Blog de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales

27 de febrero de 2018

La mala crianza de los celulares

Por: Johana Argüello Pesellin

Cada día, la tecnología muestra al mundo grandes y sorprendentes avances. La comunicación con el mundo es inmediata y, en directo, podemos conocer lo que sucede al otro extremo del mundo. En contraste, el diálogo en familia se limita a un aparato celular.

Según un estudio del DANE  sobre calidad de vida(2016), cerca del 96.5% de los hogares colombianos cuenta al menos con un dispositivo celular y el 75 % de los adultos los utilizan a la hora de las comidas en familia.

Se acabaron las historias voz a voz

A partir de los años 60, se producen grandes cambios que comienzan a inquietar las juventudes de la época, iniciando con nuevas influencias musicales conocidas como Gogo y Yeyé; nuevos ritmos musicales que empezaron a cambiar la forma de pensar y de vestir de la juventud de la época. Además, nace la televisión y es este medio el que definitivamente cambia la mentalidad de las personas, donde los nuevos géneros musicales tienen un nuevo escenario de difusión.

También surgen algunos movimientos sociales de jóvenes rebeldes: el hippismo, el feminismo y grupos ecologistas, que buscaban la independencia de las normas actuales y cambios en la moral y la ética burguesa. A raíz de estos cambios, inicia una ruptura al interior del núcleo familiar; los jóvenes querían buscar ideales de libertad e independistas.

Hasta los años 90, aun se podían ver cómo pocos grupos familiares se reunían entorno al comedor para conversar de la cotidianidad y escuchar las historias de los adultos que alimentaban el imaginario de los más jóvenes, y que, voz a voz, intercambiaban con otras personas. A partir de esta década, y con la aparición de los celulares, empezaron a disminuir los encuentros de los miembros del hogar y la tradición oral de contar historias fue perdiendo aún más fuerza, abriendo paso primero a las llamadas y, en el inicio del siglo XXI, a los mensajes por correo electrónico y la mensajería instantánea WhatsApp que aparece en el 2009.

El aislamiento digital en el siglo XXI

La generación de hombres y mujeres nacidos a partir de los 90 ha crecido en la era de la evolución digital que conlleva un aislamiento en medio de tantos medios y, en especial, de los celulares. Los padres concentrados en el celular dejan de lado el diálogo con sus hijos y cuando estos reclaman su atención les prestan un aparato electrónico para que se ocupen en  otras cosas, así que los hijos aprovechan esta circunstancia para hacer sus exploraciones en internet, jugar y adquirir esta costumbre como si fuese un aprendizaje valioso.

En el 2008, cuando llega al país de la mano de Comcel la onda del 3G, el aislamiento digital se acentuó y, en el 2009 con el surgimiento de WhatsApp, empezamos a observar en los parques o en las esquinas, jóvenes concentrados en su aparato celular durante horas, sin cruzar palabras entre ellos, que aprendieron la lección de sus padres: toda su atención es captada por al celular e ignoran el entorno.

Las consecuencias van más allá de una consulta o conversación a través del aparato; esta generación no ha tenido la oportunidad de obtener de sus padres una enseñanza en principios, en metas, en comportamientos y menos en una real convivencia, quizá esto incide en los índices de niños y adolescentes malcriados y generadores de grandes problemas en sus colegios, irrespetuosos con sus profesores y con todo aquel que intente rescatarlos de los peligros que les dejan la falta de control en los contenidos que reciben y los contactos que establecen. Lo digital los lleva al futuro pero también, en varios casos, los desvía del presente.

Los niños y adolescentes, integran hoy en día bandas criminales y retan al mundo con sus actitudes, no hubo una presencia que les mostrara un correcto norte, sus padres estaban ocupados descubriendo cómo funcionaba el celular.

Esto no para aquí, si la sociedad no toma medidas y sensibiliza a esta generación acerca del uso medido de este medio de comunicarnos ¿qué podremos esperar de la generación que aún no nace?

Artículos recomendados Libre Pensador

El Tiempo – El celular, un obstáculo para la comunicación familiar

Revista Semana –  Colombia el País de los Smartphones, por Tecnología

El Tiempo – Hitos tecnológicos en el país

 

Palabras Clave: Noticias juventud, noticias ciencia y tecnología, era digital, nuevas tecnologías, juventud y valores.