Venezuela enfrenta problemas por el oro negro

Imagen: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a9/PDVSA_-_patria_socialismo_o_muerte.jpg

Con el auge del petróleo, Venezuela dispuso toda su fuerza industrial para producirlo, pues ha sido y es el país con más reservas  en el mundo. Ahora bien, durante un largo tiempo, el crudo venezolano sostuvo una producción industrial significativa, pues exportaba millones de barriles a grandes potencias  con quienes además adquirió deudas: China y Rusia. El monto de la misma se aproxima a una cifra mayor cercana a los  45.000 millones de dólares, deuda que se pagaría durante 29 años, siempre y cuando el precio del petróleo se mantuviera o incluso, subiera. Años más tarde, el fenómeno del fracking disminuyó los precios del petróleo. Luego, Maduro llega al poder y desorienta los objetivos mencionados por Chávez, entonces se vio enfrentado no solo a dicho fenómeno, sino también a una crisis interna, en la cual el único dinero que entra a Venezuela, y no es para pagar deudas, es el dinero de la India. Como si esto no fuera suficiente, actores internacionales tienen una obligación de intervenir, debido a problemas económicos o políticos. USA se ve presionada internacionalmente a poner una sanción en el país por hechos antidemocráticos que se han presentado durante el gobierno de Maduro, mientras que China y Rusia lo encuentran desfavorable en cuanto a que el actual país en crisis no tendrá dinero ni petróleo con qué pagar su creciente déficit. La prensa nacional, aborda dos puntos principales acerca del papel de Rusia, China e India en Venezuela, además añade las posibles sanciones estadounidenses y trae a colación la opinión de diferentes actores políticos nacionales: su enfoque se basa en cómo la intervención de potencias pueden afectar la región.

Lo que dicen los medios nacionales

Noticias Caracol da a conocer la postura de China que defiende al gobierno venezolano, promueve el diálogo y apoya el socialismo del siglo XXI que declara Maduro. Ahora bien, el presidente de China, Xi Jinping, manifiesta su cooperación en aspectos de intereses energéticos, financieros, agrícolas, industriales y científico-tecnológicos, frente a la crisis humanitaria por la que pasa el vecino país. De esta manera, Noticias Caracol da a entender por unos de sus titulares (China respalda modelo de Venezuela y el diálogo para resolver problemas) el fuerte respaldo que tiene Nicolás Maduro por parte del gobierno chino, que de manera bilateral protegen sus intereses económicos y energéticos, representados en los 500.000 mil barriles de petróleo diarios que Venezuela le exporta a China para su sostenimiento minero energético y por los más de 35 millones de dólares que China invierte en Venezuela, en proyectos de desarrollo económico social.

Lo propio sucede con Rusia, pues se pactaron  acuerdos de cooperación en aspectos de defensa y seguridad que  fortalecen “la alianza estratégica” que mantienen estos dos  países. En consecuencia, los intereses económicos de ambas partes se pueden ver afectados por las distintas sanciones que Estados Unidos le puede imponer al gobierno de Nicolás Maduro, en contra de sus decisiones políticas, especialmente a la asamblea constituyente que realizó en Venezuela. De esta manera, se ven afectados los intereses económicos, ya que la imposición de dichas sanciones limita a Venezuela su capacidad de pago, situación que los rusos quieren evitar, además, tampoco están dispuestos a condonar la deuda venezolana que suma los más de 2.000 millones de dólares.

De otro lado, la revista “Semana” revela las distintas problemáticas comerciales, que surgen a partir de la crisis económica que vive Venezuela, lo que ha reducido en gran medida los ingresos económicos tanto de India como de Venezuela. Las industrias farmacéuticas, petroleras y textiles son las más afectadas. Además, el gobierno indio y Neelan Deo (cofundadora del consejo indio sobre Relaciones Globales Gateway House), defienden los resultados de la pasada asamblea nacional constituyente, lo que da alusión a que los problemas internos del país no pueden ser intervenidos por otros estados, pues esto iría en contra del derecho internacional, y por otro lado, limitaría aún más las posibilidades de solucionar los problemas económicos que atraviesan ambos países.

La página virtual del periódico “El Tiempo” dio a conocer por medio de una publicación del pasado 8 de agosto del 2017, lo que  la política exterior colombiana piensa sobre la crisis interna de Venezuela y sobre la problemática generada por el presidente Nicolás Maduro en el desarrollo de su mandato. Se presentó un claro respaldo al gobierno venezolano, por uno de los actores más representativos de la izquierda colombiana, como lo es Piedad Córdoba, que dice a través de un tweet “hay cosas sobre Venezuela que en Colombia no se dicen y por ejemplo, que Maduro sí cuenta con el apoyo de su gente” (11 de abril del 2017, @piedadcordoba). Así mismo se puede  encontrar autores con la misma ideología o pensamiento político, como: Gustavo Petro, Aída Avella Esquivel, Antonio Navarro, entre otros… De igual manera, estos mismos representantes políticos  consideran que hay que respetar la libre autodeterminación de los venezolanos y rechazar la intervención sobre los asuntos internos del estado venezolano.

Cabe resaltar que los medios como El Tiempo y El Espectador coinciden en que tanto la izquierda como la derecha colombiana no están negando los actos violentos, las violaciones a los derechos humanos y de lesa humanidad que allí son cometidos contra la población; sin embargo, añaden que son problemas que el estado mismo deberá solucionar. El llamado de la política exterior colombiana hace referencia a diálogos entre partes, del cual surja un acuerdo, que evite el socialismo del siglo XXI al cual Maduro hace referencia. De acuerdo con las posturas compartidas de la izquierda y la derecha, que en general forman la política exterior colombiana, comparten ideas similares a China y Rusia sobre la no intervención, pues además de respetar la soberanía de su país hermano, evita la intromisión de una economía de cualquier potencia en el continente, lo que afectaría directamente la economía colombiana.

Desde esta perspectiva, se recomienda consultar la prensa nacional, en particular El Tiempo o El Espectador, ya que estos dos medios de comunicación, independientemente de su orientación política, encuentran un punto de común acuerdo con las palabras del presidente ruso Vladimir Putin: “Deben dejar que Venezuela resuelva por sus medios su problemática interna” pues aunque la crisis actual afecta a Colombia, una intervención internacional al  país vecino puede ser problemática para la economía nacional. La prensa resalta, que la crisis venezolana está afectando a Colombia, en aspectos como la seguridad civil y su economía. Una sanción estadounidense hacia Venezuela podría acentuar la crisis y aumentar los inmigrantes hacia Colombia, que, por consiguiente, traería efectos negativos en cuanto a temas de trabajo, economía y sostenimiento social.

Lo que dicen los medios internacionales

La Crisis en Venezuela ha sido influenciada por ser la segunda reserva de petróleo más grande en el mundo. Potencias como Rusia, China e India se están actualmente beneficiando, debido a ciertos tratados y contratos firmados desde el gobierno del expresidente Hugo Chávez (1999).  Siempre fue notorio que para el expresidente y su gabinete, era de suma importancia exportar su petróleo a países con similares intereses económicos y políticos, pero más desarrollados. Se enfocaron en convenios y asociaciones con Rusia, China e India, además se decidió crear barreras que limitaban el comercio y la interacción con Estados Unidos, por considerarlos, según su denominación  de “yankees imperialistas y capitalistas”,  ajenos a sus ideales. Al llegar el gobierno de Maduro (2013) los pocos lazos que tenían con Estados Unidos se vieron cortados bilateralmente. Mientras la problemática interna llevó al país hacia una crisis, Estados Unidos la encuentra como una oportunidad de acercamiento hacia la reserva del crudo más grande de América, idea que no es de agrado para los otros países. La prensa internacional manejan ejes como si la guerra fría aun estuviera vigente, dividiendo la opinión sobre otros países en Venezuela en USA y Rusia, sin restar la importancia de China e India, además, critican inclinaciones políticas estadounidenses y dan a entender varias problemáticas de sostenibilidad económica de Venezuela y cómo afecta las potencias. 

Lo que reconocen todos medios informativos, como BBC, The New York Times, Washington Post entre otros es que los 3 países más interesados en el petróleo venezolano se ven amenazados ante una posible crisis económica del gobierno de Maduro, que puede desembocar en la pérdida de intereses de Venezuela en el país.

Comentan que China siempre se ha caracterizado por una política externa de no intervención, que actúa solo bajo situaciones de presión internacional en Asia. El caso de Venezuela no es la excepción en su manejo de política externa, incluso cuando dicho país tiene una deuda conocida de 65 millones de dólares, según la  BBC. Deuda que no quiere parar de crecer, pues China dispone de más efectivo para proyectos sociales en Venezuela. Argumenta que Venezuela debe ser capaz de solucionar sus problemas internos sin interacción de terceros.

Esto lleva a pensar que China, aunque precavida en sus relaciones diplomáticas, no tiene ni intenciones de condonar la deuda, ni  de ayudar a dicho país a pagar; por el contrario, necesita un aliado incondicional en el continente, quien no solo está en deuda con ella, sino que también comparta sus ideologías. La imposición de sanciones por parte de EE.UU. a Venezuela se vuelve un obstáculo para el pago de la deuda, la estabilidad del gobierno de Maduro y el esparcimiento de intereses políticos chinos sobre el país sobre el cual pueden empezar a reinar ideologías capitalistas estadounidenses, totalmente opuestas a lo que espera China en su vínculo con este continente.

Debido a la similitud ideológica de Venezuela con China y Rusia, estos 2 se vuelven sus mejores aliados como lo afirma Maduro y lo exponen las publicaciones de BBC y Washingtonpost. Sin embargo, aunque la deuda con Rusia sea menor a la que tiene con China, frente al silencio del gobierno chino, el gabinete ruso preparó un arsenal de defensa político que sea capaz de mantener a Venezuela alejado de nuevas deudas o de un incremento en su crisis económica. Dicha fuerza está concentrada en evitar aislamiento económico de los países latinoamericanos fieles a lo que diga EE. UU. y evitar una sanción económica impuesta por Estados Unidos. Esta brigada que lucha por los derechos de los venezolanos, la veracidad de la constituyente y la economía de su gente se ve influenciada bajo el temor de que las inversiones de Rusia se verían gravemente afectadas, además, así como lo es para China, para los rusos Venezuela es un punto político estratégico para sus ideologías y economía en este continente.

Mientras Rusia como China se concentran en su ideología e inversión en el país latinoamericano con las reservas de crudo más grandes del planeta, India toma todo lo que Venezuela le puede ofrecer y los noticieros, sobre todo los económicos como The Economist, tienen claro cuán ventajoso es para India la situación actual de Venezuela, pues sus precios son bajos en comparación al mercado actual de petróleo. Si bien no toda la producción venezolana puede ser destinada a India por motivo de la deuda externa, Venezuela se ha centrado en aumentar su exportación a India y sus lazos con dicho país, primero es el único que paga efectivo por el petróleo y segundo, la posible sanción de EE. UU., hace que los venezolanos centralicen sus esfuerzos hacia otros mercados.

De momento, el único punto desfavorable para India es que Venezuela solo tiene 300.000 barriles diarios que ofrecer, siendo su consumo mucho mayor deben comprar a otros países un poco más caros, sin embargo, India encuentra la situación actual del país provechoso para sus intereses.

Para las potencias no es agradable llegar a pensar que sus beneficios e inversiones se pueden llegar a perder, razón por la cual encaminan sus esfuerzos a una política de no intervención, pues otros estados no van a ser capaces de ejercer poder sobre las inversiones que ya tienen en Venezuela.

CNN en español muestra, en gran parte, la posición de algunos países como Estados Unidos y varios países latinoamericanos, entre ellos Colombia, que rechazan la constituyente que se realizó el pasado 30 de Julio del 2017 en el país de Venezuela, con el fin de reformar la constitución política del país, lo que llevó hacia diferentes sanciones económicas en contra del gobierno de Nicolás Maduro por las disímiles calumnias políticas que allí se realizan.

El uso desmedido de la fuerza en contra de la población venezolana llevó a Estado Unidos a tomar decisiones severas para blindar y defender los derechos humanos que se violaban en el país. La página virtual del periódico “El País” afirma que países como Colombia, Perú, México, Paraguay, entre otros, dicen que rechazan la opción de una intervención militar que propone el gobierno Trump. Siendo así, El País trae a colación que, a pesar de las dificultades, la negociación es el mejor camino para la solución a la crisis que pasa en gobierno venezolano y, sumado a esto, el gobierno colombiano afirma que “todas las medidas deben darse sobre el respeto a la soberanía de Venezuela, para una solución pacífica, donde se rechazan medidas militares”

En el ámbito internacional, el mundo está en suspenso, se teme de una versión dos puntos cero de la guerra fría, esta vez no es segura la victoria del presidente Trump por errores cometidos en su mandato, mientras que Putin, que terminó de pagar toda la deuda externa de su país, muestra asertividad por doquier y China, que solo muestra afán por ser el más rico, no tendría la menor intención de ser aliado de EE. UU. El escenario que se plantea esta vez en el ámbito internacional no es nada menos que Venezuela, el país con la mayor cantidad de reservas de petróleo y que se encuentra en una verdadera crisis, además, solo quiere abrir sus puertas a China y Rusia, lo que deja  en suspenso sobre cuál será la reacción de Estados Unidos sobre este territorio. Por un lado, se le presiona para imponer sanciones, pero este sabe bien que cualquier sanción impuesta lo hará ver como el villano que va a matar a todos de hambre en Venezuela, además, va a perder los pocos intereses que tiene allí y va a ceder su parte a Rusia, China e India según lo da a entender diferentes medios internacionales de los que destacan CNN y The New York Times. Por otro lado, aunque EEUU quiera, no puede intervenir militarmente en Venezuela a menos que tenga una excusa de mayor peso. Ya que no solo Rusia podría interferir ante acciones militares estadounidenses, sino toda la comunidad internacional será quien va a intentar detenerlo.

Los medios internacionales que vale la pena rescatar son la BBC y el New York Times, porque no están del lado del gobierno estadounidense. Para poder entender mejor la problemática, dan cuenta de cuáles serían las ventajas y desventajas en caso de sanciones a Venezuela. Así mismo, abarcan 2 puntos de vista: primero, cuáles son los papeles que Rusia y China podrían tomar en caso de que USA intervenga y, segundo, el  porqué una intervención estadounidense puede ser benéfica o, por el contrario, pone en  jaque las relaciones internacionales.

El país de España y CNN en Español muestran indicadores confiables y exactos, en los que se sintetizan la situación problema que abarca esta noticia tan importante para la economía mundial. Además, se evidencia que dichas fuentes informativas aterrizan actores importantes ignorados en otros medios como el Washingtonpost. Diferentes puntos de vista, más información e inclusión de más actores, dan al lector mejores herramientas para llegar a una buena conclusión.

Recomendados Libre Pensador

Bussiness.com – Putin’s Venezuela: How Moscow is grabbing oil assets through loans to Caracas. 

CNN – El mundo reacciona a la Asamblea Constituyente de Venezuela

El Economista – PDVSA paga deuda a China y Rusia y pierde ventas a India.

El Espectador – La izquierda y la dictadura en Venezuela 

El Espectador – La izquierda y la dictadura en Venezuela. 

ElTiempo.com – ¿Qué dice la izquierda colombiana sobre los abusos de poder de Maduro?

Failoa, A – In Venezuela, opposition took risk that might not pay off. Washington Post. 

Failoa, A., & Gearan, A –  Trump tightens Venezuela’s access to U.S. financial system

Dinero –  ¿Qué viene para Colombia ante la crisis de Venezuela?

NYtimes – Trump’s Talk of ‘Military Option’ in Venezuela May Bolster Maduro’s Hand.

Caracol –  Venezuela, economía en crisis. 

Noticiascaracol.com – China respalda modelo de Venezuela y el diálogo para resolver problemas

El Espectador – Maduro, endeudado hasta el cuello con Putin.

El País – Las potencias de América Latina rechazan una intervención militar en Venezuela.

BBC mundo – Qué papel pueden jugar Rusia, China e India en la crisis de Venezuela. BBC Mundo

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario