Petro no se rinde

Por Ana María Franco

22 de septiembre de 2015
Imagen: Juan Carlos Pachón - https://www.flickr.com/photos/arttesano/13287137073

En el año 2014 el alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro, fue destituido por el colapso del esquema de basuras; luego de su restitución la alcaldía tendría que seguir ejecutando el Plan de Bogotá Humana y cumplir con las metas que aún están pendientes. No obstante, el pasado 11 de agosto de 2015, volvieron las acusaciones contra Petro, esta vez, por haber expedido por decreto el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) en 2013, aun cuando este no había sido aprobado por el Concejo, en tanto las discusiones sobre el mismo no se surtieron.

Amenaza o Revancha:

Ante el pliego de cargos, Petro acusó a Alejandro Ordoñez de querer inhabilitarlo para no poder concurrir a las elecciones a la presidencia, a las cuales Ordoñez también pretende presentar su candidatura dijo el Alcalde en su intervención, cuando aseguró que Ordoñez “cegado por su odio y su sectarismo político, ya no mira los grandes hechos de violación de derechos humanos que han acontecido en Colombia (…) sino que busca quitarles los derechos políticos, sin ser siquiera un funcionario judicial, a quienes somos elegidos por el pueblo”.

El Alcalde se defiende al aclarar que su decisión se basó en el POT de la alcaldía de Enrique Peñalosa y las modificaciones hechas en el período de Antanas Mockus, todas ellas amparadas en el artículo 12 de la Ley 810 del 2013, es decir, por la vía del Decreto. Sin embargo, la diferencia entre esos dos casos y el actual, es que aunque a la Modificación Excepcional de Plan de Ordenamiento (Mepot) si se le dio trámite, este fue negado con nueve votos en contra y seis a favor.

Iván Acuña uno de los abogados de Petro sostiene que el pliego de cargos “da vacíos de revancha por la fallida destitución e inhabilidad por el tema de las basuras.” Ordoñez podría querer la revancha o tratar de impedir que el Alcalde incurra en las elecciones de 2018 porque lo ve como un competidor, sin embargo; frente a las acusaciones en su contra Petro tiene que afrontar los cargos.

No fue Ordoñez, fue el Ministerio Público:

El Procurador Ordoñez ante las acusaciones del Alcalde sostiene que no es una revancha y que no desea inhabilitar a Petro por las elecciones presidenciales. El pliego de cargos fue producto de una investigación realizada por el Ministerio Público, según la cual el Alcalde “adoptó de manera excepcional el Decreto 364 del 26 de agosto de 2013 con el que modificó las normas urbanísticas del POT”

La Procuraduría indica que “El alcalde de Bogotá habría hecho caso omiso a la normatividad que otorga a los concejos municipales y distritales la competencia para la reglamentación del uso del suelo, optando por proferir un acto administrativo que no resultaba procedente”. Gustavo Petro habría incumplido la Ley, actuado con dolo y cometido una falta grave.

Según Miguel Uribe Turbay, concejal por el partido Liberal, el Alcalde “tenía la competencia para modificar excepcionalmente las normas urbanísticas y lo que está haciendo es reescribiendo la totalidad del POT y cambiando el modelo de ocupación de los bogotanos.”

Alejandro Ordoñez y Gustavo Petro tienen intereses en común: ambos quieren presentar su candidatura por la presidencia en 2018. Gerardo Ardila, secretario distrital de Planeación, aseguró: “Esa es una forma de hacer política. Una acomodación para la partida de campaña a la Presidencia. Un acomodamiento para la línea de partida del vicepresidente Vargas Lleras y el procurador Alejandro Ordóñez para las elecciones presidenciales.” Sea cual sea el resultado, uno de los dos podría utilizar este problema a su favor para iniciar la apertura de su candidatura.

Recomendados Libre Pensador:

Semana – Piden al procurador que explique por qué elevó pliego de cargos a Petro

Razón Pública – El caso Petro”: ¿aprenderemos las lecciones?

La Silla Vacía – Los argumentos del fallo contra Petro


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario