La infame pérdida de la cultura

Por Juan Esteban Quiñones

3 de mayo de 2017
Imagen: http://www.americateve.com/estado-islamico-destruye-cultura-e-historia-irak-y-siria-n851098

El autodenominado Estado Islámico (EI) en su lucha armada por establecer un Califato, un estado islámico en los territorios que abarcan el mundo árabe, no ha tenido piedad con quienes se han interpuesto voluntaria o involuntariamente en su camino. En consecuencia, grandes monumentos de antiguas civilizaciones, representantes de ciertos periodos de la historia y de la religión, considerados algunos de ellos como patrimonios culturales y arquitectónicos de la humanidad han sido destruidos a lo largo del desarrollo de la guerra entre el grupo extremista y los distintos actores que combaten en el Medio Oriente en la actualidad.

El autodenominado Estado Islámico (EI)…

El Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS, pos sus siglas en inglés) remonta sus inicios como organización al año 2006, en ese entonces como el brazo de Al Qaeda en Irak al mando de Abu Musab al-Zarquwi. Pero la muerte de su líder como consecuencia de las operaciones conjuntas entre las fuerzas estadounidenses e iraquíes dio cabida a pensar que se había finiquitado al grupo, pero este resurgió y aprovechó el momento de los sunitas que eran perseguidos y excluidos por el gobierno chiita, lo que fue un factor que facilitó el reclutamiento para ISIS y una mayor influencia en el territorio y parte de la población. En los años siguientes, se mantuvo inestable debido a la presencia de tropas norteamericanas, pero cuando estas empezaron a retirarse del territorio, Abu Bakr al Baghdadi restableció el grupo con mayor estabilidad tras asumir como su líder en el 2010. Este grupo extremista pretende establecer un califato islámico, algo que su líder ya ha declarado existente desde la ciudad de Mosul en Irak, que se encuentra bajo control del grupo terrorista desde mediados del 2014, y en donde aplica estrictamente la ley Sharia, considerada la ley divina, que abarca aspectos tanto cotidianos como religiosos.

Palmira…

La ciudad de Palmira, Siria, de más de 2000 años de antigüedad, considerada como ¨La fuente de la civilización global¨ y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), fue tomada bajo el control del grupo extremista a finales de mayo del 2015 y posteriormente lo fue de igual manera la histórica ciudad de Tadmur. El grupo terrorista destruyó gran parte de las antiguas obras arquitectónicas de ambas ciudades. El templo de Bel, la más importante edificación de la ciudad de Palmira, y considerada una expresión de los estilos arquitectónicos de antaño en el Medio Oriente con influencias grecorromanas, fue destruido por el EI, dejando únicamente en pie un par de columnas de lo que antes fue la joya de la ¨Venecia del desierto¨. Misma suerte corrió el bimilenario templo de Baalshamin, también ubicado en la ciudad siria, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1998. Otra majestuosa estructura que cayó ante la campaña que emprendió ISIS, que justifica sus actos de destrucción de estas edificaciones bajo su ideología y con un ¨sentido religioso¨, fue el Arco del Triunfo de Palmira, que data de la época romana. Lo anterior es muestra de la promesa quebrantada por ISIS, que al hacerse de Palmira y sus cercanías prometió dejar intactas las obras del lugar, pero fue cuestión de tiempo para que empezaran a destruirlas y saquearlas y, además, en un acto despiadado, ejecutaron a Khaled al-Asaad, arqueólogo sirio, quien fue cabeza de las exploraciones del sitio durante varias décadas en agosto del mismo año.

Irak…

“La destrucción de Hatra es un punto de inflexión en la espantosa estrategia de limpieza cultural desatada en Irak”. Irina Bokova, Directora general de UNESCO. Hatra, antigua ciudad al sur de Mosul en la actual Irak, declarada igual que Palmira como Patrimonio de la Humanidad, fue tomada por el grupo islámico en 2014. En abril del año siguiente, circuló un video en el que se apreciaba como militantes de este grupo destruían parte del sitio. Nínive, Nimrud Y Khorsabada, todas antiguas ciudades asirias ubicadas en Irak, sufrieron iguales destrucciones de su herencia histórica, cuyos últimos restos residían en el Museo de Mosul, que no fue excepción de la campaña de ¨limpieza cultural¨ por parte del grupo terrorista.

Mosul…

La ciudad de Mosul, al norte de Irak y una de las más importantes del país fue tomada por el EI en junio del 2014, convirtiéndose en el mayor y actualmente último bastión del grupo en Irak.  ISIS saqueó y destruyó obras y figuras representativas del periodo asirio, y en un acto considerado como incitación, presentaron al mundo un video en el que se encontraban extremistas demoliendo las figuras que consideraban iban en contra de su religión argumentando que en la antigüedad se adoraba a esas figuras en lugar de ¨Dios¨. Mosul es fuente importante en el financiamiento de la agrupación, ya que se encuentra próxima a un importante campo de petróleo y a las fronteras con Siria y Turquía. Pero su relevancia también reside en que fue en esta ciudad que Abu Bakr al-Baghdadi, líder del grupo, declaró el califato de ISIS.

Batalla de Mosul…

Se emprendió en las últimas semanas una campaña militar terrestre por parte del ejército iraquí y tropas kurdas, apoyados por una coalición internacional, con el objetivo de recuperar el control de Mosul después de su caída a manos de ISIS en junio de 2014. La ofensiva, iniciada el 16 de octubre del 2016, ha alcanzado la ciudad de Bashiqa, que se encuentra a solo 14 km de la ciudad objetivo. Según ha informado Brett McGurk, enviado estadounidense para la coalición internacional contra ISIS, en la primera semana se realizaron más bombardeos que ¨durante cualquier semana desde que comenzara la guerra contra el ISIS¨. En tierra, las fuerzas kurdas y las iraquíes reconquistan ciudades aledañas a Mosul con la intención de rodearla. Desde Bagdad, capital de Irak, se planea desde ya la reestructuración de Mosul una vez haya sido retomada.

Es importante volver a hacerse de Mosul y expulsar de la misma a ISIS, con esto se daría un duro golpe a las finanzas del grupo extremista, se recuperarían los campos petroleros y se le arrebataría a ISIS su último bastión en Irak, a la espera de lo que suceda en Raqa, ciudad siria en la que también se combate a ISIS con el fin de acabar con la amenaza que este grupo representa para la estabilidad de la región.

Recomendados Libre Pensador:

Andrew Curry – La lista de sitios antiguos destruidos por ISIS. 

Richard Allen Greene & Nick Thompson – ISIS: Everything you need to know.

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario