Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

9 de marzo de 2015

Teletón causa benéfica o empresaria

Por: Valeria Restrepo 

La Teletón es un evento de naturaleza voluntario y benéfico, en el que durante más de un día se reciben donaciones para la Clínica Universitaria Teletón. Clínica administrada por la Universidad de la Sabana, con quien firmó un convenio administrativo. El objetivo de esta es ayudar a personas discapacitadas con escasos recursos.

Durante el día y 3 horas de transmisión televisiva de la última maratón de donaciones que tomó lugar en Colombia, los principales canales de televisión, personalidades y grandes compañías se unen a la campaña para lograr un objetivo monetario. Al tiempo que diferentes discapacitados que han sido beneficiados por la Clínica se hacen presentes para conmover a los televidentes con la causa, pero ¿debería el gobierno y/o empresarios apoyar este tipo de causas?

Mientras que el Presidente Juan Manuel Santos invita a los colombianos a apoyar la Teletón, la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de Naciones Unidades aceptada por Colombia estipularía lo contrario. Por otro lado, los empresarios podrían apoyar este tipo de causa directamente con fundaciones confiando en que lo harán por su calidad voluntariosa y no en busca de un beneficio propio.

Por medio de la cuenta oficial de twitter, el Presidente invito a los colombianos a apoyar la Teletón: “Los invito a apoyar la @TeletonColombia. Cuando nos unimos por una causa podemos lograr una Colombia más justa #MirateColombia”. De esta manera, el mensaje es claro, el gobierno apoya la Teletón incluso cuando en 2011 bajo su primer mandato, se aceptó la Convención mencionada.

Dicha convención según la ONU, “se concibió como un instrumento de derechos humanos con una dimensión explícita de desarrollo social. En ella se adopta una amplia clasificación de las personas con discapacidad y se reafirma que todas las personas con todos los tipos de discapacidad deben poder gozar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales”. Paralelamente, lo que busca la convención es disipar la “lástima” que las personas puedan sentir hacia los discapcitados y obligar a los Estados a luchar contra los estereotipos, prejuicios y prácticas que fortalezcan este sentimiento.

Por otro lado, diferentes personas discapacitadas alrededor del país que no se sienten identificadas con la causa la han refutado, debido a que señalan a los empresarios de aprovechar el momento televisivo para realizar las donaciones, con el fin del beneficio particular. Puesto que todo empresario que done dinero a la Teletón recibiría el 150% en exención tributaria e impuestos, además del reconocimiento de los televidentes por su caridad. Pero como todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, queda pensar que más que la exención lo hacen por la causa.

A pesar de que algunos estén en contra, la Teletón logró sobrepasar la meta el pasado sábado 28 de febrero. Justo cuando se pensaba que no se lograría fue cuando empezaron a televisar casos “de la vida real” de personas que habían sido beneficiadas y que invitaban a la donación, más personajes de la televisión colombiana se hacían presentes y los presentadores insistían mucho más en la precaria condición de los supuestos futuros beneficiarios ¿Cuestión de una honesta donación? ¿Un aprovechamiento de su condición? ¿Una contrariedad del gobierno? La respuesta queda a consideración de cada donante.

Twitter: @Regovaleria