote sea destituido por motivos que puedan ser criminalizados, no podrán volver a sus cargos a menos que se demuestre lo contrario; quinto, si un predador es descubierto, no volverá a su cargo; sexto, no advertir a la policía.

De acuerdo con BBC Mundo Shapiro explicó que funcionarios de la iglesia describieron de manera “rutinaria y deliberada” las denuncias de abusos como “juegos bruscos”, “peleas y “conductas inapropiadas”, ante lo cual el fiscal se pronunció diciendo “No era ninguna de esas cosas. Era abuso sexual infantil, incluida la violación”. El informe detalla diferentes tipos de agresiones sexuales, como el de un sacerdote que violó a una niña en el hospital después de que le extirparon las amígdalas u otro al que se le permitió continuar ejerciendo después de haber dejado embarazada a una menor de 17 años, con la que se casó y de la que luego se divorció.

Mientras que la mayoría de los medios hablaban sobre los casos de violación, CNN en español y The New York Times, cubrieron la visita del papa Francisco a Irlanda el día 24 de agosto del 2018, una visita muy controversial. Aunque ya no lo parezca la iglesia irlandesa fue alguna vez el cimiento del catolicismo europeo, sin embargo los escándalos sexuales por parte del clero, la separación forzada de niños de los brazos de sus madres solteras y otros terribles abusos en contra de los católicos apresuraron el florecimiento de la modernización secular y la evaporación de la autoridad de la iglesia.

CNN en español añade que el papa reconoció los “abusos de poder y conciencia” en Irlanda, y pidió perdón por todas las veces que la iglesia no brindó compasión, justicia, verdad o “acciones concretas” a los sobrevivientes. Sin embargo, esto no hizo que los ciudadanos cambiaran su opinión sobre el rechazo al papa.

En conclusión, medios como: Azteca América, La República de Perú y Europapress, apoyaron al papa Francisco en los informes mencionaron que él papa estaba del lado de las víctimas, estos medios se centraron más en defender el hecho de que el papa ocultó por mucho tiempo estos hechos.

En general, se puede observar que en todos los medios de comunicación consultados relataron los hechos ocurridos y las acciones inaceptables por parte de los sacerdotes, no solo es el comportamiento inapropiado, sino también el de los funcionarios de latos cargos que encubrieron estos crímenes por tanto tiempo, sabiendo aun el daño tan grande que se estaba causando. La negligencia por parte de la iglesia católica con el fin de no perder la credibilidad de sus creyentes, pues  prefirieron ocultar todos estos actos, dejando impunes a los culpables de tan aberrantes hechos. Sin embargo, otros medios, defendieron a algunos implicados, limpiando su nombre y queriendo dejar intacta la credibilidad de la iglesia.

Recomendados Librepensador:

El Colombiano – Investigación acusa a 300 curas de pedofilia en Estados Unidos – ElColombiano

Canal 1 -Revelan pasos para encubrir abuso sexual de sacerdotes a menores en Pensilvania  

El Espectador – Más de 1.000 niños habrían sido abusados por sacerdotes en Estados Unidos 

El Tiempo – Curas católicos de Pensilvania abusaron de niños durante 70 años

Semana – Seis relatos escalofriantes de los abusos de los “sacerdotes depredadores en Pensilvania

El Nuevo Día- Centenares de sacerdotes en Pensilvania abusaron de más de mil niños

El Heraldo –  Investigación en EEUU acusa a 300 curas de pedofilia e identifica más de mil víctimas  

Publímetro – Más de 300 curas acusados de abusar sexualmente de un millar de niños

Blu Radio – Acusan a 300 curas de pedofilia en el mayor escándalo de la Iglesia católica de EEUU

Caracol Radio – Acusan a más de 300 sacerdotes de abuso sexual durante 60 años 

Sputnik mundo news  -El Vaticano bajo ataque: el papa Francisco enfrenta un destino peor que su predeceso

Univisión – Fiscal general de Pennsylvania dice que el Vaticano sabía del encubrimiento a sacerdotes acusados de abuso sexual

BBC News Mundo – Estados Unidos: unos 300 “sacerdotes depredadores” son acusados de abuso sexual de más de 1.000 menores en Pensilvania

Azteca América -Fiscal general de Pensilvania: El Vaticano sabía de encubrimiento de cientos de sacerdotes pederastas-

Azteca América -Fiscal general de Pensilvania: El Vaticano sabía de encubrimiento de cientos de sacerdotes pederastas

Europa Press  – El fiscal general de Pensilvania asegura que el Vaticano conocía el encubrimiento de abusos sexuales