Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

6 de mayo de 2019

La Consulta Anticorrupción: KO contra la corrupción

Faltaron 465.391 votos para que la Consulta Anticorrupción pasara; pese a que no llegó al umbral, el número de votos escrutados fue de 11.674.951, una cifra muy alta si se considera que el presidente actual se posesionó con 1.312.871 menos.

Por: Andrés Felipe Osorio Garzón

Faltaron 465.391 votos para que la Consulta Anticorrupción pasara; pese a que no llegó al umbral, el número de votos escrutados fue de 11.674.951, una cifra muy alta si se considera que el presidente actual se posesionó con 1.312.871 menos.

En Colombia el abstencionismo electoral es alto, y si a eso se le suma que los colombianos han ido a votar más de cinco veces en menos de un año, los casi doce millones de votos es una cifra memorable para la democracia. No fue una derrota: fue una batalla, parte de una guerra que se libra contra de la corrupción.

Razones y factores que no permitieron que la Consulta pasara

Roy Barreras, senador de Colombia e integrante del partido de la U, fue un crítico de la consulta. Barreras aseguró que con la consulta se desperdiciarían 290.000 millones de pesos y, además, agregó que de las siete preguntas de la consulta, cinco eran inútiles porque ya existen en la legislación, y dos son de rango constitucional; es decir, que no se pueden llevar a cabo por medio de este mecanismo. Según Gabriel Prada, líder de ‘Unidos por la verdad Constitucional’, el único comité inscrito formalmente para hacer campaña por la abstención, la consulta va en contravía de la Constitución Política, y el mecanismo adecuado para hacer estas reformas es un referendo, no una consulta popular como la que se promovió.

De otro lado, un amplio sector del censo electoral desistió de ir a votar la consulta por rumores o por desinformación. Muchos colombianos creían que como la consulta pretendía bajarles el salario a los congresistas, también iba a afectar el salario mínimo, a pesar de que los promotores insistieron en la falsedad de esa noticia.

También hubo razones más formales para que más del 66% de los sufragantes no salieran a votar: las leyes vigentes tienen las suficientes herramientas para castigar los actos de corrupción y prevenir que se presenten este tipo de actuaciones, y además, que la lucha contra la corrupción debe hacerse con un enfoque pedagógico, no con más normas que lo que hacen es volver más engorroso el ordenamiento jurídico.

La consulta anticorrupción superó la frase de Maturana

Según Claudia López, exsenadora y promotora de la consulta, ninguna pregunta de la Consulta era inconstitucional. Aseveró que se pretendía saber la opinión de la ciudadanía sobre las prevenciones o castigos que debía adoptar Colombia, respecto a la corrupción. No se buscaba modificar directamente la Constitución, sin embargo, sí existía un proceso legislativo: el Congreso debía tramitar las preguntas como leyes y, por último, la Corte Constitucional debería pronunciarse sobre dichas leyes para declararlas constitucionales o no.

Esta fue la primera consulta popular que se hizo en Colombia, y no fue poca cosa que salieran a votarla un tercio de los ciudadanos; es un logró para sus promotores que, sin ayuda de la cartera del Estado, financiaron toda la publicidad necesaria para informar a los ciudadanos. Es un logro para los colombianos que salieron a votar, porque su voto fue un grito escuchado: no más corrupción, no más impunidad para los corruptos. Fue un logro para el actual gobierno, en cabeza del presidente Duque, que cumplió con su promesa en campaña, de estar a favor de la Consulta. Es un logro para Colombia que está en camino de ganar la guerra contra la corrupción. Entonces, en esta oportunidad el lema “perder es ganar un poco” es cosa del pasado. Hoy de esa ‘pérdida’ se ha sacado más de una ganancia.

Recomendados Librepensador:

El Heraldo – Consulta anticorrupción: necesidad o populismo

Blue Radio – Consulta anticorrupción es un espejismo y un engaño colectivo: Roy Barreras.

El Tiempo – Datos y explicación de la consulta anticorrupción