La tecnología: ¿una ayuda para progresar o retroceder?

Por Diana Lorena Velandia R.

21 de julio de 2016
Imagen: https://www.youtube.com/watch?v=uQ91AxUqHck

La tecnología nos ha ayudado a adaptarnos de una manera más eficaz y sencilla a nuestro entorno, satisfaciendo las necesidades que a lo largo de los años se presentan en la sociedad. También es cierto que la tecnología cumple un papel muy importante en la humanidad, puesto que siempre está en constante evolución y a medida que avanza son cubiertas en gran parte las exigencias requeridas por los seres humanos. Sin embargo, en pleno siglo XXI se evidencia la gran dependencia que tenemos frente a estas tecnologías, llegando a tal punto  de poder convertirse en una adicción e inclusive en una amenaza llena de potenciales riesgosos; es decir, la tecnología  finalmente proporciona medios o herramientas que podemos utilizar correctamente o incorrectamente, para el bien o para el mal.

¿La mano derecha del ser humano?

Para iniciar, estas herramientas permiten al ser humano modificar su entorno, con el fin de satisfacer sus necesidades; es decir, le dan la capacidad de transformar el mundo, con el fin de facilitar su vida en sociedad. Por lo tanto, todos los objetos que nos rodean cotidianamente son el resultado de los diferentes avances tecnológicos que hemos desarrollado a lo largo de los siglos de la humanidad; por ejemplo, la modificación de los recursos naturales para la fabricación de herramientas o máquinas.  En pocas palabras, es indiscutible que los avances tecnológicos han cambiado significativamente nuestra forma de razonar, de ser e inclusive de vivir. Sin embargo, satisfacer estas necesidades ha tenido un gran costo con respecto al medio ambiente; de ahí que la utilización de productos de combustión que emiten dióxido de carbono (C02) contribuya en gran magnitud a la crisis climática que cualquier otra fuente de energía. En 2014 fue responsable de 14,2 enormes cantidades de emisiones de dióxido, el equivalente al 44% de todas las emisiones generadas por la energía producida a partir del carbón y más de un cuarto de todas las emisiones de gas invernadero. Además, la extracción y quema de carbón provoca daños irreversibles en el medio ambiente y en la salud de las personas.

Por otro lado, factores como el talado de innumerables árboles, entre otros; traen consigo problemas en el medio ambiente, deterioro de la capa de ozono y perjuicios en los seres humanos. Así mismo, han provocado un consumismo extremo; por lo que, el adquirir las últimas novedades tecnológicas supone un signo de prestigio social, olvidándose de valores como pueden ser la capacidad personal, el esfuerzo o el trabajo, fundamentos para el desarrollo personal. Por todo lo dicho anteriormente, los seres humanos han desarrollado tecnologías más limpias y respetuosas con el medio ambiente, un claro ejemplo de este tipo de herramientas son el biogás y los biocombustibles, los cuales son utilizados como productoras de energía eléctrica, alumbrados, combustible para autos, lo cual permite la disminución de la tala de árboles, pues no es  necesario el uso de la leña, aunque cabe añadir que son unos pocos los que ayudan en esta mejora cuando debería ser un compromiso de todos.

La tecnología un sinónimo de “avance”

En definitiva, gracias a los avances tecnológicos la calidad de vida de las personas se ha incrementado considerable en todos los campos de acción humana (social, económica, cultural…); un claro ejemplo es el informe presentado por el Banco Mundial donde señala que “ los países en desarrollo, también los más pobres, se han visto favorecidos por un rápido avance tecnológico desde principios de los años noventa y han utilizado dicho avance para ayudar a sacar de la pobreza a millones de personas”. Sumado a lo anterior, en aspectos como la ciencia, la tecnología también ha causado un gran impacto y ha favorecido a los seres humanos; en la agricultura y ganadería ha contribuido a desarrollar fertilizantes para enriquecer el suelo, pesticidas que ayudan a combatir animales y plantas que son perjudiciales para el campo, se han desarrollado medicinas para tener sano al ganado y se han inventado nuevas maquinarias para la producción de plantas o productos vegetales, esto ha facilitado la vida en el campo. En síntesis, necesitamos de la tecnología, además de que esta debe estar en constante evolución respondiendo a las necesidades que cada año requerimos. Por tanto, si nosotros como sociedad obtenemos la ayuda de la tecnología debemos cambiar nuestro pensamiento de forma que hagamos un buen uso de esta herramienta.

Recomendados Libre Pensador:

Semana- “Convertirnos en tecnología nos hará mucho más humanos”

Semana- “Tecnología para evolucionar y La alternativa es el arte”

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario