Movimientos sociales en red

Por Ricardo Montaño

27 de febrero de 2018

Imagen: https://mhcommunicationsjournal.wordpress.com/2012/06/28/quintana_oliva/

El Observador de los movimientos sociales en red es una nueva sección de El Libre Pensador que te brindará periódicamente una reseña de lo que dicen los principales medios de comunicación del mundo.

Arde Irán

”The Conversation”

El movimiento de protesta de dos semanas que sacudió las ciudades de Irán a principios de este año ha disminuido en gran medida, pero las consecuencias de la dura respuesta del gobierno apenas han comenzado.

Más de 3,700 personas fueron arrestadas y 23 fueron asesinadas en marchas a veces violentas a nivel nacional que comenzaron el 28 de diciembre de 2017. El movimiento fue en respuesta a un presupuesto austero propuesto por el presidente Hasan Rouhani.

Al principio, las protestas fueron una muestra de ira de los iraníes de clase trabajadora, en la ciudad de Mashhad, se quejaban de la pobreza y la desigualdad. Pero los disturbios pronto se extendieron a más de 80 ciudades. Y a medida que miles de ciudadanos desencantados ampliaron los temas de la protesta para incluir la corrupción, los derechos humanos, la política exterior y el empoderamiento de las mujeres, la policía comenzó a tomar medidas enérgicas.

Para el 4 de enero, la policía antidisturbios que usaba gas lacrimógeno, bastones y balas parecía haber sofocado las protestas. Luego, el 14 de enero, dos activistas detenidos, Saro Ghahremani y Ali Poladi, murieron en prisión, presuntamente por tortura.

Ahora, los miembros de las familias a las que pertenecían los activistas muertos, han comenzado a reunirse por miles fuera de las cárceles iraníes, la violencia contra los disidentes no pasará desapercibida. Es una señal de que los disturbios en Irán están lejos de haber terminado.

Facebook busca rescatar su imagen

”The conversation”

Facebook tiene un mundo de problemas. Más allá de los cargos de haber servido a la manipulación rusa de las elecciones norteamericanas y promoción de noticias falsas, la plataforma de medios sociales de la firma está siendo criticada por ser adictiva, causar ansiedad y depresión e incluso instigar abusos contra los derechos humanos.

El fundador y CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, dice que quiere recuperar la confianza de los usuarios. Pero los esfuerzos de su compañía hasta ahora han ignorado las raices de los problemas que pretenden solucionar, e incluso arriesgan empeorar las cosas. Específicamente, ignoran el hecho de que la interacción personal no siempre es significativa o benigna, dejan de lado las necesidades de los usuarios en el mundo en desarrollo y parecen competir con el modelo de negocios de la compañía.

Basado en The Digital Planet, un estudio global de varios años sobre cómo se difunden las tecnologías digitales y cuánta gente confía en ellas, que se realizó en la Fletcher School de la Universidad de Tufts, quedan algunas ideas sobre cómo orientar los esfuerzos de Facebook para reconstruir su deteriorada imagen.

Las redes sociales pueden ayudar a combatir la ansiedad social

”The Conversation”

Desde que se crearon las redes sociales en línea, las personas se han preguntado por qué son populares y cómo afectan a los usuarios. Investigadores, profesionales y comentaristas sociales han expresado su preocupación de que reduzcan la interacción cara a cara más significativa, dejando a los usuarios deprimidos y solos. Sin embargo, una nueva investigación que realizó Eva Buechel junto con el profesor de marketing Jonah Berger sugiere que las diferencias de las redes sociales con los métodos de comunicación más tradicionales en realidad pueden ayudar a que algunas personas se conecten mejor.

Los defensores han promocionado la capacidad de las redes sociales para conectar a amigos y parientes lejanos. Cuando un usuario publica un tweet o una actualización de estado de Facebook, es visible para un grupo de personas, ya sean todos los contactos de un usuario o algún subconjunto, como compañeros, ex alumnos de una escuela o residentes de un vecindario en particular.

Esa investigación muestra que la naturaleza casi personal de este tipo de publicaciones, que están escritas para personas que conocen al escritor y pueden responder, pero que al mismo tiempo se comparten más ampliamente, pueden hacer que la conexión con otros sea menos amenazante para las personas que experimentan ansiedad social.

El triste final del hipismo

”The New Yorker”

WASHINGTON (The Borowitz Report) – Como ya lo había pronosticado Elia Kazan Los hippies de todo Estados Unidos se han visto en la posición insoportable de apoyar al F.B.I., confirmaron los mismos hippies.

Acusan a Donald Trump ha destrozado la posición de Estados Unidos en todo el mundo, de haber extendido la misoginia y el fanatismo y devastado el medio ambiente además de respaldar a un abusador de menores”, dijo Carol una de sus voceras. “Pero hacer que la gente como nosotros apoye a la F.B.I. es lo más imperdonable que ha hecho “.

Desde Vermont hasta California, antiguos hippies se lamentaron de un escenario de pesadilla que los ha forzado a ponerse del lado de una agencia policial a la que han despreciado desde el Verano del Amor.

“Siempre soñé que pasaría mi retiro rodeado de mis nietos, diciéndoles que el F.B.I. eran cerdos fascistas “, dijo Carol Foyler, una ex hippie que vive en Santa Cruz. “Ese sueño ha sido disparado al infierno“.

Su esposo, Mick, asintió con la cabeza en triste acuerdo. “Estábamos tan felices cuando se legalizó la marihuana en California”, dijo. “Pero el hecho de que ahora estamos en el mismo lado que el F.B.I. ha arruinado incluso eso “.

Ahora en sus setentas, los Foylers están pasando sus días haciendo cosas que nunca hubieran soñado cuando recorrieron el barro en Woodstock: yendo de puerta en puerta en Santa Cruz, pidiendo a otros ex fanáticos que firmasen un documento de apoyo al F.B.I.

 Zuckerber esclavista, “es por tu bien…”

”Le monde Diplomatique”

El impacto pernicioso de las nuevas tecnologías sobre la política, la democracia y nuestras funciones cognitivas es ahora escandaloso, principalmente debido a la relación muy ambigua e incluso esquizofrénica que tienen con sus usuarios.

Esta relación es impulsada tanto por la compasión como por la indiferencia, dos lógicas opuestas que alguna vez tuvieron un papel necesario, permitiendo a las compañías de tecnología invocar sus buenas intenciones cuando son acusadas de malicia. La coexistencia de estos dos principios contradictorios parece cada vez menos defendible, y finalmente revela la inconsistencia de su visión general.

La compasión mostrada no es del todo falsa. Los gigantes de la tecnología, tan poderosos como son, dependen en gran medida de la publicidad y las ventas, es decir, nuestra capacidad de consumo. Por lo tanto, sus intereses están, en cierta medida, atados a los de sus usuarios. Sin recursos, no podrían comprar los productos tan aclamados. Es por eso que algunos magnates de la tecnología muestran su apoyo al ingreso básico universal y tratan de resolver los crecientes problemas de protección social en educación o salud.

El método no es diferente al de Henry Ford, quien pagó a sus trabajadores salarios más altos para que pudieran comprar automóviles de su marca. Se podría hacer una comparación menos halagadora con los propietarios de esclavos, que tenían que alimentar y mantener la salud de su fuerza laboral, a riesgo de perderla debido al agotamiento y la enfermedad.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario