Regulación financiera, una necesidad internacional

Imagen: 123RF Tomada de: http://es.123rf.com/photo_16500431_nube-palabra-abstracta-para-la-regulacion-financiera-con-las-etiquetas-y-terminos-relacionados.html

Tras el colapso de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos en 2008, se evidenció la profunda anarquía del sistema financiero internacional. La especulación, la caída vertiginosa de Wall Street, seguida por las bolsas de Europa y Asia, el pánico entre los inversores y los ahorradores, las pérdidas de millones de personas, el aumento del desempleo, fueron los factores que anunciaron el abismo financiero, si el mundo no empezaba a regular sus finanzas internacionales. 

Desde esta crisis, en los Estados Unidos se han puesto en tela de juicio las capacidades del Estado, así como la eficiencia en la regulación y la supervisión del sistema financiero. En efecto, la crisis dejó muchas inquietudes acerca de cómo llevar a cabo un manejo adecuado de los recursos que genera la sociedad; siendo el objeto de la regulación – según el profesor de Economía, Regulación, Competencia y Políticas Públicas de la Universidad de Navarra, Xavier Vives – crear un sistema financiero más resistente y estable sin reprimir su desarrollo, protegiendo el interés público, la innovación y la renovación.

El principio de la regulación financiera se basa en asegurar los préstamos, los cuales permiten valorar el riesgo de las inversiones que se realizarán con estos recursos. Igualmente, permiten supervisar las mismas y disciplinarlas, para que no sean dirigidas hacia los célebres productos financieros tóxicos, cuyo margen de ganancia es máximo, pero su nivel de riesgo también. En este orden de ideas, cuando se carece de una regulación financiera eficaz, los inversionistas tienden a acciones riesgosas, porque siguen su búsqueda racional de beneficio máximo. El efecto bola de nieve permite deducir que al aumentar las ganancias, al mismo tiempo que el riesgo, aumentan las inversiones pero posiblemente se puede generar una crisis. La idea de regulación busca garantizar la estabilidad del sistema, pero los neoliberales consideran esto obstáculos al crecimiento económico, ya que se basan en leyes que deben ser acatadas por todos los actores del sistema. Estudiaremos el alcance de dos leyes de esta naturaleza.

La ley Dodd-Frank

Firmada por el presidente Obama el 21 de julio de 2010. Su principal objetivo es regular los mercados OTC (over the counter), debido a su alto margen de especulación financiera y por ende fuente de alto riesgo. Estos OTC antiguamente se transaban por fuera de la bolsa de valores, entre entes privados, los cuales realizaban contratos en los que se negociaba el precio de varios indicadores como por ejemplo, el de las divisas internacionales.

Con la implementación de esta ley, se creó la Agencia de Protección para el Consumidor (CFPB), la cual garantizará la creación de nuevas reglas reguladoras. También se estableció la Oficina de Educación Financiera y Autoridad en Bancos, con más de diez millones de dólares en activos financieros. La ley finalmente plantea disminuir los riegos financieros con un fondo privado de $ 50.000 millones de dólares, que garantice que los contratos que se hagan en OTC, no tengan un riesgo máximo.

La regla Volcker

Su principal objetivo es limitar la especulación entre los bancos de inversión, ya que esto genera que se pongan en riesgo los aportes de los inversionistas. La norma principal es que los bancos ya no podrán hacer negocios a corto plazo con títulos de valor y derivados por su propia cuenta. También, impide que estos inviertan en fondos de cobertura de riesgos y fondos privados de inversión. “La regla Volcker hará ilegal que las entidades financieras usen dinero asegurado por el gobierno para hacer apuestas especulativas que amenazan todo el sistema financiero, y exigirá una nueva era de responsabilidad por parte de sus consejeros delegados” (Obama, 2013).

No obstante, esta regla limitará las operaciones que realizaban los bancos en productos derivados. La banca de inversión y la banca intermediaria tendrán que separarse, lo que conllevará a grandes costos administrativos. Esto de otra forma significará que los bancos pequeños no podrán costear estos altos precios que conllevan la implementación de las normas de regulación, por ende tendrán que cesar sus operaciones o dejarse adquirir por los grandes monopolios financieros. Por otra parte, al limitar el mercado de derivados, este no podrá realizar innovaciones en el sistema financiero lo que conllevará a que no se puedan inventar nuevos productos de inversión.

Finalmente, el mayor beneficio que trae consigo esta regulación es la protección de los ahorradores y los consumidores, protegiendo sus intereses. Sin embargo, al tener las precauciones con los préstamos subprime, los agentes más débiles de la economía se verán perjudicados al dificultárseles su acceso al crédito, lo que podría significar una posible recesión de la economía mundial.

Recomendados El Libre Pensador

Youtube – The Crisis of Credit Visualized.

El Mundo AFP – El crash de 2008.

Crash Bolsa – Crisis financiera mundial.

El País – Mucho más que una crisis financiera.

CNN Expansión – La ley Dodd Frank, reto de la SEC.

Blog del profesor Xavier Vives – La crisis y la regulación.

El Confidencial – Estados Unidos aprueba la “regla Volcker” de regulación de riesgos financieros.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario