En Sogamoso: Cuando los jóvenes son los protagonistas del cambio

Imagen: Rubén Shldoskii - 58mm

Después de muchos intentos fallidos, vetos y apatías, finalmente una comunidad de jóvenes en Sogamoso, Boyacá, han logrado demostrar la capacidad que tienen de unirse como colectivo, para sacar adelante una serie de iniciativas, trabajos y grupos de muchachos que además de ocuparse de su población, se preocupan por su gente y sus pares. Esta es la historia. 

Sogamoso es una ciudad que se encuentra localizada a tan solo 4 horas de Bogotá D.C. Según el DANE tiene una población de aproximadamente 113.295 habitantes estimados para el 2015, de los cuales la población joven es de 32.762 (edades de 14 a 26 años según Ley 375 de 1997-Ley de Juventud).

Después de discusiones y malentendidos entre alcaldía y jóvenes por el poco interés que el gobierno municipal demostraba hacia la población joven, finalmente en el 2014 se logró concretar a través de una reunión con presencia de autoridades locales, y jóvenes de Sogamoso,  entre ellos personeros estudiantiles y líderes de varias organizaciones juveniles, quienes en el marco de la ley del Estatuto de Ciudadanía Juvenil, discutieron con las autoridades departamentales  la creación de una plataforma juvenil como un escenario de encuentro, articulación, coordinación y concertación de las juventudes, de carácter autónomo asesor.

Después de esta siguieron una serie de reuniones en las que  se puntualizó a través del plan de desarrollo y la política pública de juventud, se logró aterrizarlos y producir propuestas reales. Aprovechando la coyuntura de un diplomado que patrocinaba la alcaldía a jóvenes, que cubría algunos de estos temas desde Derechos Humanos, resolución de conflictos, políticas públicas de juventud, formulación de proyectos y proyecto de vida, muchos asistentes crearon organizaciones que resultaron de las discusiones y actividades del diplomado.

Los resultados, las primeras iniciativas

No pasó mucho tiempo para que estas conversaciones llegaran a realidades. Uno de los primeros grupos en arrancar fue “El Escarabajo Boyacense”, que con sus bicicletas recorren distancias no visitadas, promocionan el uso de la bicicleta y rinden honores a los héroes locales que enaltecen la región.
Una de las agrupaciones más activas es “58mm” que con sus cámaras de fotografía y video se dedican a  capturan imágenes de la región y sus habitantes, desde paisajes sencillos, hasta recorridos por las actividades cotidianas de los pobladores. NatuFauna es un grupo de jóvenes, que en unión con Pets, se han convertido en los ángeles guardianes de los animales de la región, encargados de cuidar y velar por sus derechos.

Jóvenes de ambiente del nodo Sogamoso, junto con el colectivo ambiental de Pachamama  trabajan defendiendo y protegiendo todo el tema ambiental, creando conciencia entre los jóvenes del sector con respecto a las acciones que pueden tomar alrededor de este punto.

Otras organizaciones son: La Cúpula que con sus rimas, murales y grandes ideas le gritan al mundo su particular forma de verlo. Los muchachos de  Granito de arena se dedican a ayudar de una u otra manera a los niños de escasos recursos que con su corazón noble siempre buscan el bienestar de población infantil de escasos recursos; trabajo similar desempeña la fundación Sueños sin límites que además de brindar ayuda a los más pequeños, también apoya a cada una de estas nuevas organizaciones. Otro grupo interesante y que vale la pena oír , se autodenominan La lavadora mental que con un espacio en la radio se han ganado el derecho a ser escuchados, y además desde su palestra se encargan de difundir noticias de sus organizaciones pares.

Estas son solo algunas de las agrupaciones de jóvenes organizados; existen otras formadas por jóvenes de colegio con diferentes intereses y orientaciones diversas: desde aquellos que apoyan procesos desde las parroquias del pueblo, hasta colectivos enfocados en temas de tecnología, la política, la cultura y hasta el circo.

Lo que se ha hecho

El 10 de Agosto de 2014 fue una de las primeras fechas que enmarcaron el inicio de lo que hasta el día de hoy, mantiene a muchos jóvenes sogamoseños trabajando de alma y corazón por su ciudad. Lajornada empezó con un ciclopaseo que cubrió un recorrido largo e intenso, donde se visitaron sitios emblemáticos de la ciudad desde una estación del ferrocarril abandonada hasta el sitio que fue sagrado para Sugamuxi. Para complementar el día cultural, se desarrolló una jornada de recuperación de parques públicos, con apoyo de muchas de las organizaciones antes mencionadas; se dieron cita grafiteros que hicieron murales maravillosos para reemplazar paredes abandonadas; los grupos de ambientalistas dirigieron esfuerzos para  limpiar el parque, recortando los pastales, pintando las bancas, y en general, renovando el sitio. Los de  58mm documentaron el trabajo de todos, que cerraron la programación con un concierto de rap, de grupos locales.

Estas actividades se repitieron entre los meses de Septiembre y noviembre de 2014 con un éxito notable, no solo en losresultados, sino en la asistencia y la unión de tantos jóvenesreunidos con elúnico fin de pasarla bien y colaborar desde su trabajo con Sogamoso. Todas las actividades de estas jornadas son pensadas y hechas por jóvenes que no reciben recompensa monetaria, o si la reciben es muy escasa, para la organización de los eventos, pero todo lo hacen con una entrega y compromiso total.

Estas organizaciones de jóvenes se dieron cita en diciembre en varias jornadas donde alrededor de la navidad tuvieron la oportunidad de interactuar con habitantes de zonas apartadas del caso urbano, y darse cuenta de realidades difíciles de la niñez campesina, y los días duros que viven no solo en la temporada decembrina. Además de la compañía y a fiesta que compartieron entre ellos, los participantes destacaron el impacto positivo que tuvo la experiencia, y no solamente para los niños que recibieron la visita; los jóvenes que  prepararon la celebración salieron más que satisfechos con la experiencia. La posibilidad de llegar a población menos favorecida, de comprobar ese otro Sogamoso que vive tan cerca de ellos, pero al que desconocen y muchas veces, sin querer, ignoran.

Para comprobar aún más el compromiso de la plataforma juvenil y de muchos jóvenes por cambiar a Sogamoso, cuentan que han logrado reunirse con el alcalde para ser escuchados en sus propuestas de apoyo hacia la juventud; a pesar que el periodo actual esté finalizando, ya existe la idea de exigir a los candidatos para las elecciones de octubre que  se reúnan con estos colectivos para oír qué planes tienen de continuidad de estas mismas ideas. Después de tantas actividades por su población, los jóvenes de Sogamoso no van a perder el terreno que conquistaron.

No toda la juventud es sinónimo de apatía, el solo hecho de ver tantos eventos, tantas actividades hechas realidad, demuestra que los jóvenes podemos hacer más de lo que está a nuestro alcance, y aunque no es fácil plantear eventos, financiarlos menos, tocar puertas no es suficiente, nos caracterizamos por ser intensos y estar molestando a los que si tienen para que nos ayuden, y una de las cosas que más destacamos es que no recibimos dinero a cambio, nadie nos paga por hacerlo, la recompensa es el deber cumplido: no estamos interesados en ganancias monetarias, pero sí en el cambio, en una juventud que trabaja para el ahora.

Recomendados Libre Pensador:

Primer Ciclopaseo Temático del Patrimonio
Un Regalo a Cambio de una Sonrisa
58 mm Fotografía
Abrazatón por la Paz

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario