Jóvenes deportistas contra la tendencia sedentaria

Por Nina Quintana

2 de noviembre de 2014
Imagen: nuestrociclismo.com

Persiste aún cierto escepticismo acerca de qué tan bueno puede llegar a ser para los adolescentes hacer o no deporte. Sin embargo, varios estudios demuestran que hacer deporte es bueno, no solo para la salud física, sino también para nuestra salud mental. Jóvenes y adultos deben crear y mantener este hábito de vida para evitar varias enfermedades en la vejez.

El preocupante incremento de la obesidad

Estudios de la organización Kids Health afirman que los niños y jóvenes que disfrutan, practican deportes y hacen ejercicio tienden a mantenerse activos durante toda la vida, además de mantener un peso saludable, se sienten con más energía y como sujetos que confían plenamente en sus capacidades y en sí mismos (Kids Health , 2013).

Se dice que el mundo ha perdido la batalla contra la obesidad y Colombia no es la excepción. Los índices de obesidad van en aumento como lo demuestran la encuesta nacional de demografía y salud del 2010 y la encuesta nacional de la situación nutricional del mismo año. Estas afirman que la obesidad incrementó en los jóvenes de 5 a 17 años en un 25, 9% y en los adultos, 11,3% (Ministerio de Salud deb Colombia, 2011).

Esta situación es preocupante y lleva a pensar que el sedentarismo masivo está siendo tendencia dentro de los jóvenes colombianos. Es por esto que se debe hacer que los jóvenes reconozcan la importancia del deporte en sus vidas. Entonces, ¿cómo demostrar a nuestros jóvenes lo beneficioso de practicar deportes y hacer ejercicio en su tiempo libre?

deporte y no rumbaEl deporte por la salud física y mental

Hacer deporte es mucho más que una relación interpersonal y practicarlo de manera constante trae beneficios físicos y mentales. En primer lugar, cuando los jóvenes emplean su tiempo libre en prácticas deportivas estarán alejándose de ambientes propicios para el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas. Asimismo, ayuda a la formación adecuada de la personalidad, puesto que genera disciplina, infunde constancia para lograr sus objetivos y metas, facilita la toma de decisiones en cortos periodos de tiempo y, finalmente, desarrolla capacidades para el trabajo en equipo que aumentan la autoconfianza y generan aptitudes de liderazgo.

En segundo lugar, los beneficios de practicar algún deporte van mas allá de una buena apariencia, ya que influirán en la salud, evitando enfermedades cardiacas, respiratorias y la diabetes. En razón de que a mayor actividad física, menor incidencia de eventos cardiovasculares. Igualmente, el ejercicio actúa sobre el corazón aumentando el ritmo cardiaco y la fuerza de contracción, ayuda a prevenir este tipo de enfermedades. Por ejemplo, una enfermedad que está muy de moda en estos días en jóvenes y adultos: el estrés.

Cuando padecemos estrés nuestro cuerpo sufre una serie de transformaciones. Tenemos problemas de concentración, cansancio, problemas para conciliar el sueño, tristeza, mal humor, irritabilidad, e incluso ansiedad. “Con la práctica de deporte se reducen las posibilidades de tener estrés, ya que el ejercicio nos cansa y distrae provocando que el organismo se relaje y consiga liberarse de todas esas cosas que se acumulan, y que poco a poco merman nuestra salud física y mental” (Cid, 2009).

Una escuela para la vida en sociedad

Por otro lado, el deporte se ha convertido en una manera de evitar actos crueles, los mismos deportistas están generando campañas para hacer frente a problemas como el racismo y la violencia en las barras bravas. Para ejemplificarlo, en días pasados un espectador en medio de un partido de la liga española lanzó un banano al jugador Dani Alves, acto que se entiende como una costumbre de racismo desde los inicios de jugadores afroamericanos en equipos europeos. Frente a esto, varios jugadores decidieron tomarse una foto comiéndose un banano como símbolo de rechazo a este acto racista. Estas situaciones demuestran una vez más, que el deporte tiene un impacto dentro de las sociedades de manera que ayuda a evitar varias problemáticas sociales.

Son varias las situaciones que demuestran que el deporte es una herramienta muy útil para evitar un sinfín de problemáticas, puesto que aumenta los niveles de vida y es también una herramienta que impacta en los jóvenes de las sociedades, ya que los deportistas se convierten en modelos a seguir de las personas que son en su mayoría jóvenes entre los 8 y 17 años.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario