El proceso de paz está en apuros: vea lo que dicen los medios nacionales e internacionales

Por Liliana Arias Quinche

28 de mayo de 2015

El proceso de paz que anunció el presidente Santos, el 4 de septiembre de 2012, entre el gobierno de la República de Colombia y el grupo terrorista conocido como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) busca poner fin a la enésima guerra civil que se libra en el país, concretamente la que se inició en 1964. Durante el último mes los diálogos que tratan de finalizar el conflicto más longevo de Sudamérica han sufrido varios reveses importantes, algo que ha hecho eco tanto en la prensa internacional como la nacional.

Lo que dicen los medios colombianos tras los acontecimientos de las últimas semanas

Los diálogos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP que se anunciaron el 4 de septiembre de 2012 y que se han llevado a cabo en Oslo y Cuba, buscan finalizar un conflicto armado que azota Colombia desde que en 1964 se fundaron las FARC. El conflicto armado ha marcado la política nacional reciente y resulta que Colombia ha tenido los procesos de negociación más largos del continente. La longevidad del enfrentamiento es testimonio de la dificultad de llegar a una resolución pacífica que asegure la justicia.

La forma en la que se debe enfrentar a la guerrilla es algo que divide al panorama político en dos bandos principales, uno gobiernista y otro en línea con la oposición Uribista. Tanto es así que existen diversas inclinaciones políticas entre los periódicos. Por un lado, El Colombiano es de conocida inclinación Uribista y el diario La República pertenece al mismo grupo editorial y ambos hicieron un titular alarmante de la noticia, de que según la encuesta Gallup el apoyo al proceso de paz y a la gestión del presidente Santos se han desplomado.

Una prensa nacional polarizada entre pesimismo y aliento

Mientras que el periódico El Tiempo, cuya posición es gobiernista, refleja la información de la encuesta sin llegar a hacer titulares tan negativos. La posición de Fernando Quijano el director de La República, quedó retratada cuando referenció el libro de Nassim Taleb “El Cisne Negro”, para concluir que el proceso no es un cisne negro porque siempre advertimos su fracaso (Quijano 2014). En el pasado, El Espectador ha argumentado que el mal uso del poder por parte del Estado y concretamente el mal uso del estado de excepción generó que se redujese su capacidad para remediar el conflicto y, por lo tanto, ha puesto al Estado en el punto de mira como principal agravante y causante del conflicto. Esta crítica es interesante especialmente si entendemos que no se trata de un medio Uribista y de hecho su director, Fidel Cano, declaró abiertamente en 2007 no estar de acuerdo con el gobierno de Álvaro Uribe. El Espectador también ha hecho eco del derrumbe en el apoyo a los diálogos de paz, así como El País, de Cali, que ha publicado que la mayoría de los caleños piensan que las conversaciones van por mal camino. La encuesta de Gallup fue encomendada y financiada por El Espectador, El País, El Colombiano,  Vanguardia Liberal, además de medios televisivos, radiofónicos y la Universidad Nacional.

Tal y como se puede leer en todos los periódicos de la nación, desde los masivos, ya mencionados, hasta los de menor tirada y regionales como La Opinión, de Cúcuta; El Frente, de Bucaramanga; El Diario de Otún, de Pereira; el Nuevo Día, de Ibagué; El Informador, de Santa Marta; El Diario, del Huila hasta The City Paper mencionan que la insurgencia armada más prolongada de América Latina se cobró su última masacre el pasado 14 de abril. La encuesta es relevante debido al atentado, ya que esta violación del alto el fuego unilateral e indefinido que las FARC habían declarado el pasado 20 de diciembre explica el notorio descenso de apoyo hacia el proceso. Llama la atención que The Bogota Post ni si quiera cubrió la noticia y aunque si lo hiciera The City Paper y Colombia Reports, evidencia la necesidad de más prensa nacional en inglés.

En las regiones: miedo y divisiones

Para huir de la “bogotanización” de las negociaciones es necesario analizar periódicos de gran tirada como El Heraldo, de Barranquilla; El Universal  o Vanguardia Liberal. Tanto el Universal como Vanguardia Liberal publican una entrevista con el director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos revelando que las FARC ya habrían violado la tregua unilateral decretada el año pasado, restándole relevancia al reciente atentado y respaldando la idea de que no es posible que el ataque de las FARC representen un peligro para el proceso de paz que está tan avanzado. El Heraldo no publica esta misma noticia y se refiere a la ruptura en un artículo en el que explica que el defensor del pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, exigió una explicación a las FARC.

Explorando periódicos de menor tirada de Bogotá y Medellín como El Nuevo Siglo o El Mundo encontramos tendencias más marcadas. El periódico El Nuevo Siglo, de ideología conservadora y dirigido por Juan Gabriel Uribe ex-ministro de Santos, pinta un panorama más alentador del proceso citando los apoyos recibidos por parte de Estados Unidos, Brasil, y cita el comunicado de la ONU de que los diálogos deben avanzar rápido. Además de ello, publicó  un artículo sobre cómo la paz permitiría crecimiento de un punto del PIB, aunque admite que tras el atentado se encuentre en un estado muy frágil. Para soportarlo,  publicó una entrevista con el presidente del senado José David Name, un defensor del proceso de paz que admite que este se encuentra en cuidados intensivos.

El periódico antioqueño, El Mundo, de ideología liberal y dirigido por Irene Gaviria hija y hermana de alcaldes, gobernadores y senadores del Partido Liberal, publicó una noticia  en donde se destaca el apoyo de los empresarios de Antioquia por el proceso de paz, en claro contraste con las noticias sobre la encuesta realizada tras el atentado. Se desmarca de su coterráneo El Colombiano publicando una valiosa columna titulada irónicamente “Entonces sigámonos matando” en el que destaca que si bien la encuesta fue seria y minuciosa, sus resultados se deben al reciente atentado y no deben guiar hacia el fin del diálogo ya que, mientras el presidente Santos pierde su imagen, los ciudadanos corren el riesgo de “perder la paz” (González Uribe 2015). Aún a pesar de su importante influencia del Partido Liberal, uno de los importantes defensores del proceso de paz, no niega que el ataque de las FARC haya generado controversia frente al proceso y hace hincapié en la necesidad de establecer un cronograma.

Las rectificaciones del Gobierno cuestionadas

Marcado por el duro golpe que han sufrido los diálogos por el atentado, durante el último mes el gobierno ha producido unas rectificaciones al proceso como la de no negociar el cese bilateral del fuego y que habrá cárcel para los cabecillas de la guerrilla. Con la cobertura de este hecho, se aprecia, de nuevo, la tendencia del principal periódico de Medellín, frente al periódico de mayor circulación de Colombia en la forma de cubrir la noticia de la reciente declaración de apoyo de Uribe a algunas decisiones del proceso de paz. Mientras que El Colombiano publica la noticia con un aura de positividad, El Tiempo cuestiona el sorpresivo apoyo del ex presidente. Tal y como detalla El Heraldo, El Tiempo, El Espectador y El Colombiano la reunión que se celebró a finales de abril entre Álvaro Uribe y el representante del Gobierno, Néstor Humberto Martínez, ha sido la primera entre gobierno y oposición desde que el mismo se inició. Esta concluyó que en el país “no hay enemigos de la paz” como dijo el Ministro de la Presidencia de Santos explicando una interés de convergencia nacional entorno a la paz y de acercamiento a su principal opositor, el Centro Democrático.

En conclusión, me gustaría citar las palabras que escribió Juan Manuel Galán el  diario Magangué Hoy, acerca de la importancia de que “los medios no caigan en la tentación de generar espectáculo con algo tan serio como el proceso de paz o fomentar una polarización ideológica de miedos y desinformación” por lo que merece la pena contrastar la información de El Colombiano o La República con la de El Tiempo al ser los dos caras opuestos. Además, El Espectador nos ofrece una visión objetiva. Además, existen un interesante número de periódicos regionales, como El País, El Universal que nos permiten obtener una visión menos centralista de las noticias.

Recomendados Libre Pensador:

La República – Apoyo a proceso de paz y a gestión de presidente Santos se desploman, según encuesta

El Colombiano – Cae la confianza en el proceso de paz y en la justicia 

El tiempo – apoyo a los diálogos con las Farc cae 17 puntos 

El Espectador – Se derrumba aprobación de gestión de Santos

El Tiempo – Lío de magistrado Pretelt pasa cuenta de cobro a imagen de las cortes 

El tiempo – Uribe, por fa, váyase 

El Colombiano – Uribe muestra apoyo a Santos en decisiones del proceso de paz

El Tiempo – ¿Qué hay detrás del sorpresivo apoyo de Uribe a Santos?

El Nuevo Siglo – “Proceso de paz está en cuidados intensivos”

El Nuevo Siglo – Paz permitiría crecimiento de un punto del PIB

El Nuevo Siglo – Proceso de paz debe avanzar rápido: ONU

El Nuevo Siglo – Obama reiteró apoyo al proceso de paz: Santos

El Nuevo Siglo – Esfuerzos de paz deben continuar: Kerry 

El Nuevo Siglo – Brasil apoya esfuerzos de paz: canciller Vieira

El Mundo – Empresarios de Antioquia reafirmaron hoy a Santos su apoyo al proceso de paz

El Mundo – Entonces sigámonos matando

Magangué Hoy – Proceso de Paz y Periodismo 

El Universal – Ruptura del cese unilateral de las Farc no trae riesgos al proceso de paz

El Heraldo – Defensoría pide a Farc que expliquen ruptura del cese el fuego

Vanguardia Liberal – Ruptura del cese unilateral de las Farc no trae riesgo al proceso de paz

El Heraldo – Ministro de la Presidencia se reúne con Uribe y lo llama “patriota”

El Colombiano – Uribe no es enemigo de la paz: Gobierno Santos

La Opinión – Ataque de las Farc dejó 11 militares muertos en el Cauca

El Frente – Con masacre de 11 soldados FARC acabó con la tregua.

El diario del Otún – Mueren diez militares en un ataque de las Farc

El Nuevo Día – Ataque con explosivos dejó 11 militares muertos en el Cauca

El informador – Diputados honraron memoria de soldados asesinados por la Farc

Diario del Huila – Un soldado huilense, dentro de las víctimas de la masacre en Cauca

The Cyber Paper Bogotá – Santos: “The war we want to end”

Colombia Reports – Cauca in crisis: 5 civilians killed after FARC attack sparks military counteroffensive

Lo que dicen los medios internacionales tras los acontecimientos de las últimas semanas

El proceso de paz que anunció el presidente Santos, el 4 de septiembre de 2012, entre el gobierno de la República de Colombia y el grupo terrorista conocido como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) busca poner fin a la enésima guerra civil que se libra en el país, concretamente la que se inició en 1964. Durante el último mes los diálogos que tratan de finalizar el conflicto más longevo de Sudamérica han sufrido varios reveses importantes, algo que ha hecho eco  en la prensa internacional.

El estatus político de las FARC varía según el gobierno de cada país. Por ejemplo, en los Estados Unidos, Chile, Perú, Canadá, Nueva Zelanda o la Unión Europea se les ha designado el estatus de organización terrorista mientras que hay países que no han querido catalogarles con esta misma calificación, como son Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador, Uruguay o Nicaragua. Tanto es así que existen diversas formas de tratar las noticias sobre las FARC entre los periódicos.

En América latina existe la misma polarización que en Colombia

Oficialmente para Venezuela, siguiendo la iniciativa que lideró Hugo Chávez, las FARC tienen estatus de grupo beligerante y no las considera terroristas. Por ello,  no es de extrañar que el diario Últimas Noticias, de inclinación pro-Chavista y el más vendido del país, (haga) haya hecho  un titular culpando al Estado por el rompimiento del cese del alto al fuego unilateral. Otros medios afines a la oposición anti-Chavista como el Universal o el Nacional no entran a valorar culpabilidades en sus titulares y el primero explica que el bombardeo se realizó poco después de que la guerrilla matase a 11 militares, mientras que el segundo ofrece la perspectiva de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares que denunciaba que nunca existió un alto al fuego en términos reales por la continuada actividad de las FARC.

El diario Tiempo Argentino, afín al gobierno, publica un artículo en el que plantea la pregunta de si la muerte de los 11 soldados en el Cauca fue una cuestión de defensa propia. Este mismo medio toma una línea similar a los que hemos citado de Venezuela, también publicó la noticia del cese del alto al fuego, pero este miró   al gobierno colombiano con un prisma de culpabilidad   e  hizo  eco de la reciente declaración del Consejo de Estado de que las FARC no deberían ser consideradas un grupo terrorista y, por lo tanto, estarían cobijadas por el Derecho Internacional Humanitario. La posición de Pablo Biffi, el editor de la sección El Mundo del diario Clarín de Argentina, ha quedado retratada este mes al escribir que “nadie duda de que el gobierno tiene el derecho de atacar” (Biffi 2015) dejando claro su apoyo a las fuerzas armadas. También aclara que el bombardeo “en el plano bélico, es una clara respuesta a la muerte de los soldados del Cauca y una demostración de que el Ejército está en condiciones de golpear a la guerrilla” (Biffi 2015). Además, el Clarín ofrece una perspectiva sobre el contexto político del país, en el que el apoyo a Santos está en descenso precisamente por los diálogos de paz, mientras que el apoyo a Uribe va in crescendo y  explica el cambio de ministro de defensa  “de un halcón a un empresario conciliador” (Biffi 2015). En definitiva, ofrece una visión en profundidad del proceso de paz muy distinta a la de Tiempo Argentino sin hacer apología del grupo guerrillero en ningún momento.

En la ciudad con más vínculos culturales y económicos con latinoamericana de Estados Unidos, El Nuevo Herald y The Miami Herald, ambos del mismo grupo editorial, reportan el cese explicando que se habían reanudado los bombardeos tras el atentado del Cauca que causó bajas entre el ejército de la república y en la versión en inglés se explica que las FARC nunca habían respetado el alto al fuego.  Desde otra perspectiva, The Wall Street Journal describe el proceso como un “trato endemoniados” al narrar el atentado en el que murieron los 11 soldados explicando que “dicen que no irán a la cárcel por sus atrocidades [y] que no entregarán sus armas“ (O’Grady 2015).

Fuera de América latina: información y compromiso

Fuera de América latina, los principales medios Británicos analizan en profundidad y de una forma relativamente homogénea el proceso de paz. The Guardian, afín al Partido Laborista Británico, plantea la posibilidad de que el apoyo de Estados Unidos al proceso de paz sea clave para “finalizar 5 décadas de guerra civil colombiana” (Brodzinsky 2015) y concretamente la labor del diplomático norteamericano Bernard Aronson para crear un diálogo entre las FARC y el gobierno de los Estados Unidos. The Guardian nos recuerda que el presidente Santos declaró en marzo que “ningún guerrillero [va] a entregar las armas para irse a morir a una cárcel norteamericana” y la importancia de que Estados Unidos suspenda los pedidos de extradición de miembros de las Farc como concesión para lograr la paz. Lo que pasará con los miembros de las FARC en un posible contexto de post-conflicto es un tema de gran importancia para el grupo terrorista y The Guardian ofrece un valioso dato histórico acerca de lo que pasó cuando las FARC había creado un partido izquierdista llamado la Unión Patriótica y unos grupos paramilitares asesinaron a 3000 miembros del mismo al fracasar el proceso de paz de los años 80. Por lo tanto, ofrece una visión histórica y una interesante explicación de la importancia de Estados Unidos desde el punto de vista de las FARC.

Por otro lado, la última noticia sobre Colombia del The Daily Telegraph, afín al Partido Conservador Británico, habla sobre el atentado en el que las FARC asesinó a 11 soldados colombianos, describiéndolo como una “gran violación del compromiso de los rebeldes con un alto al fuego unilateral” y adopta una línea muy crítica con las FARC citando varias opiniones de Álvaro Uribe. Curiosamente, no publica titular alguno sobre la declaración de las FARC de parar el alto al fuego, pero sí menciona a las FARC en un artículo crítico sobre el partido independentista irlandés, Sin Feinn, y el apretón de manos entre Gerry Adams y el Príncipe Carlos que simboliza el final de la guerra entre ambas naciones. El autor de este artículo, el Coronel norirlandés Tim Collins que luchó contra el IRA durante la época de violencia irlandesa, compara las tácticas del grupo terrorista Provisional IRA con las de las FARC explicando que su intención es “convencer a los votantes, especialmente a los más jóvenes, de que el estado fue igual de malo” que el grupo terrorista. A diferencia de The Guardian que describe a las FARC como grupo guerrillero, el Telegraph las describe como grupo terrorista en un lenguaje muy representativo de su posición más dura y conservadora aunque ambos periódicos ofrecen una visión bien documentada y objetiva del proceso de paz.

El portal de noticias de la BBC brinda uno de las más exhaustivas coberturas sobre el proceso de paz con una cronología de los hechos y un vínculo a su reciente artículo titulado “Qué hay en juego en el proceso de paz colombiano” en el que resalta la importancia de que los guerrilleros reciban una penalizaci plicarre a  una paz verdadera y hacer justicia con las victimas. presentativo de su posicimportancia para el grupo terrorista yón adecuada para lograr una paz verdadera y aplicar una justicia que honre a las víctimas. De hecho, en un guiño a la importancia de la justicia en el proceso. Además,  la BBC recientemente publicó un artículo citando a Sergio Jaramillo que explicó que no podría haber una amnistía general para las FARC.

En España: clichés y pesimismo

Por su lado, en España se cubre la noticia en la mayoría de los periódicos. El País, el periódico más leído de España y cercano al partido Socialista Obrero Español, utiliza el símil del enroque en el ajedrez para describir los movimientos realizados por Santos durante el mes. Explica  que el recién nombrado ministro de defensa ha sido escogido por su experiencia pasada en la mesa de negociación y para “hablarles a los militares sobre lo que en Cuba se discute y cómo serán tratados sus pecados dentro de la justicia transicional” (Calderón 2015). El símil va más allá y describe el panorama político de la nación como si fuera una tabla de ajedrez en el que “Pinzón era la Torre amenazada; Santos, el rey vulnerable y sus ministros, la línea de peones, en desorden, obviamente por ganas de ser reyes” y explica que las FARC suspendieron el alto al fuego, pero lo desprestigia al asegurar que “ya estaba roto en la práctica”. Este mismo periódico critica la dedicación de los miembros del gobierno para conseguir la paz asegurando que los que “están llamados a construir el rumbo se dedican a peleas innecesarias mientras la corrupción sigue rampante” a la vez que asegura que “levantarse de la mesa, echar por la borda lo conseguido hasta ahora, se volvería una insensatez mayúscula” (Ramírez 2015). Aseguran que el que “negocia tiene que ceder” y que la mayor concesión “que queda por negociar es el asunto de la impunidad y lo que se ha dado en llamar justicia transitoria“.

Sigue la línea del artículo que publicó el periódico en marzo de 2015 en el que compartía la opinión del diplomático inglés Jonathan Powell de que “la clave del éxito es un liderazgo político fuerte” (Paone, Almodovar & Rodríguez 2015) y que las FARC deben saber que tendrían que pagar una penitencia o un precio por sus hechos. El País, de hecho, asegura que “la violencia como manera de conquistar el poder es cada vez más obsoleta en América Latina” (Ramírez 2015) como una condena implícita de las acciones de las FARC y un espaldarazo a la importancia del proceso de paz.

El segundo periódico más leído a nivel nacional después de El País es El Mundo, un diario de centroderecha liberal que tiene como corresponsal en Colombia a Salud Hernandez-Mora. Este dejó clara su posición contraria a los diálogos explicando que se trata de una paz “donde la cúpula no pisará la cárcel […] donde dirá que sus crímenes están justificados [….] que santificará el que la violencia extrema paga […] donde los terroristas son los pacifistas y quienes los criticamos, uribistas o no, los guerreristas y criminales” (Hernández-Mora 2014). En definitiva, El Mundo ofrece algunos artículos titulados “Nunca habrá paz en el campo” o “Colombia puede nadar en cocaambos críticos con las decisiones del presidente y profundamente crítico con las FARC que además explica que son los responsables, junto al ELN, de que el país ocupe el “segundo puesto en el ranking mundial de países con alto riesgo de minas, por detrás de Afganistán”.

Sin embargo más allá de los artículos que firma Salud para El Mundo, el estilo con el que se cubren las noticias sobre el proceso de paz es muy similar al de El País aunque la describe como “banda terrorista” en su artículo titulado “Las FARC suspenden el alto el fuego unilateral tras un bombardeo del ejército de Colombia” en el que resalta la importancia de tener en cuenta el antecedente de la muerte de los 11 soldados por el cual Santos reanudó los bombardeos. De otro lado, La Razón, de una línea editorial más conservadora que El Mundo, directamente publica una entrevista con el presidente Uribe en la que ofrece su visión del proceso y naturalmente se trata de una visión muy crítica en la que el ex-presidente asegura que “Las FARC apelan a la paz sin renunciar al terrorismo”.

En conclusión, existe un amplio abanico de medios de prensa internacionales de alta calidad, objetivos que ofrecen información valiosa sobre el proceso de paz y merece la pena entender que en América Latina existen medios de prensa cercanos al socialismo del siglo XXI que popularizó Hugo Chávez que podrán hacer apología de las FARC o tratar de ponerles al mismo nivel que el ejército de la República de Colombia. Curiosamente, algunos medios de los países donde las FARC sí son consideradas terroristas se rehúsan a emplear este término pero, en definitiva, ofrecen una documentación exhaustiva y objetiva de los hechos, aunque existen matices acerca de la forma de tratar con la problemática de las FARC dependiendo de tendencia política.

Recomendados El Libre Pensador:

Últimas Noticias – Farc suspenden tregua unilateral por muerte de 26 guerrilleros  (Venezuela)

El Universal – FARC suspenden el alto al fuego unilateral en Colombia (Venezuela)

El Nacional – Las FARC suspendieron cese unilateral del fuego (Venezuela)

Tiempo – Las FARC suspendieron la tregua unilateral tras un ataque mortal (Argentina)

Tiempo – Dictaminan que las FARC no deben ser tomadas como grupo terrorista 

Tiempo – ¿Ataque o defensa de las Farc? 

Clarín – ¿Posible riesgo de golpe por golpe? (Argentina)

The Guardian – The key to ending Colombia’s five-decade civil war could be the US (Gran Bretaña) 

The Telegraph – Colombia resumes airstrikes after Farc kills 11 soldiers in pre-dawn attack  (Estados-Unidos)

The Telegraph – The truth behind the Sinn Fein smiles 

BBC News – Farc suspends truce after Colombia army attack  (Gran Bretaña)

BBC News – Colombia: ‘No blanket amnesty for Farc’ 

BBC News – No habrá “amnistía general” para las FARC 

El País Internacional – Enroque largo a la colombiana (España)

El País Internacional – Santos hace cambios en su gabinete para acelerar la paz con las FARC 

El País Internacional – Santos bajo fuego amigo y el enemigo en La Habana

El País – Si quieres paz, prepárate para la paz (España)

El País Internacional – “El proceso de paz en Colombia ha llegado a un punto de no retorno” 

La Razón – Álvaro Uribe: «Las FARC apelan a la paz sin renunciar al terrorismo»  (España)

El Mundo – Colombia puede nadar en coca (España)

El Mundo – ‘Nunca habrá paz en el campo’ 

El Mundo – Las FARC suspenden el alto al fuego unilateral tras un bombardeo del ejército de Colombia 

El Nuevo Herald – FARC suspenden cese unilateral e indefinido al fuego

El Nuevo Herald – FARC suspenden tregua unilateral tras muerte de 26 guerrilleros  (Estados-Unidos)

Miami Herald – Colombia rebels cancel unilateral cease-fire after army raid (Estados-Unidos)

The Zqll Street Journal – Devilish Dealmaking in Colombia (Estados-Unidos)


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario