Ya entendí por qué somos pobres

Por Santiago Gonzalez O.

Jueves 22 de Septiembre de 2016

Desde el liberalismo clásico con Locke, hemos aprendido a respetar los derechos individuales de las personas, tanto que la libertad es el principal valor político. De igual manera, el Partido Liberal siempre ha defendido la libertad individual y desde pensamientos como el de Adam Smith, se ha expresado que la búsqueda de ese beneficio individual, nos llevará al tan anhelado “bien común”. Es increíble, pero en menos de semana y media, sucedieron 2 cosas que me desilusionaron e hicieron entender por qué somos un país pobre: tendencia nacional en Twitter con #OrdoñezPresidente minutos después de su destitución, y una senadora “Liberal” gana primer debate con su propuesta de decirle NO a la adopción igualitaria y no respetar una Constitución laica y los derechos fundamentales de los niños.

Es preciso aclarar que yo soy una persona cristiana protestante, y estoy convencido que todos somos iguales es ante la ley, no ante los ojos de Dios. Siempre estaré en defensa de los derechos fundamentales de las minorías y en la de derechos humanos por encima de cualquier religión, dado que en mi concepto, la religión es solo para los que creemos en Dios y no puedo aplicar las creencias de los que tenemos una convicción a los que no la tienen; a diferencia de que la ley si la puedo aplicar ante cualquiera, tenga las convicciones que tenga. Esto lo debería tener clarísimo la senadora “liberal”, ya que dice ser abogada.

En este orden de ideas, me puse a averiguar que estaba haciendo mal en materia de derecho la senadora, y encontré: En el artículo 13 de la Constitución Política Colombiana, se dice explícitamente “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica”. Luego no es entendible como una persona desde el partido que defiende este derecho fundamental, se opone y aún más, recoge firmas para tumbar un fallo de la Corte Constitucional.

De igual manera, en el acápite número 2 de los estatutos del Partido Liberal, en su capítulo de la declaración ideológica, manifiesta que “el Partido Liberal Colombiano tiene su razón de ser en la promoción del ser humano y la defensa de los derechos fundamentales de las personas, entre otros, el derecho a la vida, a la libertad, a la salud, al trabajo, a la educación, al desarrollo cultural, a la equidad, incluyendo la de género, a la solidaridad, a la libre asociación y a un desarrollo social sustentado fundamentalmente en la educación y la salud pública”. De igual manera, en el acápite número 8 manifiesta que “Partido Liberal Colombiano abandera la defensa irrestricta de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario. Ningún atropello de ellos podrá hacerse en Colombia a nombre del Partido”       . Dado esto, Viviane Morales debería ser expulsada del Partido Liberal.

Después de haber leído los estatutos ideológicos de este partido, pude concluir una de las razones de por qué este país es pobre: elige congresistas pensando que tienen ciertos lineamientos ideológicos, pero resultan representar otros. Así mismo, encontré que países avalan la adopción igualitaria: Holanda, Suecia, Islandia, Finlandia, Noruega, Canadá, Dinamarca, Nueva Zelanda y Francia. Ahora miremos quienes son los países citados y quienes somos nosotros, para entender por qué ellos son el primer mundo y nosotros seguimos en las vías del desarrollo.

Por otro lado, recibí con gran alegría la destitución del ex procurador Alejandro Ordoñez. Lo que me tomó por sorpresa, fue ver la tendencia nacional en Twitter: #OrdoñezPresidente. Esto, tan solo minutos después de hacerse público el fallo del Consejo de Estado. Algunas personas dicen que al ser yo liberal y decir que respeto las diferentes tendencias del pensamiento, no puedo decir que porque la gente apoya a un personaje tan nefasto como Ordoñes, entonces Colombia es pobre. Tienen razón, si y solo sí este personaje hubiera asumido su cargo con dignidad y a trabajar por una institución que tanto bien le podría hacer al país.

Sin embargo, al ver como compró su puesto, como persiguió a los dirigentes de izquierda, como iba en contra de los derechos fundamentales que la Constitución lo obliga a proteger –así como la senadora–, como su doctrina conservadora lo cegó y quiso imponer frente a los demás, sí me da para pensar que este país es pobre al tener personas que apoyan a este señor. Es más, eso mismo pienso del uribismo, por ejemplo.

Es muy triste sinceramente, pero seguimos en pie estas juventudes liberales estudiando y trabajando para cambiar el pensamiento que nos tiene hundidos en el tercer mundo. Por eso, como lo dijo Keynes: sé lo que hace a un hombre más conservador… No saber nada del presente o nada del pasado. Es la lucha que tenemos que darnos.

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario