Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

25 de marzo de 2015

China: el año nuevo al estilo oriental

Por: Laura Juliana Ramírez

La celebración más importante del año ha llegado a los hogares Chinos. Fecha en donde el país se torna enérgico y bullicioso de alegría, diferente al  que se acostumbra: caótico y agotador por la densidad poblacional.  Centenares de chinos se desplazaron para conmemorar la celebración que  tuvo lugar este año el 19 de febrero; primer día del primer mes en el calendario lunar utilizado tradicionalmente en China. Se dio inicio al año número 4713 declarado como el año de la Cabra.  Es así como no solo el gigante asiático, sino países como Malasia, Singapur, Taiwán y comunidades en las principales ciudades de occidente poseedoras de poblaciones numerosas de origen chino, celebran en familia y con amigos los primeros tres días festivos de año con cenas, fuegos artificiales, danzas al dragón, desfiles, intercambio de regalos,  entre otras actividades.

La mayor “operación retorno” del mundo

Al ser una celebración que se pasa en familia y, probablemente, las únicas vacaciones que tengan muchos trabajadores chinos en todo el año, el año nuevo chino es el motivo perfecto para ir a casa de los allegados fuera de las grandes ciudades a pasar los primeros días festivos o para ir al extranjero a pasar la celebración en un lugar distinto.  Se estima según Forbes que se realizan 3,65 millones de viajes durante los 40 días que rodean la festividad en el país, siendo esta la celebración que mayor movimiento de personas representa en un determinado periodo de tiempo.

El medio más popular para desplazarse al interior de china es el tren, seguido por el avión que cada vez va ganando más usuarios.  Teniendo en cuenta las mejoras en eficiencia en el transporte chino, por la extencion del pais que es la tercera más grande del mundo, no es raro ver personas realizando viajes de 2 o 3 días para llegar a su destino final. Lo ideal, entonces, es llegar al hogar para celebrar en familia, lo que constituye una de las festividades más antiguas del mundo y de mayor tradición milenaria.

¿Qué se acostumbra hacer?

El año nuevo chino además de tomarse como un cambio de ciclo, históricamente hace referencia a la aparición del Nian, una vestía mitológica que asechaba la región en épocas pasadas, comiéndose a los animales y seres humanos la víspera de año nuevo.  Al utilizar prendas de color rojo, estallar fuegos artificiales y hacer mucho ruido, lo que se busca es espantar a la vestía e impedir que haga daño. Estas son las principales características de la celebración. Pero no faltan los representativos actos supersticiosos para atraer la buena vibra y la riqueza en el año, comenzando por los preparativos que se realizan con anterioridad a la fecha. Limpiar la casa para recibir el año bien, hacer las decoraciones color rojo con mensajes de prosperidad o comprar flores de la suerte para adornar la casa.

En la víspera cobran relevancia las cenas, donde cada platillo que se come y se sirve con un propósito.  Por ejemplo Natalia Villegas, corresponsal de la revista Semana en Hong Kong quien vivió la celebración este año allí narra que “Siempre debe haber un pescado entero dentro del menú, pero al final se debe dejar un pedazo porque lo que sobra significa la abundancia que viene para el próximo año”. Diferente es el caso de la pierna de cerdo, la cual representa la unión familiar por su forma circular.  Eso si, la corresponsal hace énfasis en que “Se puede servir el número de platos que sea, pero nunca siete. Es de mala suerte”. 

Por otra parte, en las casas se suele dejar un plato con dulces cuyo centro serán las moneditas de chocolate, con el fin de atraer la riqueza. Además de esto se suelen entregar sobres rojos con dinero para atraer la prosperidad, los principales receptores de los sobres son niños y desempleados.

Algo fundamental en la celebración del año nuevo chino, es la visita a los ancestros en los templos, algo que se suele realizar durante la vispera o en los días posteriores que siguen siendo festivos, ya que la totalidad de la celebración expira 15 días después.  La visita a los templos conciste en ir a rezar y pedir por el nuevo año, además de llevar incienso como ofrenda a los ancestros para que se mantengan felices. Y no menos importante, es la reunión familiar en torno al  el Desfile Internacional de Año Nuevo y el espectáculo de fuegos artificiales, para poner un toque de algarabía en una sociedad, que por lo general, se reconoce como acartonada.

Recomendados Libre Pensador:

Teinteresa – “Los Chinos celebran el año nuevo entre sobres de dinero y juegos artificiales” 

The independent – Chinese nex year 2015