¿Una Infiltrada en el Partido Liberal?

Por Lucía Filippo

8 de febrero de 2017
Imagen: Hechos & Crónicas

La congresista Viviane Morales, además de ser una de las senadoras más reconocidas del Partido Liberal, ha ocupado el puesto de Fiscal General de la Nación, en el que demostró un trabajo arduo, ético e integral.  Sin embargo, sus declaraciones frente a temas controversiales como la adopción y el matrimonio por parte de homosexuales son decepcionantes y van en contra de los lineamientos de la ideología de su bancada, el Partido Liberal.

Los principios del Partido Liberal establecen: “somos los defensores de las propuestas transformadoras capaces de nivelar las diferencias en pro de una mejor calidad de vida para todos en todo sentido, en especial de aquellas que permiten la inclusión positiva a poblaciones hoy discriminadas, haciendo de nuestra sociedad una fuente inagotable de oportunidades”. El último proyecto de ley de la senadora Morales, contradice el objetivo de la inclusión. Además, de deformar el ideal de su partido, su actividad política atenta contra la unidad de su bancada, y con ello, contra la posibilidad de búsqueda del poder político a partir de un proyecto colectivo. Adicionalmente, es importante recalcar que la senadora ha realizado actos dentro del congreso que varios senadores han interpretado como homofóbicos, antidemocráticos y además, inconstitucionales.

Un proyecto de ley inconstitucional y además ¿Conservador?

Uno de los proyectos de ley más controversiales del momento es el que promueve un referendo en contra de la adopción por parte de homosexuales de autoría de Viviane Morales. La propuesta viola tres derechos, entre ellos, el derecho de los niños a tener una familia, que  además de ser un derecho fundamental, es prevalente, lo que quiere decir que tiene protección constitucional especial. Por costumbre (entiéndase esta como una de las principales fuentes del derecho) y por tradición legal desde hace más de 140 años, en Colombia pueden adoptar parejas de sexo opuesto, padres o madres solteras y padres o madres viudas. Sin embargo, éste proyecto de ley pretende poner una restricción, estableciendo como requisito principal que la familia idónea para adoptar debe estar conformada por padre y madre, ignorando el hecho de que este tipo de familia, según cifras del DANE, representa casi un 40% de la población colombiana, dejando a los niños con una probabilidad de solo el 60% de ser adoptados. Igualmente, propugna por violar el derecho a la igualdad, amparado por el articulo 13 de la Constitución que dice: “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica.” En respuesta a esto, la senadora Viviane Morales ha argumentado, que el proyecto de ley no busca violar los derechos de la comunidad LGBT si no defender el derecho de los niños a tener una figura paterna y una materna, sin embargo  el nombre del proyecto de ley es “la no adopción por parte de homosexuales”.

De otra parte,  la senadora del Partido Liberal argumenta que su iniciativa es democrática por que tiene como mecanismo de participación la refrendación por parte del pueblo, no obstante, nada más antidemocrático que la violación  a la igualdad y a los derechos establecidos por la constitución colombiana.

Los académicos opinan.

La propuesta de la senadora, sin embargo, es congruente con las múltiples acusaciones que le han hecho sus colegas del Congreso que la tildan de ser homofóbica y de hacer política basada en valores discriminatorios y en mentiras. Frente a la propuesta que actualmente se analiza, los opositores de la senadora han presentado pruebas según las cuales no existe diferencia entre el desarrollo cognitivo, social y familiar de los niños criados por parejas del mismo sexo y parejas homoparentales.  Dichas investigaciones fueron producidas por la Academia Americana de Pediatría, la Universidad de Ámsterdam, y la Universidad de Birkbeck, instituciones que cuentan con un alto reconocimiento por su rigurosidad y honestidad investigativa, contrario a los soportes académicos que ha utilizado Morales que carecen de sustento científico e incluso, le valieron que uno de los autores citados tuviese que aclarar su posición, contraria a la propuesta de la senadora.

En conclusión, la democracia colombiana queda en entredicho cuando senadores que dicen ser de un partido, violan las líneas cardinales ideológicas del mismo y los principios de la Constitución que juraron defender. Hechos como este deforman la organización partidista de Colombia y en algunos casos, según varios analistas políticos, se pueden tomar como acto de doble militancia, otra falta grave.

Recomendados Libre Pensador:

El Espectador -¿Qué argumentos le quedan a Viviane Morales?

 Partido Liberal – Quiénes somos

Semana – Polémica por referendo de Viviane Morales sobre adopción gay

Las 2 orillas – El referendo de Viviane Morales. Una cruzada anti-gay


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario