Nicolás Murillo Faucher: « Pasión, desorden y belleza »

Por Emelyne COULON-OLIERO

7 de marzo de 2016

Nicolás Murillo Faucher llegó a Colombia en marzo del 2007 y en 2010 empezó a trabajar como profesor de ciencia política en la Universidad Externado de Colombia. Desde 2012, ese politólogo franco-español es Coordinador del Área de Metodología y Análisis de Coyuntura en el seno de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la misma Universidad.

Hijo de una mamá francesa-polaca y de un papá español, a los 32 años, Nicolás no se arrepiente de su decisión de haber venido a vivir  en Colombia. Como lo dijo, eligió Colombia « por casualidad »: una casualidad de buena fortuna.

« Pasión, desorden y belleza » son las tres palabras que Nicolás usaría para dibujar su viaje colombiano.

Cuando llegó a Colombia, Nicolás estaba un poco perdido, buscando su camino en la inmensidad de la ciudad hasta que se vinculó con FIGRI como profesor de Introducción a la Ciencia Política.  

Luego, este país chalado lo llevó a tener muchísimas oportunidades tal como la creación de un negocio con unos compatriotas un hostal en el centro de Bogotá, uno en Santa Marta y uno está por abrirse en Medellín— o como trabajar con organizaciones de defensa de los derechos humanos hasta ser nombrado coordinador del área de metodología y coyuntura.

De otro lado, existe una parte de la personalidad de Nicolás que no está muy obvia: su espiritualidad. Aunque no cree en un dios, en términos católicos, cree en ciertas concepciones indígenas por un lado, en el concepto del Ying y Yang por otro lado o finalmente en el poder de la naturaleza.

Dijo que lo que le haría quedar acá, en Colombia, sería: « La gente, los amigos y la sensación de que puedo hacer algo, que puedo ayudar ». Con sus 9 años  en Colombia, Nicolás no está por irse todavía: le quedan muchas cosas por hacer.

  

Emelyne COULON-OLIERO: ¿Cuál es para usted el colmo de la desdicha?

Nicolás Murillo Faucher: El hecho de que las personas no sean suficientemente sensibles como para impedir que se les haga a otros lo que no suportaría que les hicieran.

 E.C-O.: ¿Cuál es su idea de la felicidad completa?

N.M.F.: Yo creo que ser feliz es una decisión que uno toma. Corresponde con una simple filosofía de vida. Es decir, tratar siempre de aprovechar cada situación por más negativa que parezca ser; uno siempre le puede sacar algo positivo. Si usted se toma las cosas por el lado correcto; nunca será infeliz. Hay una cita de Nelson Mandela que dice: « Yo nunca pierdo. O gano o aprendo ». Uno siempre será feliz si logra aprender de cada situación.

E.C-O.: ¿Cuál es su personaje histórico favorito?

N.M.F.: José Figures, él es expresidente de la República costarricense. Es el único hombre histórico, que conozco, que ha hecho un golpe de Estado en su país, que cambió la constitución, organizó las elecciones y no se presentó como candidato. 

E.C-O.: ¿Su heroína favorita en la vida real?

N.M.F.: Olympe de Gouges. Esa señora peleó durante la revolución francesa para que los derechos de la mujer fueron reconocidos y tuvo el valor de subir a la tribuna sabiendo el destino que le esperaba y se sacrificó para quedar en la historia. Dijo a los representantes de la Asamblea Nacional francesa: « Si una mujer tiene el derecho a que le corten la cabeza, tiene el derecho a subir a la tribuna también ».

Es mi heroína porque planteó antes que todos una Revolución francesa que cambió el destino del mundo de forma hipócrita porque excluía a las mujeres.

E.C-O.: ¿Músico Favorito?

N.M.F.: Bruce Springsteen. Bertrand Cantat (Noir Désir). Mozart.

E.C-O.: ¿Qué cualidad prefiere en un hombre?

N.M.F.: La lealtad y la honestidad. Creo que van de la mano.

E.C-O.: ¿Quién le hubiera gustado ser?

N.M.F.: Me gustaría ser una versión mejorada de mí mismo. Pero si tuviera que elegir a alguien, quisiera llegar a ser la mitad del hombre que ha sido mi papá para mí.

E.C-O.: ¿Rasgo principal de su carácter?

N.M.F.: Apasionado y muy analítico; exploto muy fácilmente y después lo analizo durante mucho tiempo.

E.C-O.: ¿Su ocupación preferida?

N.M.F.: No hacer nada o viajar. Lo mejor es viajar sin hacer nada.
¡Pero de la nada no se vive!
y además ¿uno termina aburriéndose no?

E.C-O.: ¿Color preferido?

N.M.F.: El azul y el negro.

E.C-O.: ¿Cómo le gustaría morir?

N.M.F.: Hay dos formas: o durmiendo sin darme cuenta o viendo el fin del mundo. Si el mundo se llegara a acabar, ¿qué rico poder presenciarlo, no? ¡El punto máximo del entretenimiento!

E.C-O.: ¿Cuál es para usted el colmo de la miseria?

N.M.F.: No ser capaz de apreciar lo que uno tiene hasta que uno lo pierde. 

E.C-O.: ¿Dónde le gustaría vivir?

N.M.F.: Me gustaría vivir en una nave espacial que me llevara hasta el fondo del universo. De lo contrario, ¡acá se vive muy bien!

E.C-O.: ¿Cuál es su obra literaria favorita?

N.M.F.:Los Rougon-Macquart de Emile Zola. Mi favorito entre ellos son los libros “Au bonheur des dames (El paraíso de las damas) y “Germinal”. Por otro lado, soy fanático de la saga “Jurassic Park” de Michael Crichton (sí, eran libros antes de ser películas).

E.C-O.: ¿Su pintor favorito?

N.M.F.: Todo el movimiento impresionista, me fascina.

E.C-O.: ¿La cualidad que prefiere en una mujer?

N.M.F.: Creo que las mismas que las del hombre: la lealtad y la honestidad. Y que me haga reír y que sea muy paciente. Y no sé si algo más (se ríe).

E.C-O.: ¿Qué es lo que más aprecia de sus amigos?

N.M.F.: Que sean capaces de decirme mis verdades de frente y que tengan la paciencia para dejarme el tiempo de asimilarlas.

E.C-O.: ¿Cuál es su principal defecto?

N.M.F.: Soy demasiado apasionado y no hay tonos grises conmigo.

E.C-O.: ¿Cuál es la flor que más te gusta?  

N.M.F.: La amapola; es muy linda y además sus semillas son muy ricas en el pan.

E.C-O.: ¿Tres nombres favoritos?

N.M.F.: Eliseo, Nicolás – me gusta mi nombre por su significado; la victoria del pueblo – y Soledad.

E.C-O.: ¿Lo que más detestas sobre todas las cosas?

N.M.F.: La falta de respeto me enloquece. El problema es que puede disfrazarse de muchas formas y es muy subjetiva.

E.C-O.: ¿Cuál sería tu mayor desgracia?

N.M.F.: Sería ver morir a todos mis seres queridos o que me rechazaran. Sin tus propias raíces, es más difícil tener identidad. 

E.C-O.: ¿Qué hecho militar admiras más?

N.M.F.: Lo que hizo Bismarck en el siglo XIX para crear la nación alemana. Fue, probablemente, una de las genialidades políticas e históricas más increíbles.
Ser capaz de provocar una guerra contra Francia, anticipando que todos los reinos alemanes se iban a aliar contra este enemigo común y lograr, de esta forma, consolidar un reino que no existía antes. Y sabemos en qué se convirtió Alemania después.

E.C-O.: ¿El pájaro que prefieres?

N.M.F.: El Águila Real.

E.C-O.: ¿Tus autores preferidos en prosa?

N.M.F.: Bernard Werber. No lo mencioné entre mis obras favoritas porque no se me ocurrió pero entra. Su trilogía “Les fourmis” (Las Hormigas), su “Enciclopedia del saber absoluto y relativo” o su invento de un nuevo sistema espiritual en “Les thanatonautes” (Los tanatonautas o Viajeros de la muerte) lo convierten en mi autor favorito, sin duda.

E.C-O.: ¿Qué dones naturales quisieras tener?

N.M.F.: Ser capaz de anticipar las acciones de los demás o leer la mente.
También, me gustaría volar.

E.C-O.: ¿Estado presente de tu espíritu?

N.M.F.: Preocupado por la entrevista.

E.C-O.: ¿Finalmente, su lema?

N.M.F.: Per Adua Ad Astra o “A través de la dificultad hasta las estrellas”.

Columnas de opinión relacionadas:

Nicolás Murillo – Juan Manuel Santos: el nuevo Hugo Chavez

Nicolás Murillo – Ni santista, ni uribista ni guerrillero: los caminos de la democracia no son los que yo esperaba

Nicolás Murillo – El Circo Europeo

Nicolás Murillo – Gamines de estrato 6 Vs ¿huérfanos superhéroes?


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario