Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

15 de febrero de 2018

Globalización: La cultura más allá de las fronteras

Por: Andrez Felipe Guerrero Torres

Sin lugar a dudas, la globalización ha generado un sin número de transformaciones sociales de fuerte incidencia para las formas en que las sociedades organizan sus parámetros de habitad y construcción colectiva;  sin embargo, reconocer de qué forma se dan estas, ayuda para obtener su definición conceptual, como construcción social dispuesta actualmente a transponerse a nivel universal.

Apertura de fronteras

El desarrollo económico del mundo afectó a todos los países y provocó a su vez un nuevo modelo de configuración internacional que posee algunas características enmarcadas en  diversos temas. Se presentó a su vez una cosmovisión de apertura por cada país que incrementó las relaciones, en principio, por cortar las barreras de comunicación frente al mundo, debido a que el globo atravesó por diferentes etapas de trasformación social que han ido acompañando paralelamente cada etapa derivada del intercambio comercial y la intromisión política en todos los continentes; indudablemente, es la cultura entonces el factor que transita, de ser un campo unificado en cada país, a contemplar en si una sociedad de intercambio global que conecta cada una de las culturas globales.

Más que un fenómeno económico, la globalización tuvo una importantísima dimensión cultural, y no podía ser de otro modo, según Mignolo, se produce una cultura global de masas en la cual se transforman los imaginarios culturales y se estructuran las identidades desde la interacción de la cultura con la dinámica transnacional de los mercados; ya que una de las bases del proceso globalizador ha sido la revolución en el campo de la cultura. Por ejemplo, uno de los aspectos que marcó pauta en este proceso, y como primera gran herramienta de la globalización cultural, fue la imprenta, cuya expansión antes del siglo XIX debió enfrentar una serie de limitaciones precapitalistas, en particular debido a la influencia de la Iglesia y de las autoridades estatales, sin embargo, sin esta no habría sido posible tanta evolución multidisciplinar.

Una nueva cultura

Surge entonces la “cultura internacionalizada” y es necesario reconfigurar la concepción de la cultura, ya que en la globalización tal como se presenta a comienzos del siglo XXI, implica considerar la diversidad a partir de cuestiones que se entrecruzan y en algunos casos actúan unas sobre otras, como por ejemplo, la identidad cultural y la interculturalidad que comprende a su vez lo multicultural, lo pluricultural, lo poli cultural, lo eco cultural, lo cross cultural. Entonces, si se engloba en alguna medida todo lo anterior se hará presente la problemática de la transnacionalización de la cultura, término que algunos autores utilizan para hablar del proceso de globalización de la cultura.

Consecuentemente surge un criterio que permite, primero, establecer culturalmente a cada país, para luego motivar a que el propio individuo se enriquezca culturalmente. Ese valor cultural, propio e individual, se transforma por medio de procesos como la educación, porque los procesos educativos están llenos de modelos culturales de cada sociedad construye, dándole forma a la globalización. Es aquí, donde debe entenderse por educación no únicamente la que se imparte en las escuelas, sino también la que construimos día a día con la sociedad civil, las otras instituciones y medios de comunicación; que a través del intercambio cotidiano de información, de procesos interaccionales, de los modos de organizarnos y muy importante, de entender el mundo y nuestro papel en él.

Por un lado, la cultura determina cada una de las capacidades que tiene una sociedad en cuanto adquiere características adscritas, gracias a fenómenos como la Globalización. Así mismo, es determinante la proliferación de las culturas para contribuir al desarrollo positivo del Sistema Internacional, ya que es la “cultura internacionalizada” entonces, la que representa la sociedad universal y quizá sea trasformada o reformulada por el individuo, con procesos como el individualismo o el egoísmo.

Recomendados Libre Pensador:

Ander Egg, E –  El proceso de globalización en la cultura. Convivir, aprender y enseñar en el aula

Praxis Filosófica – Creation, Identity and Border in the Context of Globalization: Irreconcilable and Worldwide culture. 

Revista de Comunicación – Jiménez, I. M. Globalización y cultura en América Central.

Margulis, M. Globalización y cultura. Facultad de Sociales – Universidad de Buenos Aires

Revista Iberoamericana de Educacion. Roa Rodríguez, E. G. – Educación y educadores en el contexto de la globalización.