La democracia en colombia. Un tema para rajar

Por Andrés Camilo Chacón Briceño

29 de junio de 2017
Imagen: CEET

La democracia participativa debe salirse de las leyes e inundar el país, los departamentos, las ciudades, los barrios, los salones de clase, las universidades e incluso a  los espacios donde la participación política no llega.

Según Bobbio, la democracia es la doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno y también en el mejoramiento de las condiciones del pueblo. Colombia pasó formalmente de ser un país con una democracia representativa a tener una participativa a partir de la publicación de la Constitución de 1991, con la nueva noción plasmada en la Carta Magna del 91, nació el Consejo Nacional de Planeación y los mecanismos de participación ciudadana que han  permitido, hasta el día de hoy, que los colombianos puedan proteger sus derechos y que gocen de importantes instrumentos para contribuir en los asuntos públicos. Esta forma de gobierno llega para producir avances y superar la exclusión y los vicios políticos de fondo.

Lo que sucedió con la democracia participativa

A pesar de todo el desarrollo Constitucional que adoptó Colombia con la Constitución de 1991 y la estructura legal que tiene en materia de participación, la dinámica política y la toma de decisiones van en contravía y se inscriben más en procesos cerrados, unilaterales y excluyentes. Lamentablemente, nuestra democracia participativa no pasará de ser una simple forma de distracción mientras no existan gobiernos comprometidos con generar las condiciones para la participación real de los ciudadanos y grupos de la sociedad civil preparados, activos y conscientes de sus derechos a conquistar y de los deberes que deben cumplir para hacer realidad los postulados democráticos; sin embargo, participar por participar parece ser la consigna y la forma más cómoda que han encontrado los gobiernos para promocionar la democracia pues, participar sin capacidad de decisión es una invitación falsa que recorre las agendas de los Consejos de Paz, de Planeación, Juventud y Cultura.

En fin, esta forma de participación política vacía lleva al desgaste de las formas de organización de la sociedad civil, aumenta su apatía hacia lo público y termina causando el efecto contrario de lo que buscaba la democracia participativa en la Constitución de 1991.

Los electores son el problema en la democracia

El fin justifica los medios y les permite a los políticos utilizar cualquier estrategia si conduce a la obtención del poder, pero esa estrategia se ha concentrado en el pueblo, que en su conjunto ostenta la soberanía y, en uso de ella, elige su forma de gobierno y, consecuentemente, a sus gobernantes.

En Colombia, el electorado se ha tomado como una masa manipulable que se puede comprar debido al apoyo de organizaciones mafiosas, paramilitares y guerrillas, pero el problema de fondo es cómo votan los colombianos: determinan que candidato encarna sus propias ideas o tiene un programa que encuentran mejor que los otros o, por el contrario, asumen una de dos posturas: aquella donde la voluntad del votante es anulada, y vota sin querer hacerlo, o, la otra postura, es cuando el voto es transado por dinero o puestos.

El primer caso se da cuando grupos al margen de la ley son capaces de imponer su voluntad en los votantes y el segundo cuando la persona desea satisfacer necesidades individuales y deja de lado aquello que caracteriza la democracia: la colectividad, entonces  ¿Para que la democracia sea sana todos los votantes deben procurar el interés colectivo?

La democracia como forma de gobierno deja espacio para que cada individuo participe y pueda enfrentar la relación con el Estado como mejor le convenga. La participación en la democracia es un medio con el cual los ciudadanos pueden aportar en la obtención de una meta, un logro y un nuevo proyecto compartido como país. Se debe participar para superar las injusticias y los atropellos, debido a que, la inclusión ciudadana ayuda a avanzar hacia una convivencia pacífica.

Recomendados Libre Pensador

El Espectador – Los problemas de la democracia empiezan por los electores. 

Semana – ¿Qué pasó con la democracia participativa en Colombia? 

UCM.CO –  Los problemas políticos de la democracia en Colombia: algunos apuntes para el análisis. 

El Tiempo – Recrudecimiento del conflicto afectaría comicios de octubre 

Palabras clave: democracia, democracia en Colombia, participación política


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario