Los ganadores y perdedores del Plebiscito

Por Valeria Restrepo

martes 4 de octubre de 2016

Luego de haber culminado la jornada de escrutinio del Plebiscito, la cual da por ganador al NO con respecto al SI, los ganadores y perdedores no radican, desde mi percepción, únicamente en partidos políticos. Si bien los principales defensores del NO corresponden al Centro Democrático en cabeza del ex presidente Uribe y el SÍ a la coalición del gobierno nacional; el Plebiscito del Acuerdo Final va mas allá de dos partidos y dos personas.

A manera territorial, pierden los departamentos de Chocó, Vichada, Putumayo, Nariño y Guainía, donde el conflicto durante estos 50 años ha sido más latente. Aun así, aprobaron los acuerdos como una posibilidad de detener la Guerra. De igual manera los guerrilleros, que lo son por voluntad o por que fueron retenidos por la guerra, en días anteriores aprobaron el acuerdo y ahora Colombia les ha respondido con un NO. ¿Qué estarán pensando?

Por otro lado, la democracia perdió. Da tristeza, a quienes creemos que este sistema de gobierno, de una manera u otra, le da mayor legitimidad a la toma de decisiones. Un abstencionismo del casi 63% muestra lo deteriorada que esta la credibilidad de los colombianos en su poder de decisión.

Santos, evidentemente es el gran perdedor en muchos aspectos: primero, no solo no logró convencer al país que lo escogió para que aprobara lo que el consideró pertinente frente a las negociaciones, sino que el resultado de la votación demuestra que la oposición a su gobierno es en números, casi igual a los colombianos que lo acompañan.

De cualquier manera el avance en este proceso de paz es de gran magnitud en comparación con los procesos anteriores. Sin embargo, no pareciera ser suficiente para obtener el Nobel de Paz que veían el presidente y Timochenko tan asegurado.

Sin embargo, a pesar de que las Farc pierden hoy la posibilidad de alcanzar lo pactado, podrían en un futuro acuerdo renegociado, ganar mayor aceptabilidad entre la población colombiana. Si el grupo armado mantiene, como lo manifestó, la voluntad de construir una paz aprobada por el pueblo, los procesos de reintegración de guerrilleros y la aceptación de las propuestas políticas que lleven a debate electoral, pueden ser más exitosos.

Uribe levita en victoria con este resultado. Si bien no todos los del NO son uribistas, su maquinaria política está intacta y hasta reforzada. Estamos a un año de elecciones presidenciales, por lo que el candidato del Centro Democrático puede contar desde ya con un gran nivel de aprobación.

Finalmente, ganaron los colombianos que piensan que lograr un mejor acuerdo es posible. Aquellos que piensan que Colombia no merece entregarle el país a un grupo guerrillero y que deben asumir mayor responsabilidad por sus actos que tanto han golpeado al país.

Se puede concluir que el país está divido, centro – periferia. Una radiografía de lo que era Colombia durante el sistema de gobierno bipartidista que evidenció el lento avance del país y que hoy constituye el escenario que dificulta una reconciliación. El mensaje es a no seguir en esta división ideológica, hay temas de gran discrepancia entre los colombianos que deben resolverse de manera conjunta. Esperemos el acuerdo se renegocie y que en un próximo proceso de refrendación, haya un solo ganador, los colombianos.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario