Maullidos saludables

Por Daniela Barragán

3 de agosto de 2018
Imagen: https://www.pexels.com/search/cat/

Si bien, la compañía de cualquier animal es favorable en la vida de adultos, jóvenes o niños, no todas las mascotas son las indicadas para los diferentes tipos de familias o personas. Si los miembros de la familia no tienen el suficiente tiempo libre para atender una mascota, por ejemplo un perro, este entraría en depresión al no obtener la atención necesaria o el cuidado que implica pasearlo todos los días. Con este estilo de vida, un gato sería la mejor opción, debido a que son independientes, con un corto entrenamiento saben el lugar en el cual tienen que hacer sus necesidades y ofrecen la mejor compañía. Además, traen beneficios a nuestra vida que muchas veces  se desconocen: reducen el estrés, ayudan a regular la tensión arterial, el sistema inmunológico se vuelve más fuerte, los niños se ven beneficiados con la compañía de los gatos y los ayudan a recuperarse más rápido de cualquier tipo de trauma emocional.

Tensión estable

Las personas que tienen gatos en casa tienen una tensión arterial promedio mejor, en comparación con las personas sin mascotas. Es decir, ayudan al control de la tensión arterial, a reducir los niveles de estrés,  es más  La Universidad Estatal de Nueva York (EE. UU.) hizo unos estudios en corredores de bolsa con problemas de hipertensión y descubrió que aquellos a quienes les dieron mascotas tenían menos problemas relacionados con la tensión arterial. Con el suministro de los medicamentos necesarios para esta condición y la compañía de una mascota se demuestra un mayor efecto en estas personas. Según el estudio que fue publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), la combinación de mascotas y medicamentos tuvo un mejor efecto sobre las cifras de presión arterial que el uso de medicamentos solos.

Por otro lado, los gatos también obtienen beneficios al estar cerca de los humanos al recibir sus caricias. Veterinarios del Centro de Salud Felina Cornell, Andrea Looney y Anna Glazer, les pusieron a estos animales un pequeño brazalete para medir su tensión arterial y, después de ser acariciado por unos minutos, las cifras disminuyeron en 25 puntos.  Por ende, tener un gato en casa no solo es un bien para las  personas que sufren de hipertensión, asímismo, la interacción entre humanos y gatos ayuda a  estos pequeños animalitos, que en busca de  un hogar y con mucho amor para dar, logran mejorar su tensión arterial para estar cada día más sanos y fuertes. Aunque, son independientes y aparentemente apáticos, el vínculo con sus dueños es cada día más grande, gracias al cariño y al buen trato.

El autismo y los gatos

Las personas con autismo tienen dificultad para comunicarse e interactuar con la gente. Además, tienen intereses y comportamientos restrictivos y muy repetitivos. Por tanto, los niños que sufren de esta enfermedad en situaciones cotidianas como ir a la escuela, al verse obligado a  interactuar con los demás niños, tienden a tener episodios de ansiedad.  Un estudio realizado por  las universidades de Purdue en West Lafayette, Indiana (EE.UU.), y de Queensland en Brisbane (Australia), analizaron cómo reaccionaban los niños con desorden del espectro autista frente a eventos cotidianos, como leer un libro, jugar con otros pequeños y con una mascota. Para los niños que no tienen este desorden, ninguna de estas actividades representaban un problema o creaban algún tipo de ansiedad, por el contrario, les resultaban agradables.  Lo interesante de este estudio, es que se llegó a establecer que con gatos el nivel de ansiedad disminuía entre los niños con autismo.

Por esto se recomienda incluir a un gato en familias con niños que padecen de autismo, debido a que pueden mejorar la situación social del niño considerablemente. Sin embargo, no deberían llevar a este nuevo miembro de la familia sin evidenciar una conexión previa en terapias, entre el gato y el niño, para el seguimiento del autismo, puesto que si el niño no muestra un comportamiento positivo frente a la presencia del felino, esto provocaría una ansiedad mayor.

Adoptar un gato siempre será una buena opción, además de los beneficios mencionados, es claro que el apego con una mascota mejora la calidad de vida, el estado de ánimo, incluso para superar un mal momento en la vida o simplemente para encontrar compañía en ellos.

Recomendados Librepensador:

Mejor con salud – Beneficios de tener mascotas para nuestra salud

Semana – Tener mascota baja la presión  


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario