Nohora Robayo: obligatorio conocerla


Imagen: Andrés Caicedo y María del Mar Núñez

Nohora es una de los nombres que todos los estudiantes de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales deben de conocer obligatoriamente durante su paso por la Universidad Externado. Ella, como coordinadora administrativa de la facultad, es la encargada de definir más de un problema en el que solemos involucrarnos. Por esto, decidimos realizarle una entrevista Marcel Proust que nos permita conocerla más a fondo y por qué no, dejar unas pistas de cómo acercarnos.

Andrés Caicedo (AC): ¿Cuál es el rasgo principal de tu carácter?

Nohora Robayo (NR): ¿Bueno o malo? (risas) Soy muy estricta en todos los sentidos.

María del Mar Núñez (MMN): ¿Cuál es la cualidad que prefiere en un hombre?

N.R.: Que escuche.

A.C.: ¿Cuál es la cualidad que prefiere en una mujer?

N.R.: Que sea amorosa.

M.M.N.: ¿Qué es lo que más aprecia en un amigo?

N.R.: La solidaridad.

A.C.: ¿Cuál es su principal defecto?

N.R.: ¡Tengo muchísimos! Pero yo creo que el malgenio, es particularmente el peor de todos.

M.M.N: ¿Cuál es su ocupación preferida?

N.R.: Mamá. Soy mamá de una niña de 9 años (Ainhoa) y u niño de 20 (Santiago).

A.C.: ¿Cuál es su sueño de felicidad?

N.R.: No sé, si yo pienso en ser feliz pienso en una casita en Tenjo o Tabio, con una huerta, con mis perros, con gatos. Recibiendo a mis nietos, con internet, DirecTV, mis libros y seguramente con una copa de vino en la mesa (risas).

M.M.N.: ¿Cuál sería su mayor desgracia?

N.R.: (Uff)…yo creo que no poder trabajar. Eso me parecería desastroso. No sé si sea desgraciado no trabajar, pero yo me metí en la cabeza desde muy pequeña que trabajar te define como persona, porque la muerte es inevitable, pero lo otro es desgraciado.

A.C.: ¿En qué país le gustaría vivir?

N.R.: ¡Colombia, Colombia, Colombia!… quizás España, porque lo conozco y me encanta, es un buen vividero.

M.M.N.: ¿Qué color prefiere?

N.R.: Negro para vestirme, para todo lo demás me gusta el naranja y el morado.

A.C.: ¿Cuál es la flor que más le gusta?

N.R: Me gusta… no sé… una hortensia. ¡Es una azul divina que va cambiando con el sol, es preciosa!

M.M.N.: ¿Qué ave prefiere?

NR: Sólo por complacer a mi hija, que dijo una vez: “Si mi mamá fuera un animal, sería el búho.” (Risas)

A.C.: ¿Cuál es su autor favorito?

NR: Hay uno en especial que se llama Carlos Ruiz Zafón y escribió una trilogía que comienza con “La sombra del viento”, me parece que es el mejor libro que me he leído en mi vida. ¡Se los recomiendo!

M.M.N.: ¿Cuál es su héroe de ficción favorito?

N.R.: ¡Esa es una gran pregunta! Yo creo que Harry Potter, me hubiera encantado leerlo  siendo niña. Yo creo que también hubiera sido mi novio, ¡mi amor ideal!

A.C.: ¿Cuál es su compositor favorito?

NR: No sé, yo creo que Joan Manuel Serrat, pero más allá de eso Joaquín Sabina, me parece que es ¡espectacular!, me parece buenísimo.

M.M.N.: ¿Cuál es su pintor favorito?

N.R.: Débora Arango. Jacanamijoy puede ser también.

A.C.: ¿Cuál es su nombre favorito?

N.R.: ¡Ainhoa!

M.M.N.: ¿Qué es lo que más odias sobre todo?

N.R.: Las mentiras y falta de lealtad, eso es algo que no perdono.

A.C.: ¿Cuál es el personaje de la historia que más desprecia?

N.R.: No sé, porque a mí me gusta la historia y la historia es buena o es mala depende de quién la cuente. Supongo que los genocidas, Pol Pot, quizás Hitler. Pero creo que dentro de todo lo malo que puede tener un ser humano siempre hay dimensiones buenas, somos como el Ying y el Yang. Entonces alguien que en verdad deteste: diría que ninguno en particular.

M.M.N.: ¿Cuál es el hecho militar que más admira?

N.R.: No lo sé… Yo creo que el Desembarco en Normandía puede ser uno. Otro puede ser definitivamente la operación Jaque, cuando rescataron a Ingrid Betancourt, y definitivamente nunca olvidaré la toma del Palacio de Justicia; yo era pequeña, pero es algo que tengo grabado en la mente.

A.C.: ¿Cómo le gustaría morir?

N.R.: Durmiendo… siempre durmiendo.

M.M.N.: ¿Cuál es su estado actual interior?

N.R.: Yo creo que… como transformándome a lo mariposa. Estoy en un proceso de encontrarme un poco, de cambiar en algunas cosas. Estoy ad portas de entrar a la segunda etapa de mi vida, entonces estoy mirando muchas cosas, estoy transformando, cambiando. Estoy abrazando y dejando atrás otras que seguramente van de la mano con lo de ser más joven. Estoy dejando como la mariposa que deja su capullo y está yendo para adelante, yo creo que transformando ese estado interior actual.

A.C.: Finalmente ¿Qué consejo darías?

N.R.: Yo suelo ser una persona que habla mucho con los estudiantes y termino dando muchos consejos, aunque mi consejo sería: No existe un buen consejo, porque finalmente cada quien obra en libertad y hace lo que quiere. Sin embargo, hay que aprender a escuchar a los padres.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario