Mochileros: un estilo de vida que recorre el mundo

Por Jéssica Sarmiento

1 de febrero de 2016
Imagen: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/71/Backpackers_(7980882179).jpg

Salir de la rutina, cambiar las actividades diarias es un reto para las personas en este mundo tan mediático, en donde los seres humanos solo se encaminan en tener una existencia académica o laboral que les permita disfrutar de  una vida económicamente estable. Empero,  no se han dado cuenta que esta no es la esencia de vivir. Que el vivir está más allá del trabajo o el dinero. Se trata de disfrutar, aprender y recorrer los espectaculares paisajes con los que cuenta  el planeta Tierra. En muchas ocasiones viajar por el mundo se piensa de forma inalcanzable, pues retumba en la cabeza el dinero. Muchos ignoran que se puede viajar de forma práctica, económica y segura. Es por ello, que nace la cultura mochilera, una forma de andar y recorrer el mundo rompiendo las barreras anteriormente mencionadas; convirtiéndose en una aventura para el viajero. Una travesía llena de magia y beneficios que le permite al paseante cumplir sus sueños y disfrutar de diferentes culturas y panoramas.

¡Anda a conocer el mundo caminando!

Recorrer el mundo como mochilero te permite tener control sobre tu viaje, pues eres tú el dueño de tu tiempo y libre de elegir el lugar que deseas visitar. En algunas ocasiones, es difícil escoger el destino al que se quiere ir, pero este no es un gran problema, solo es necesario tener un mapa y descubrir en cada región los sitios que hay  por visitar y unirlos con tus intereses. Existen lugares para todos los gustos, pues los intereses de las personas son diferentes: así como algunas descubren más atractivo visitar diferentes culturas, otras encuentran más seductores los parques de atracciones o de diversión extrema.  Por otro lado, a otros les cautiva más la idea de acercarse más al lugar que visitan, le dan paso a la improvisación, tienen  un ideal más romántico de lo que es viajar por el mundo. En definitiva, independientemente de las motivaciones, hay que informarse bien sobre el lugar que se va a visitar, con el fin de no dejar escapar ningún detalle y lugar para conocer.

A diferencia del turismo tradicional, viajar como mochilero significa hacer un acercamiento profundo con el lugar, con la cultura local sin necesidad de guías turísticos o planes cerrados en los que te llevan a lugares en específico y no te dan la oportunidad de conocer cosas particulares de cada destino.

Cargar con una mochila o caminar por un largo tiempo resulta molesto para algunas personas, es por ello que para ser mochilero es necesario tener actitud y talante, pues; de lo contrario, no será un viaje que se disfrute y se pueda vivir al máximo, como lo haría un mochilero experto, quien en realidad goza de cada experiencia que tiene y de cada destino que visita. Esta es la razón por la cual el arte de viajar como mochilero se considera más que una forma de viaje, un estilo de vida.

Buscar economía a la hora de viajar

Una de las mayores razones por las cuales viajar es difícil para algunas personas es por la cantidad de dinero que esto demanda. Por ello se caracteriza la cultura mochilera, por permitirle al viajero disfrutar de una experiencia en otro destino a bajo costo. La estrategia es que los mochileros acostumbran a alojarse en hostales o albergues, a movilizarse caminando, en transporte público o pidiéndoles a algunos conductores que los lleven o acerquen a su destino. Además, compran sus alimentos en supermercados que es más económico que ir a un restaurante. Ellos buscan ahorran al máximo todo el dinero que les sea posible, viajando de esta manera ellos adquieren todo lo necesario a bajo costo. Por ello, optimizan el dinero además del tiempo. Un mochilero puede llegar a ahorrar más del 70% de lo que gastaría un turista tradicional, pues lo que gastan aproximadamente al día, incluyendo servicios, alimentación y hospedaje, oscila entre los 40 y 70 mil pesos.

Encontrar hostales en muchas ocasiones causa incertidumbre en los turistas, pues suele relacionarse el bajo costo con la mala calidad, empero es esto un mito en la sociedad, pues existen diversos hostales o albergues de muy buena calidad a bajos precios; sin embargo, para ello es necesario averiguar muy bien y programar el viaje con antelación, buscar referencias con mochileros profesionales o comparar las diferentes opciones, lo que permite encontrar la mejor opción.

Ser mochilero no implica solo cargar una mochila sobre la espalda, sino también tener actitud aventurera, ser sociable, curioso y colaborador.  Por lo general son personas dispuestas a relacionarse con otras que encuentran por el camino durante su recorrido por el mundo, abiertos a incomparables experiencias y acontecimientos que los llena de nuevas y mejores expectativas. Es esta la oportunidad para conocer nuevas personas y compartir con ellas múltiples aventuras.

Recomendados Librepensador:

Mochilero.org – ¿Cómo ser mochilero

El mundo a tus pies


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario