Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

1 de febrero de 2015

Paz: ¿Cómo financiar el post-conflicto?

Por: Camila Patiño

Colombia está atravesando un momento clave en su historia gracias a los diálogos que se han venido desarrollando en la Habana para la consecución de la paz. Sin embargo, tanto este proceso como el post-conflicto requieren una financiación sólida para llevarse a cabo con éxito y no quedarse como simples promesas en el aire. ¿De dónde provendrán los recursos del post-conflicto?: ¿Cómo se ha pensado financiarlo y qué ha dicho el presidente y las diferentes entidades con respecto al tema? ¿Cómo afecta el hecho de informar a las personas acerca de las decisiones que se están planeando?

Un costo altísimo sin financiación clara

Para nadie es un secreto los elevados costos que se han estimado para el posconflicto, además de los que supone la terminación de los diálogos de paz de la Habana. Adicionalmente, la gira que emprendió el presidente Santos en Europa buscando recursos para la financiación de un fondo destinado a la reparación de víctimas, no tuvo un resultado contundente.

Se ha previsto que el presupuesto del posconflicto para los próximos 10 años, y su éxito requiere alrededor de 54 billones de pesos (Semana, 2014), lo que supone más o menos un punto anual del PIB. Esto considerando que lo que obtendrá la economía será un porcentaje de crecimiento del 0,3 anual, según un estudio realizado por Bank of America.

Lo complicado de esta elevada cifra es que habrá que conseguirla por medio de la economía interna, pues la economía internacional está en un complicado momento de inestabilidad, por lo que no es realista pensar en un amplio apoyo internacional (Semana, 2014). La comunidad internacional puede otorgar préstamos, tal como el que aprobó Alemania por 75 millones de euros anuales si se concreta el tratado; pero lo cierto es que será dinero que habrá que devolver.

La crisis económica obliga a mirar hacia adentro

Por lo tanto, se tendrán que buscar los recursos para financiar posconflicto al interior del país, especialmente vía impuestos, por ello el gobierno ha presentado un proyecto de ley de reforma tributaria. El aporte anual recaudado debe ser aproximadamente el equivalente al total de lo que se recauda con el Impuesto al Patrimonio en todo un año.

Pero para los sectores empresariales, que ya hacen su aporte y pagan sus impuestos de manera cumplida, ¿cómo convencerlos para que paguen más?

Lo ideal es educar y transmitir a las personas que los recursos empleados para el posconflicto traerán beneficios al país y a la economía en general. De los sectores más beneficiados serán la agricultura, por el impulso que se le podrá dar gracias a la erradicación de la violencia por parte de grupos armados; por lo tanto es a los que se busca imponer un impuesto mayor.

Sin embargo, todo depende de la aceptación por parte de los ciudadanos de dichos impuestos, además del resultado que se logre en la Habana.