¿Es posible que las nuevas generaciones accedan a una pensión para la vejez?

Por Tatiana Borray

9 de octubre de 2017
Imagen: http://www.publicdomainpictures.net/view-image.php?image=44556&picture=old-couple-in-park

En Colombia, las pensiones funcionan bajo dos regímenes con distintas condiciones y beneficios. El ahorro pensional es una obligación para todos los trabajadores, por consiguiente es importante profundizar sobre cuál es el sistema de pensiones que reúne las condiciones que puede ofrecer a los trabajadores un nivel de BEPS al momento de su retiro y que proporciona a la  economía del país  un ahorro interno.

Ley 100 beneficio o perjuicio para los usuarios

La ley 100 propuso eliminar todas las cajas y fondos públicos,  reducir los regímenes especiales y concentrar el sistema en lo que se llamó régimen dual, las Administradoras de Fondos de Pensiones que son instituciones financieras privadas encargadas de administrar los fondos y ahorros de pensiones de las cuentas individuales. Con esto, la reforma al sistema de pensiones no aumentó la cobertura, sino que presentó un proceso de transición del régimen, que se caracterizó por el aumento en el número de afiliados  de las AFP y de la desaparición de las cajas y fondos públicos.

Al contrario, Colpensiones, antes Seguro Social, se creó con el fin de administrar las prestaciones especiales asignadas por las normas legales actuales, el sistema de seguridad social se presenta en el mundo como el mecanismo a través del cual los estados ofrecen a los integrantes de la sociedad parte de las necesidades básicas que aquellos deben suplir. En sus orígenes los sistemas de protección social se legitimaban en la medida en que se buscaban garantizar los derechos fundamentales del hombre, como lo son la salud y el bienestar. Esto ha ido cambiando en los últimos meses, ya que la mentalidad de esta entidad no es buscar el bienestar a futuro de las personas, sino buscar su propio bienestar.

Por esta razón, dicha entidad busca aumentar la edad y número de semanas cotizadas por los empleados, para que cada día sea más difícil llegar al momento esperado:  recibir la pensión. Colpensiones hace esto, con el fin de quedarse con los aportes recibidos y no devolverlos a las personas que ahorran, así se incrementa su capital y sus propios beneficios a costa de los ciudadanos. Existen más de 17 mil personas en el país que han cotizando todo el tiempo hasta la edad de pensión, pero no lograran jubilarse por Colpensiones.  Por ley, no se pueden devolver estos dineros: 22 millones de pesos, en promedio.

BEPS, programa que no respalda a toda la población colombiana

El Estado al revisar esta situación creó una norma que fija la forma de ahorrar para una vejez digna en el decreto 2087 del 17 de octubre de 2014 creando un nuevo modelo de protección para la vejez que son los  (Beneficios Económicos Periódicos) BEPS, funciona como un programa flexible que permite ahorrar de manera individual, independiente, autónoma y voluntaria, con el fin de asegurar una protección para el futuro de la población que reciben ingresos inferiores a un salario mínimo.

El programa BEPS está destinado para población que no alcanza a tener los ingresos suficientes para acceder a una pensión, para esto se requiere hacer parte de los niveles 1, 2 y 3 del Sisbén y ganar un salario inferior. Uno de los beneficios de los BEPS es obtener el pago de una suma de dinero cada dos meses por el resto de su vida, otro es que el gobierno premia ese esfuerzo entregando un subsidio del 20%.  Cabe recordar que si la persona ya está cotizando en Colpensiones,  no puede pasarse a esta alternativa de los BEPS.

 Además, una persona que gane un salario mínimo que ni siquiera le alcanza para sus necesidades básicas mensuales, es difícil que ahorre voluntariamente para su retiro. El Estado ideó los BEPS para que los trabajadores con un salario inferior al mínimo, sí tengan estabilidad en su ahorro. No obstante, es un programa superficial porque no cubre a toda la sociedad y es una salida inapropiada, puesto que su propósito es igual al de la otra entidad pública: erradicar la pensión en Colombia.

En consecuencia, la crisis del sistema pensional en Colombia se ha reconocido por los problemas que se han evidenciado en Colpensiones por la inconformidad de los trabajadores, debido a que al pensionarse no reciben su ahorro, sino excusas del por qué no tienen su dinero.  La idea que se tiene en un futuro es eliminar la pensión, con el fin de no pagar o devolver el dinero que las personas ahorran mensualmente, por eso cada vez aumentan la edad y las semanas que se deben tener cotizadas para pensionarse. Con esta mentalidad se vulnera la dignidad de los trabajadores, ya que no se piensa en el bienestar de ellos en un futuro y la trascendencia que tiene para un país el ahorro para una  vejez segura.

Finalmente, lo ideal sería promover mecanismos de estímulo al ahorro pensional voluntario; es decir, pasarse al régimen privado AFP que garantiza un ahorro confiable y estable y asumir la importancia que tiene un ahorro para la vejez para el bienestar e inversión de la comunidad, con el  fin de que no sea más un interrogante para la población Colombiana si podrá llegar a pensionarse. De no serlo, el futuro para la población adulta mayor sería oscuro.

Recomendados Libre Pensador:

Consultorio Contable – Universidad EAFIT www.eafit.edu.co/escuelas/administracion/consultoriocontable/Documents/Boletin%2020%20Pensiones%20Definitivo.pdf

Pardo, R & Cárdenas, M  – Los BEPS una alternativa para ahorrar para la vejezwww.beps.gov.co/normativa/normas/Conpes156.pdf

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario